Dragora 2.1: del norte argentino, para todo el mundo

Dragora 2.1: del norte argentino, para todo el mundo

Se publicó la nueva versión de esta interesante distro GNU/Linux originada en el norte de nuestro país.

Transcurrido algo más de un año desde la liberación de la última versión estable de Dragora, la 1.1 (nombre clave “stargazer”), el 31 de diciembre de 2010 fue lanzada la nueva versión final de esta distribución GNU+Linux de reconocimiento internacional, que se destaca no sólo de otras distros nacionales sino también de aquellas creadas en otros países, por ser de las pocas distros escritas 100% desde cero, sin basarse en alguna de las principales distribuciones del mercado (aunque tomando Slackware como “fuente de inspiración”) y, al mismo tiempo, incorporar únicamente soft libre, inclusive en el Kernel, lo que le ha valido la recomendación de la Free Software Foundation, el organismo liderado por el venerable Richard Stallman, encargado de difundir el software libre y de código abierto. En este proyecto, liderado por el desarrollador santiagueño Matías Fonzo, se han añadido muchas novedades desde que compartiéramos con nuestros lectores una breve reseña desde estas páginas, en DattaMagazine #15. En esta oportunidad, entonces, analizamos en detalle todo lo que Dragora 2.1 (nombre clave “dio”) tiene para ofrecer.

AÑO NUEVO, VERSIÓN NUEVA
Los primeros días del último mes de 2010, con la aparición de Dragora 2.1 RC 1 (Release Candidate, “candidata para el lanzamiento”), se hizo evidente que la llegada de la versión final era inminente. El desarrollador principal trabajó duro para que junto con el nuevo año estuviera lista la versión estable, cuya publicación tuvo repercursión en importantes portales dedicados al software libre en general (como FreshMeat.net) y a los Sistemas Operativos de código abierto en particular (DistroWatch.com). Entre los múltiples cambios que podemos mencionar en Dragora dio, probablemente el más relevante sea la incorporación de una nueva arquitectura sobre la cual puede ejecutarse. Ahora podemos obtener Dragora en ediciones tanto para procesadores de 32 bits como de 64 bits. Asimismo cabe destacar la implementación de Runit, un reemplazo para sysvinit y otros tipos de sistemas de inicio; en otras palabras, es el programa encargado de llevar a cabo el arranque y cierre del sistema. Las ventajas de Runit sobre el tradicional sysvinit es que Runit es capaz de realizar el seguimiento sobre la ejecución de cada uno de los demonios o servicios lanzados, además de poder correrlos en paralelo. Por otro lado, suma mejoras en el nivel de seguridad en el cual se ejecutan los servicios iniciados, lo que deriva en un grado mayor de solidez del Sistema Operativo en su totalidad. Otros cambios y novedades ya abarcan detalles más técnicos, como la implementación de un nuevo sistema de administración de paquetes llamado “pkg” en reemplazo de los comandos “dragin” y “dragout” (herramientas para instalar y remover paquetes), y el cambio del árbol de jerarquía del sistema de archivos, modificándolo para simplificarlo y consolidar directorios con archivos afines. La descripción de la nueva estructura del árbol de directorios puede encontrarse en el sitio oficial de Dragora, [http://www.dragora.org/], que está actualmente en etapa de rediseño y traducción, para incluir todo lo respectivo a esta nueva versión.

DESCARGA DE DRAGORA 2.1
Debido a la reciente aparición de la nueva versión estable, todavía no se encuentra replicada en todos los mirrors. Pueden encontrarla en todas sus versiones y arquitecturas en la dirección [http://dragora.hamann.com.ar/], o bien descargar la 2.1 en [http://dragorastorage.usla.org.ar/Dragora-2.1/dragora-2.1-i486.iso] (32 bits) y [http://dragorastorage.usla.org.ar/Dragora-2.1/dragora-2.1-x86_64.iso] (64 bits). Cabe destacar que todas las ISO son CD de instalación tradicionales. No son LiveCD, por lo cual si desean probar Dragora sin modificar la configuración de sus equipos, es aconsejable hacerlo sobre algún tipo de máquina virtual (VM). Les aconsejamos, en este caso, optar por VirtualBox, un excelente software de virtualización libre, gratuito y de código abierto, originalmente desarrollado por la empresa Sun y actualmente bajo la órbita de Oracle, el gigante de las bases de datos. VirtualBox puede conseguirse en [http://www.virtualbox.org/wiki/Downloads]. Si ya poseen VirtualBox, pueden encontrar algún problema al instalar Dragora sobre VirtualBox 3 o versiones anteriores, por lo cual les aconsejamos hacer el “upgrade” a VirtualBox 4, con el cual Dragora 2.1 funciona a la perfección, aunque es necesaria la instalación de las “VirtualBox Guest Additions” para lograr una resolución superior a 800×600.

