Cinco Distribuciones GNU/Linux Argentinas

Cinco Distribuciones GNU/Linux Argentinas - DattaMagazine

Hemos seleccionado cinco distribuciones creadas por argentinos para presentarles, ya que todas ellas son una muy buena opción para que podamos aprovechar nuestros equipos al máximo de su capacidad, y operarlos en un ambiente estable, seguro y que nos brinda libertad total.

Este artículo fue publicado originalmente en la edición de diciembre de 2009 de DattaMagazine, la revista de tecnología de Dattatec .
Autor: Juan Gutmann – juan.gutmann@dattamagazine.com

En la actualidad, hay más de doscientas distribuciones de GNU/Linux, y el número aumenta día a día, debido a la propia naturaleza de este Sistema Operativo. Al ser libre y de código abierto, quien así lo desee puede crear una versión del mismo partiendo casi “desde cero” o modificar alguna de las distribuciones disponibles para que se adapte mejor a alguna necesidad específica. En la República Argentina existe gente experta tanto en tecnología informática como en desarrollo de software y el fenómeno GNU/Linux no le podía ser ajeno. Es por ello que, en esta ocasión, hemos seleccionado cinco distribuciones creadas por argentinos para presentarles, ya que todas ellas son una muy buena opción para que podamos aprovechar nuestros equipos al máximo de su capacidad, y operarlos en un ambiente estable, seguro y que nos brinda libertad total.

Distribución: CiberLinux
Sitio Web: http://tecnicoslinux.com.ar/ciberlinux/

Esta distribución está dirigida a usuarios que vengan de los S.O. de Microsoft y conozcan poco o nada sobre GNU/Linux. La distribución se basa en Kubuntu, la versión de Ubuntu Linux que incorpora al entorno de escritorio KDE (“K Desktop Environment”), lo que garantiza su madurez y estabilidad. Se encuentra configurada y tematizada para asemejarse lo más posible a Windows XP, y los paquetes que trae preinstalados cumplen dos objetivos: por un lado, proveer al usuario de todo lo que precise para navegar o realizar tareas de oficina, sin necesidad de descargar ni instalar componentes de software adicionales. Por otro, parecerse casi por completo a los programas y utilitarios que los usuarios de Windows están acostumbrados a utilizar para que la transición hacia GNU/Linux les sea lo más sencilla y llevadera posible. Pensado originalmente para su uso en empresas y cibercafés, CiberLinux viene en un LiveDV, lo que implica que puede bootear íntegramente desde el DVD sin requerir instalación previa, y puede usarse sin alterar la configuración de la PC. Otra opción es instalarla definitivamente en el disco rígido, pero atención: en este último caso, la instalación es automática y ocupará la totalidad del disco rígido, desalojando a cualquier otro S.O. que ya se alojara en el equipo. Ocurre que CiberLinux ha sido diseñado para instalarse como único S.O. del equipo, por lo cual no es adecuado para computadoras con “dual boot” y, si nuestra intención es reemplazar otro Sistema por este, debemos tomar la precaución de llevar a cabo una copia de seguridad de nuestros datos críticos antes de proceder a su instalación. Su desarrollador principal, Marco Antonio de Hoyos, ha colaborado con diversos cibercafés de la Ciudad de Buenos Aires para que CiberLinux se transforme en el sistema único con el que trabajan. Para estos fines, se incluye un programa de control de estaciones de trabajo, llamado “cbm”. La última versión estable de CiberLinux es la 1.2, bautizada “Vistoso”, y fue liberada en junio de 2008.

Distribución: Dragora
Sitio Web: http://www.dragora.org/

Dragora GNU/Linux es una de las escasas distribuciones en el mundo que no se basa en otra distro preexistente. Por lo general, la gran mayoría de las nuevas distribuciones toman como punto de partida alguna de las “históricas” (como Slackware o Debian) o de las más importantes en la actualidad (como Ubuntu). El desarrollador líder, Matías Fonzo, decidió realizar esta distro partiendo desde cero, aunque tomando a Slackware como fuente de inspiración, ya que Dragora adopta numerosos conceptos de esta venerable distribución, que es también una de las más antiguas. Entre las características más relevantes de Dragora, se destaca el hecho de que no contiene sofware no libre, lo que le ha valido el reconocimiento y apoyo de la FSF (Free Software Foundation) liderada por Richard Stallman. Al albergar exclusivamente software libre, esta es una de las pocas distribuciones que recomienda la FSF. Otro aspecto fundamental es la incorporación en su filosofía de desarrollo de tres preceptos ampliamente relacionados entre sí: KISS (“Keep it short and simple”, en español “Manténgalo breve y sencillo”), DRY (“Don’t Repeat Yourself”, o “No te Repitas”) y YAGNI (“You aren’t gonna need it”, “No lo vas a necesitar”). Estos conceptos apuntan a desarrollar software liviano y simple, que modularice el código, lo que permite su reutilización y ahorra trabajo, y que no se pierda tiempo en incorporar funcionalidad que, en la gran mayoría de las oportunidades, nunca será utilizada (este último es un pecado en el que incurren varias distros GNU/Linux). Dragora emplea por defecto el entorno de escritorio Xfce, probablemente el más liviano y veloz de su especie, aunque no posee tantas prestaciones como Gnome o KDE, que son alternativas más potentes, pero considerablemente más lentas y costosas en recursos del equipo. Su administrador de paquete permite descargar e instalar tanto binarios optimizados para diferentes tipos de procesadores, como obtener el código fuente de los paquetes de nuestro interés y compilarlo en forma automática de acuerdo a las características de nuestra PC. La primera versión estable de Dragora, la 1.0, fue lanzada en marzo de 2009, tras casi dos años de trabajo en versiones preliminares. Su sencillez y buen desempeño le ha permitido hacerse popular rápidamente no sólo en Sudamérica, sino también en algunos países europeos, como España o Italia.

