5 lecciones de los cómics y los superhéroes para tu emprendimiento

¿Una simple historieta puede ofrecer enseñanzas a los hombres y mujeres de negocios? ¿Un personaje de la fantasía esconde enseñanzas para el emprendedor? Repasamos algunas lógicas propias del mundo del cómic que pueden ser llevadas al funcionamiento de una empresa.

Seis entre las primeras veinte y cuatro en el top 10. Con un porcentaje el torno al 50 por ciento, los argumentos relacionados al cómic y a los superhéroes se destacan en el listado de las películas más taquilleras en la historia del cine, lo cual da cuenta de un superpoder que excede al mundo de la fantasía: la capacidad de facturar millones.

A la luz de este hecho, no resulta descabellado establecer relaciones entre el universo del cómic y el espíritu emprendedor. En tanto, ¿cuáles son las lecciones que estas historietas y todos sus derivados tienen para ofrecer a los emprendedores en diversos rubros?, ¿qué enseñanzas es posible tomar de los superhéroes a la hora de hacer negocios?

En esta nota de DonWeb.news exploramos 5 lecciones que la pujante industria del cómic ofrece a los que emprenden, desde aquellos que administran un proyecto muy pequeño hasta los que gestionan poderosas compañías. Veamos.

Lección 1: Cuando hay pasión, la ocupación es a tiempo completo

Más allá de las preferencias, en la industria tecnológica hay algunos emprendedores superpoderosos, como Elon Musk y Mark Zuckerberg. Además de ser exitosos, ellos tienen en común que trabajan a destajo. Según se cuenta en esta nota del sitio iProfesional, Zuckerberg lleva siempre una remera gris para no malgastar tiempo en su día escogiendo la ropa que vestirá; y Musk trabaja un promedio de 15 horas al día.

Hay en esta dedicación a tiempo completo una costumbre que se emparenta a la vida de los superhéroes: aunque existan Clark Kent, Bruce Wayne o Peter Parker, ellos jamás dejan de ser Superman, Batman y Spiderman. Esto no implica que haya que descartar la vida familiar y las actividades extra laborales; aunque sí que conviene tener mentalidad emprendedora a tiempo completo. A fin de cuentas, el hecho de no sentir premura por marcharse del lugar de trabajo es un sinónimo de pasión, un sentimiento que siempre es una buena noticia para la buena marcha de una empresa.

Lección 2: La diversificación como bandera

Puestos a hablar del universo del cómic (en este caso no de sus argumentos sino del negocio en sí) reluce una enseñanza semejante a un dicho de abuela, aquello de que no conviene “poner todos los huevos en la misma canasta”. Se trata de la diversificación. Basta observar cómo esta industria no se restringe a sus historietas y a sus películas, sino que ha sabido generar un amplísimo espectro de elementos relacionados al producto central: videojuegos, juguetes, indumentaria, alimentos, aplicaciones móviles, y muchos etcéteras. Una lección que conduce a la evaluación de la importancia de diversificar en el mundo de los negocios, tanto al momento de invertir como en la producción propiamente dicha.

Lección 3: Las alianzas pueden llevarte a la victoria

Volvemos a los argumentos de los cómics. ¡Cuántas veces hemos visto que estos adorados y odiados personajes de ficción generan alianzas, incluso con aquellos que parecían ser enemigos irreconciliables! Ahora sí, más allá de lo argumental, muchas sagas han demostrado que la unión hace a la fuerza, con películas en las cuales aparecen variopintos personajes de Marvel y DC Comics en una misma película, facturando millones.

Llevado al mundo de los negocios, es posible considerar que la cooperación puede ser vista como un válido camino de crecimiento. En este punto (y siguiendo con las analogías) la idea es aprovechar las fortalezas de cada una de las partes para mitigar las debilidades. A fin de cuentas, los crossovers (la relación entre personajes provenientes de historias diversas) es una táctica que también puede ser aplicada al momento de hacer negocios; algo similar a las máximas del cobranding.

Lección 4: Precuelas y secuelas emprendedoras

Cuando parecía que todo estaba dicho acerca de un personaje de ficción, la industria del cómic supo estirar al máximo el alcance del negocio lanzado preculas (argumentos que van temporalmente hacia el pasado), secuelas (hacia hechos futuros) y spin offs (un derivado que surge del producto central). En rigor, en el mundo empresarial se llama “spin off” a las compañías subsidiarias. La propuesta es emular esta estrategia tan exitosa en el negocio de los cómics, evitar dormirse en los laureles y buscar siempre nuevas alternativas para seguir atrayendo clientes.

Lección 5: Diseñar una identidad reconocible

¿Qué persona en este mundo no conoce las características del logo de Superman o el emblema de Batman? ¿Quién es el desprevenido que desconoce las formas y colores de estos logotipos, que se hinchan en sus pechos, que dibujan hasta los niños más pequeños, y que en ocasiones brillan en el cielo y en las publicidades de TV? No cabe dudas: si algo saben hacer los superhéroes es posicionar una marca. Una lección que todo emprendedor debe considerar.

A fin de cuentas, y aunque duela a los que aman la nobleza de los superhéroes, ellos son en buena medida productos. Eso sí: han sabido venderse, quizá como ningún otro en la góndola.