Comercio electrónico: Las claves para vender en línea

Desde la trascendencia de los dispositivos móviles, pasando por los alcances de la Inteligencia Artificial, hasta la generación de experiencias personales. Repasamos las más eficientes maniobras para vigorizar tu canal de venta en línea en los tiempos que corren.

No es requisito disponer de la monumental maquinaria de Amazon para vender en canales online. Siguiendo consideraciones de expertos en comercio electrónico que repasadas en este artículo de Forbes, una de las tendencias del sector para 2018 es la creciente participación de profesionales independientes, considerando que a lo largo de toda la historia del comercio nunca fue tan fácil abrir un negocio y vender sin el apoyo de grandes empresas.

Por lo demás, las estadísticas del e-commerce a nivel mundial reflejan datos que sin dudas son alentadores: 1.600 millones de usuarios compraron alguna vez en Internet, horda que gastó más de 2 mil millones de dólares, una cifra que se duplicaría hacia el año 2020. Sólo en Estados Unidos se evidencia un crecimiento año a año del comercio electrónico en torno al 23 por ciento. Además, un estudio reveló que los usuarios van directo al grano cuando tienen intenciones de comprar, indicando que más del 40 por ciento de las visitas previas a la compra se atribuye a tráfico directo, cerca del 40 por ciento proviene de buscadores, apenas del 8 por ciento es tráfico de referencia (o sea, que llegan desde otra fuente, como enlaces en otros sitios), y otro 9 por ciento es repartido por tráfico pagado y proveniente de redes sociales.

Estos datos son útiles para avanzar al examen de las tendencias al interior del comercio electrónico en 2018 y los años que siguen. Veamos.

– Respeto real por los usuarios móviles: No importa si la mayor cantidad de compradores proviene de equipos de escritorio o si acceden desde móviles; de lo que no cabe duda es que son cada vez más los que compran desde su smartphone o tablet, tendencia que se extenderá en los años que siguen. Aunque pueda ser una verdad de perogrullo, hay que volver a subrayar cuán fundamental e imprescindible es que una tienda en línea esté optimizada para móviles, ofreciendo una experiencia confortable para comprar desde pantallas pequeñas y sin un mouse. Es cierto que muchas tiendas (por no decir todas) tienen un diseño responsivo, ¿pero esto implica además que comprar desde una pantalla de 5 pulgadas es un proceso sencillo?

Asistentes virtuales, chatbots y otros encantos de la Inteligencia Artificial: Entre los datos divulgados en esta nota, hay uno que provoca que nuestras antenas se levanten: el 40 por ciento de los millennials utiliza asistentes de voz para hacer compras, y se espera que dentro de dos años el porcentaje llegue al 50 por ciento. En este punto es preciso señalar la creciente penetración de los chatbots de atención al cliente; un informe de Business Insider indicó que el 80 por ciento de las compañías relevadas espera contar con su propio autómata en 2020, mientras que cerca del 70 por ciento de los clientes encuestados dijo haber dialogado con un chatbot de soporte al cliente durante el último año. Sin dudas, la Inteligencia Artificial será protagonista en el sector del comercio electrónico, y los vendedores en línea tienen que estar atentos a este avance.

– Experiencias personales: Los expertos del sector coinciden en que una de las claves para vender por Internet es profundizar la personalización de la experiencia de los usuarios a la hora de comprar. De acuerdo a Jimmy Duvall, jefe de producto en BigCommerce, “durante este año es probable que los consumidores opten cada vez más por comprar en tiendas y marcas que demuestren la importancia de sus clientes en todas las facetas del negocio, desde el marketing personalizado y orientado al cliente, hasta políticas de envío y ‘devoluciones amigables’ para los compradores”.

– El contenido sigue siendo relevante… y seguirá siéndolo: Hay un consenso generalizado en este punto: si bien son cardinales las experiencias provistas por autómatas (chatbots, asistentes virtuales, y demás desprendimiento de la IA), la generación de contenido en torno al e-commerce seguirá siendo importante. En este orden, muchos apuntan a que muchas marcas se enfocarán en la creación de videos para la promoción.

– Al ritmo de Amazon: Decíamos al iniciar este repaso que no es una condición disponer de la gigantesca maquinaria de Amazon para vender productos online. Sin embargo hay que decir que los avances de la compañía estadounidense marcan el pulso del sector. Un interesante ejemplo: la firma de Jeff Bezos podría implementar en el futuro un sistema para vender ropa mediante un probador virtual.

Tal como cuentan en esta nota, se trata de un espejo que permite al comprador probarse la ropa en forma virtual, sin tener que salir de su casa. ¿Será esta tecnología un estándar a la hora de vender indumentaria por Internet, acaso en el 2025? Sí, por el momento se trata sólo una idea de Amazon. Pero sirve para dar cuenta la forma es la cual el líder de este segmento determina la huella por la que avanzan los muchos vendedores independientes que conforman este mundillo en pleno crecimiento