Distribución: Lihuen
Sitio Web: http://lihuen.info.unlp.edu.ar/

Este Sistema Operativo es un producto del esfuerzo mancomunado de los profesores y alumnos de la Universidad Nacional de La Plata. Inicialmente basado en GNULinEx, una distro española oriunda de Extremadura, actualmente toma como distribución madre a Debian. Aunque por defecto incorpora el entorno de escritorio GNOME, que es parte del proyecto GNU, ha reemplazado algunas de sus aplicaciones acompañantes por otras, como k3b, un excelente paquete de grabación de CDs y DVDs que originalmente es parte de KDE. Lihuen se ofrece en tres versiones: el CD de instalación estándar, un LiveCD y Lihuen Versión Educativa, que incluye una gran cantidad de aplicaciones orientadas a asistir a docentes y estudiantes en los procesos educativos. De hecho, ya que uno de los objetivos es transformar la computadora en una herramienta de aprendizaje y enseñanza, se ha preparado una versión de Lihuen que puede ejecutarse en equipos OLPC (“One Laptop Per Child”), un proyecto para dotar a alumnos de escuelas primarias y a sus maestros con una computadora cada uno, una noble iniciativa que ya han concretado países como Uruguay y Paraguay, mientras que en Argentina todavía brilla por su ausencia. Otra posibilidad interesante de esta distro es que se halla preparada para manejar un aula completa de equipos con Lihuen a través del paquete LTSP (Linux Terminal Server Project), en los cuales un equipo estándar actúa como servidor de terminales (Terminal Server) y equipos “thin client” (PCs antiguas o de escasa potencia que hasta pueden carecer de disco rígido) funcionan como estaciones de trabajo. Lihuen, asimismo, incorpora paquetes para asistir en su uso a personas que sufran discapacidades tanto visuales como motoras. La versión estable más reciente de Lihuen es la 3.01, que vio la luz hace muy pocos días. Se trata de una actualización de Lihuen 3.0, que fuera publicada en abril de este año.

Distribución: Musix
Sitio Web: http://www.musix.org.ar/

Esta distro, iniciada por su actual líder de proyecto, el argentino Marcos Germán Guglielmetti, se encuentra netamente enfocada hacia la producción artística. Consiste en un LiveCD que incluye todo lo indispensable para realizar grabación y edición de sonido, composición musical, diseño gráfico y edición de video. Además, contiene paquetes de software que le permiten constituirse en una valiosa herramienta de enseñanza en cualquiera de estas disciplinas. Por supuesto, es posible instalarlo de manera permanente en el equipo y es capaz de coexistir con otros Sistemas Operativos sin ningún inconveniente. Todos los paquetes de software que la integran son 100% libres, lo que le ha valido el apoyo de la FSF y su inclusión en la lista de distribuciones GNU/Linux recomendadas por la Fundación. Desarrollada a partir de Knoppix, una de las primeras distros en emplear la tecnología de LiveCD (y, probablemente, la más conocida), Musix se servía, en las primeras versiones, de KDE como entorno de escritorio. Sin embargo, en las últimas versiones viene por defecto con IceWM, un administrador de ventanas sencillo y poco demandante de recursos, aunque igualmente muy flexible. Naturalmente, quienes así lo deseen pueden usarlo con otros entornos (como el mismo KDE) o Window Managers, contándose entre estos últimos Fluxbox y Openbox como elecciones populares entre los usuarios de Musix. Esta es una de las distros argentinas más antiguas y con más tiempo de trabajo dedicado a ella, ya que su primera versión data del año 2005. Desde aquel entonces, ha recorrido un largo camino y se ha formado una vasta comunidad de usuarios a su alrededor, principalmente músicos de todo el mundo. Es así como entre los desarrolladores actuales se encuentran argentinos, uruguayos, brasileños y estadounidenses, y existe documentación e información de soporte en tres idiomas: español, inglés y portugués. Tanto los desarrolladores como los usuarios disponen de diversos canales de comunicación para compartir sus inquietudes y ayudarse mutuamente: un foro, un canal de chat en la red de IRC Freenode (una red de servidores de chat especializada en todo lo que tenga que ver con software libre) y listas de correo. La última versión estable es la 1.0 R2R5, publicada en agosto del 2008, y ya se halla en un estado avanzado de desarrollo la versión 2.0, habiéndose liberado la primera Beta en mayo del presente año.

