3 películas y documentales que inspiran a emprendedores

Repasamos títulos cuyos argumentos sirven para motivar el espíritu emprendedor. Desde un clásico como Ciudadano Kane, pasando por el documental Startup.com, hasta un ineludible en este terreno como El lobo de Wall Street.

Hacia el año 1932, en una entrevista con el medio Harper’s, Thomas Alva Edison, quien patentó más de mil inventos a lo largo de su vida, soltó una reflexión que regaló a la posteridad. “Ninguno de mis inventos llegó por accidente. Encuentro una adversidad que vale la pena examinar, y hago una prueba detrás de otra hasta que resulta. Esto se reduce a un 1% de inspiración y a un 99% de transpiración”. Si tomamos como cierta a esta relación queda, de todas formas, cierto margen para la inspiración al momento de emprender. El universo audiovisual tiene musas interesantes y aquí repasamos algunos ejemplos: un trío de películas disponibles en Netflix, capaces de estimular el espíritu emprendedor.

Cuidadano Kane, de Orson Wells

Mojón de referencia en la historia del cine, esta película de Orson Wells estrenada en el año 1941 no sólo es una gema para los amantes del séptimo arte; también contiene jugosas enseñanzas para los emprendedores. El argumento del filme se inspira en la vida del periodista, político y empresario de medios William Randolph Hearst, quien fue una de las personas más ricas del siglo XX en Estados Unidos. Este hombre trabajó para distintas publicaciones de aquel país, fue senador y director de medios como San Francisco Examiner y Morning Journal; cuando falleció era dueño de cerca de 50 diarios y revistas. Se lo conoce también por ser el precursor de la prensa amarilla, haciendo foco en noticias sensacionalistas e impactantes. Más allá de la calidad del guión, de las imágenes y las actuaciones, esta película de Wells (por cierto ganadora de un premio Oscar al Mejor Guión) nos pone a reflexionar acerca de la ambición de poder y la deshumanización en la que muchos empresarios de altas esferas pueden recaer. Es una buena pintura para pensar cuáles son los elementos que diferencia a un buen jefe de uno que es consumido por el poder. Es además una digna invitación para reflexionar respecto al equilibrio entre la vida profesional y la personal.

Aquí la ficha de Ciudadano Kane en IMdB.
Startup.com, de Jehane Noujaim y Chris Hegedus

Dicen que el fracaso es uno de los mejores maestros, algo que hemos comprobado en esta nota de DonWeb.news, en donde repasamos los tropiezos de compañías de renombre de la industria tecnológica como Google y Facebook. Lo cierto es que este documental que salió a la luz en el año 2001 es una gran muestra de la cara más provechosa de los reveses. Startup.com cuenta el apogeo y decadencia de la empresa govWorks.com, que fue fundada en 1998 y que tuvo una caída estrepitosa dos años más tarde, cuando explotó la burbuja de las puntocom (más detalles de aquellos acontecimientos pueden ser consultados en este video). Con el periplo de esta compañía como hilo conductor, el documental aborda asuntos cardinales para cualquier emprendimiento como la importancia del buen marketing, la relación (y tirantez) entre socios y compañeros de trabajo, el clásico temor de mezclar negocios y amistad, y los inconvenientes que aparecen cuando una compañía tiene un crecimiento vertiginoso, entre otras interesantes temáticas que aborda.

Aquí la ficha de Startup.com en IMdB.
Un clásico, El lobo de Wall Street, de Martin Scorsese

Con cinco nominaciones a los premios Oscar del año 2014, esta película del director neoyorkino se basa en un libro del corredor de bolsa Jordan Belfort, a quien la justica de Estados Unidos declaró culpable por lavado de dinero, manipulación del mercado de valores y otros delitos financieros. Estrenada en 2013 con la consagratoria actuación de Leonardo DiCaprio, la película deja al descubierto asuntos análogos a los que trata la mencionada Ciudadano Kane: los peligros de la ambición desmedida, pero también las virtudes que ayudan a escalar en el mundo de los negocios, como la capacidad de liderazgo y la confianza en las capacidades propias. En buena medida por el éxito del filme de Scorsese, en la actualidad Belfort recorre el mundo brindando conferencias con mensajes inspiradores para emprendedores. Una de sus máximas más repetidas es la siguiente: “La gente que se hace rica toma acciones y van por las oportunidades, no esperan que las oportunidades lleguen a ellos”, asegura el verdadero lobo de Wall Street.

Aquí la ficha de la película en IMdB.