INSTALACIÓN
Luego de bootear el equipo con la ISO de instalación, podemos optar por comenzar el proceso de setup con dos variantes distintas del núcleo Linux: una pensada para procesadores basados en la familia Intel x486 y otra para equipos más modernos, con CPU Pentium o superiores, que incluye soporte para equipos con más de un procesador. Después de hecha la respectiva elección, podemos lanzar el instalador con el comando “setup”. El instalador sigue trabajando en modo texto, pero, de todas formas, es sencillo de utilizar y algo más amigable que en ediciones anteriores, aunque todavía requiere que el particionado del disco rígido se realice de manera manual, a través de los programas fdisk o cfdisk. Esta resulta ser una tarea que si bien no es nada complicada, precisa de algunos conocimientos técnicos para poder llevarla adelante sin riesgos para la integridad de los datos preexistentes en el equipo. Una gran ventaja del nuevo instalador es que posibilita evitar la creación de la tradicional partición para la memoria virtual (swap), habilitando en su lugar el empleo de un archivo de intercambio, de un modo similar a lo que ocurre en otros S.O., como los de la familia Windows. Esto allanará el camino a los usuarios que ya tengan tres particiones primarias en su disco rígido, permitiendo la instalación de Dragora en una única partición. Claro está que quienes deseen crear una partición dedicada para el swap pueden hacerlo sin inconvenientes. Al momento de formatear la o las particiones destinadas a contener el S.O. propiamente dicho, podemos optar por diversos sistemas de archivos: ext3, ext4 y jfs (este último, creado por IBM) son filesystems modernos, que agregan “journaling” y, por ende, son considerablemente más seguros a la hora de evitar pérdidas de datos. También puede optarse por xfs, un sistemas de archivos de alta performance desarrollado por Silicon Graphics, Inc, o por ext2, el históricamente tradicional en el mundo GNU/Linux, que aunque posee menos “overhead” sobre la performance del equipo, especialmente en PC algo veteranas, es más primitivo y, en consecuencia, más propenso a la corrupción de datos ante un “crash” lógico.

PAQUETES DEL SISTEMA
Una vez terminadas las operaciones relativas al particionado y formateo de archivos, proseguimos con el copiado de los paquetes a instalar, el cual puede realizarse desde el CD, o bien desde otro medio físico más veloz (como un disco rígido) previamente montado, para optimizar los tiempos de instalación. En este paso vamos a seleccionar las series de paquetes de software a instalar (aunque en modo experto es posible realizar la elección individualmente, paquete por paquete) entre los siguientes: Sistema Base, Compiladores y Debuggers, Editor Emacs (el célebre y poderoso editor de programación escrito por Richard Stallman), Java (que contiene lo indispensable tanto para escribir como para ejecuitar programas escritos en este lenguaje), Kernel (que comprende las imágenes, headers y módulos del Kernel Linux-Libre 2.6), Librerías del sistema, Aplicaciones y librerías multimedia, Módulos (imprescindibles para el desarrollo de software en diversos lenguajes), Soporte para trabajo en red, Soporte de Impresión, Soporte para scanners, Herramientas del Sistema, y Librerías, aplicaciones, administradores de ventanas y el servidor Xorg necesarios para ejecutar el entorno gráfico. Es aconsejable para los usuarios menos expertos incluir todos los grupos, ya que excluir algunos de ellos (como Sistema Base o Kernel) podría ser problemático. Finalizada esta selección, se inicia la copia de los paquetes elegidos, lo cual lleva unos minutos.

BOOTLOADER, SUPERUSER, SERVICIOS Y DEMONIOS
Una vez instalados todos los paquetes, debemos elegir el bootloader que vamos a usar. Se trata del programa que se ocupa de cargar el Sistema Operativo, y, en la situación de que tengamos varios S.O. instalados en la máquina, nos permite elegir con cual de ellos deseamos iniciar el equipo. Dragora nos da la posibilidad de optar por LILO (Linux Loader) o GRUB (Grand Unified Bootloader), el boot manager del Proyecto GNU. El primero de ellos es algo antiguo y obsoleto, por lo que claramente GRUB es una opción muy superior, pero, de todas maneras, quienes estén acostumbrados a trabajar con LILO pueden optar por él. Luego se nos ofrece la oportunidad de cambiar el nombre del superusuario (root) por otro de nuestro gusto y establecer la contraseña del mismo. A continuación, seleccionar los demonios que nuestro sistema va a ejecutar: ejecución de trabajos programados, servidores de red e impresión, administrador de discos en RAID, logs (registros) del sistema, servidores de sonido, etc. Si queremos que el equipo se inicie en modo gráfico, aquí es indispensable seleccionar el demonio xdm (X Display Manager). También debemos escoger los servicios que correrán en segundo plano, casi todos optativos: soporte para Bluetooth, FUSE (“File System in User Space”), HALD (monitoreo de periféricos), MessageBus y PCMCIA (necesario sólo para Notebooks que soporten este tipo de placas). Ya casi concluyendo la instalación, elegimos el entorno gráfico con el que vamos a trabajar entre Xfce, un entorno de escritorio de excelente desempeño y escaso consumo de recursos, aunque no tan completo y poderoso como los más populares GNOME o KDE, o bien dos administradores de ventanas más sencillos: IceWM, más similar al entorno gráfico clásico de Windows 2000 o XP, o el super-minimalista ScrotWM, un “tiling Window Manager”, que dispone las ventanas en forma de mosaico, en un enfoque poco tradicional pero que cada vez tiene más adeptos. Si una vez instalado Dragora decidimos cambiar nuestra elección inicial del entorno gráfico, es factible hacerlo simplemente empleando la herramienta “wmconfig” disponible a tal efecto. Terminamos seleccionando la localización (para los usuarios de Windows, es equivalente a la “Configuración Regional”), el sistema horario a emplear (“Local” o “UTC”) y la zona horaria que corresponda a nuestro lugar de residencia. El instalador nos invita a reiniciar el equipo con el “saludo de los tres dedos” (CTRL-ALT-DEL) y ya podemos empezar a trabajar con Dragora 2.1.