Distribución: Ututo
Sitio Web: http://www.ututo.org/

Ututo es una distribución pionera en múltiples aspectos. Es, probablemente, la primera distro hecha en Argentina, que comenzó su desarrollo en el año 2000, cuando fue creada por el profesor Daniel Saravia, de la Universidad Nacional de Salta, para ayudar a sus estudiantes en una maestría sobre energía solar. De allí vino su nombre, ya que con el término “Ututo” se conoce a una variedad de lagartija muy común en algunas provincias argentinas del norte, a la que le agrada especialmente descansar sobre las piedras a la luz del sol. También fue pionera en implementar la tecnología de LiveCD, y es la primera distribución de GNU/Linux reconocida y recomendada por la FSF, dado que, hasta su debut, ninguna estaba integrada 100% por software libre. Aun más, era la distro preferida por la FSF hasta hace muy poco tiempo, cuando se publicó gNewSense, una distribución GNU/Linux desarrollada por la misma FSF en base a Ubuntu. En 2004, el ingeniero Daniel Olivera y un equipo de colaboradores tomaron la posta y, a partir de allí, empezó a popularizarse cada vez más. Incluso, en el año 2006, el Proyecto Ututo fue declarado de Interés Nacional por la Honorable Cámara de Diputados de la Nación Argentina. Basada en Gentoo, una distribución para usuarios avanzados, que compila todos sus paquetes a partir del código fuente, perfeccionándolos para correr con la mejor performance factible en cada PC, tomó de su distribución base el concepto de alto poder de configuración y optimización. Ututo cuenta con sus propios repositorios, en los que se alojan una multitud de paquetes de software de todo tipo, tanto en formato compilable (al estilo “Portage” de Gentoo) como también en binarios ya compilados de los paquetes para distintas arquitecturas. Del mismo modo que Gentoo, no dispone de un entorno gráfico instalado por defecto, sino que puede trabajar con cualquiera de ellos, ya sea con entornos de escritorio completos, como GNOME, KDE o Xfce, o con administradores de ventanas más ligeros, como IceWM. Ututo, sin dudas, es la distro argentina más madura y, por ende, la más popular y reconocida, producto del esfuerzo de una multitud de desarrolladores y de la colaboración de una gran cantidad de usuarios de todo el planeta a lo largo de casi diez años. La última versión estable de Ututo es la XS 2009, lanzada en abril de 2009, y ya hay varias betas de la próxima versión, XS 2010.

TODOS PARA UNO

Como vemos, la oferta es diversa y de una calidad que sorprende. Aunque estas distribuciones apuntan a diferentes objetivos, en todos los casos el gran beneficiado es, principalmente, uno: el usuario, que puede disfrutar de lo último en las tecnología de desarrollo que ofrece el universo del software libre. Sin olvidarnos de la ventaja que implica contar con grandes comunidades que comparten idioma y cultura con quien va a usar el Sistema Operativo, y que están dispuestas a asistirlo en su aprendizaje y uso cotidiano de estas versiones de GNU/Linux. Cada una de estas distros poseen grupos de apoyo para este fin, ya sea a través del propio sitio web oficial o de otras alternativas como wikis, canales de chat, listas de correo y foros. La participación de los usuarios en estas comunidades resulta, también, conveniente para las distribuciones, dado que lo más habitual es que quienes se sirven de ellas se comprometan a participar en su optimización, por medio de reporte de bugs, haciendo sugerencias o críticas constructivas, asistiendo a otras personas, elaborando documentación e involucrándose en el desarrollo. Es necesario, asimismo, destacar la importancia que se ha asignado en algunos de estos proyectos a brindar una libertad absoluta al propietario del equipo, mediante la negativa a emplear paquetes o controladores no libres. Este hecho es menos común en el ámbito GNU/Linux de lo que debería ser, pero, afortunadamente, en varios casos se ha cumplido, lo que les ha valido el reconocimiento de la Free Software Foundation a proyectos como Dragora y Ututo. Invitamos a nuestros lectores a probar estas distribuciones hechas en Sudamérica y usadas en todo el mundo, y esperamos que, además de adoptarlas, contribuyan de alguna manera a su mejora y su crecimiento, lo que, en definitiva, redunda en beneficios para toda la comunidad informática de nuestro planeta.

Encontrá más artículos de Juan Gutmann en DattaMagazine.com!