El curioso caso de los dominios numéricos

Hace no mucho fueron valorados los dominios compuestos únicamente por números, en tiempos en los cuales los teléfonos móviles exigían escribir con teclas numéricas. Además, supersticiones que se tradujeron en registros de dominios con más de 60 cifras.

A continuación de www. y antes del .com (o del .org, .edu, .gov, .news, etcétera) estamos acostumbrados a la presencia de letras, por lo general el nombre de una publicación o compañía. Sin embargo, hace no muchos años tuvieron cierta notoriedad las URLs solamente numéricas, una modalidad casi en desuso arrastrada al olvido por la vertiginosa industria móvil. ¿Cuál es la utilidad de un dominio del tipo 466453.com? ¿Y cuál es su vínculo con la telefonía? Finalmente, ¿de qué soga se sostienen estas URLs para sobrevivir?

Un ojo bien atento será capaz de descubrir la relación: 466453 es una combinación de números que, en base a las letras agrupadas en un teclado numérico, se traduce en “Google”. En rigor, a comienzos del año 2000 el gigante de Mountain View había comprado el dominio www.466453.com. Por entonces, aún restaban más de siete años para que el primer iPhone de Apple comience a revolucionar el negocio móvil y, así, la mayoría de los teléfonos móviles disponía de un teclado numérico, del 0 al 9, junto con otras pocas teclas adicionales. Muchos lo recordarán: para enviar un mensaje de texto, incluso uno breve, era necesaria una destreza que hoy resulta insólita. Lo mismo para escribir una dirección web, más allá del por entonces aún poco vínculo entre los teléfonos y la navegación.

La industria móvil hoy es otra y, de hecho, el clic en www.466543.com conduce al clásico error 404. La misma suerte han corrido muchos de los dominios numéricos que alguna vez fueron famosos, y que con la desaparición de los celulares básicos (más allá de alguna remake, como el nuevo Nokia 3310) han ido a parar al tacho. Sin embargo, aún se mantienen en pie y con éxito muchas URLs sólo numéricas, como el caso de un casino que opera desde el sitio www.888.com. Ahora bien, hay un hecho realmente curioso que es reseñado por el sitio 3character.com: que los dominios con formato NNN.com (la letra “N” corresponde a “número”) no sólo se han agotado hace tiempo sino que son más valorados que los compuestos por tres letras (LLL.com).

“La valuación de nombres de dominio siempre ha sido una tarea difícil, y a menudo es sorprendente ver las grandes diferencias en las valoraciones sugeridas de una fuente a otra. Dicho esto, los dominios de 3 caracteres son algo únicos en el sentido de que se pueden valorar con más precisión”, explican en la mencionada fuente, dando cuenta del método aplicado para arribar a la mencionada conclusión.

En el particular universo de los dominios numéricos resulta insoslayable mencionar el caso del mercado chino, un país en el cual se evidencia una fuerte relación entre las cifras y la fortuna, la buena y la mala. De hecho, son muchos los fabricantes de aquel país que deciden saltear el 4 en la denominación de sus productos, pues aquel número es asociado a la mala suerte y a la muerte.

Por mencionar solamente un ejemplo, OnePlus paso de los smartphones 3 y 3T directamente al OnePlus 5. HMD Global, nuevo dueño de los derechos de Nokia, hizo lo propio cuando en el Congreso Mundial de Móviles 2017 lanzó el Nokia 3, el Nokia 5 y el Nokia 6; la ausencia del 4 no es casual. Más casos de “fobias” en la industria móvil pueden ser consultados en esta nota.

Pero retomando la temática de este repaso, en China son populares muchos dominios compuestos únicamente por números. Algunas páginas como www.163.com o www.51.com cuentan con millones de visitas cada mes. Y tal como cuentan en este repaso, la obsesión por el número 8, cifra muy apreciada en China, tuvo su punto álgido cuando un comprador pagó una alta cifra para hacerse de  una URL compuesta por 64 números 8 seguidos. El dato no es aislado: hace no mucho tiempo, una aerolínea de aquel país pagó 250 mil euros para ser dueña del número de atención al cliente 88888888.