SOFTWARE INCLUIDO POR DEFECTO
Entre muchos otros paquetes que integran la instalación estándar de Dragora 2.1, podemos mencionar los siguientes: Kernel: Linux-libre 2.6.34.7. Herramientas de desarrollo: el compilador GCC 4.5.1 y su librería estándar Glibc 2.12.1+, los lenguajes Tcl/Tk, Clisp, Lua, Python (2.6) y Ruby, los editores Emacs, Guile y GVim, y los sistemas de control de versiones Git, Mercurial, Subversion y Bazaar. Multimedia: las librerías y servidores de sonido PulseAudio, OpenAL y ALSA, los códecs para audio y video OGG Vorbis, FFmpeg y GStreamer, el software de grabación de CD/DVD Xfburn, y los reproductores multimedia Parole, Xine y Exaile. Internet: el navegador IceCat (versión 100% libre de Mozilla Firefox) con soporte para FLASH preinstalado, el cliente de correo Claws Mail, el multimensajero instantáneo Pidgin, el cliente de IRC X-chat, el webproxy/cache Polipo, el sistema de navegación anónima y segura TOR (The Onion Router) y el cliente de FTP gFTP. Utilidades varias: el administrador/navegador de archivos Thunar, el manager de compresión Squeeze, el editor de imágenes y fotografías GIMP, el visor de imágenes Ristretto, el editor sencillo estilo “Bloc de Notas” Mousepad, y el visor de PDF ePDFViewer. Para los usuarios de redes Wi-fi, se incluye el práctico administrador de conexiones inalámbricas Wicd.

CONCLUSIONES
Dragora 2.1 es una versión optimizada y más madura de una distribución ya de por sí flexible y poderosa, orientada hacia usuarios con experiencia previa en el mundo GNU/Linux y a desarrolladores interesados en profundizar sus conocimientos sobre el funcionamiento y arquitectura de esta familia de Sistemas Operativos Libres. Al no contar aún con un repositorio de software adicional ya preparado para correr en Dragora tan grande como los de las distros más populares (como Debian o Ubuntu), la obtención e instalación de software no es tan sencilla como para ser accesible para usuarios neófitos en el mundo del software libre. Sin embargo, tampoco es una distribución tan compleja y exigente como Gentoo Linux, que cubrimos hace poco en estas páginas, y cuenta con una activa comunidad preparada para ayudar a los nuevos usuarios a llevar a buen puerto cualquier empresa que emprendan con esta interesante distribución. Además de las listas de correo, a las que se puede acceder desde la web oficial, pueden ingresar al canal de chat IRC, ubicado en el servidor IRC.FREENODE.NET, canal #Dragora, para lo cual es necesario un cliente IRC, o también es factible chatear directamente desde el navegador accediendo a la URL [http://webchat.freenode.net/?channels=dragora]. Seguramente el nuevo release ayudará a acrecentar la popularidad de la distro, ya de por sí es una de las distros argentinas más reconocidas, no solamente en nuestro país, sino también en otros países, como Estados Unidos, Alemania, España o Italia. Por cierto, el proyecto necesita de voluntarios que aporten su granito de arena para realizar distintos trabajos: testear, documentar, traducir a otros idiomas y desarrollar son algunas de las tareas en las que quien desee colaborar puede participar, contactándose con sus desarrolladores a través del sitio web oficial. Ya de por sí, el descargarla, usarla y difundirla entre nuestros conocidos es una forma de ayudar a su mejora y crecimiento. También es oportuno destacar el exhaustivo trabajo intelectual puesto en la realización de la distribución, por lo que creemos oportuno el apoyo o la colaboración económica de acuerdo a las posibilidades de cada usuario, para que continue enriqueciéndose este loable proyecto. Cualquiera sea la forma en la que deseen realizar su aporte, encontrarán la información necesaria en la página [http://www.dragora.org/wiki/informacion_general:ayuda_al_proyecto].
Juan Gutmann
juan.gutmann@dattamagazine.com

Este artículo pertenece a la edición de febrero de 2011 de DattaMagazine. Podés leerlo en su versión original en http://dattamagazine.com/febrero-2011/