El ecommerce puso de moda la venta de indumentaria online

Zapatos, carteras, camisas y hasta ropa interior se puede comprar con un click en el mouse. Veamos cómo estas tiendas online aprovechan la tendencia del comercio electrónico y resuelven inconvenientes como talles, colores, calce de ropa y hasta devolución de productos.

No existe mujer en el mundo que pueda resistirse al menos a girar la mirada si pasa frente a una vidriera, aún cuando el tiempo apremia o si vamos con la mente ocupada en mil cosas al mismo tiempo, nada detiene la relación entre la moda y las mujeres, aunque claro, no hay por qué dejar de lado a los hombres que también se sientan incluidos en el tema.

Si a todos cuantos se sientan identificados les aseguramos que tienen la posibilidad de mirar vidrieras sin límites de tiempo, sin moverse de su casa y sin sacar ampollas en los pies, incluso pueden ver las vidrieras de primerísimas marcas aún cuando van camino al trabajo o de forma interrumpida en cada rato libre. Todo esto es posible gracias a Internet y a los dispositivos cada vez más adaptados a la era de la conectividad.

Con estos dos soportes, lo único que faltaba era que las tiendas empiecen a diseñar las pasarelas online y aunque esta opción existe desde hace más de una década, en algunos países de Latinoamérica como Chile, Argentina y Uruguay el estallido del ecommerce está experimentando su gran momento entre el año pasado y el actual.

Con eventos como el Cybermonday localizado en cada país o el HotSale! las empresas locales comenzaron a entender la importancia de tener una plataforma online de comercio electrónico, o en su defecto, de participar de una grupal como el caso de Dafiti o Netshoes que, junto a los sitios de ventas por subasta de productos nuevos y usados recibieron de manos abiertas el gran flujo de ventas provocadas por la sincronización entre la sofisticación de los dispositivos y las posibilidades de conectividad.

El secreto del éxito

Aún cuando todas las condiciones están dadas para que el comercio electrónico funcione, si una marca no tiene planteado un buen ecosistema online que propicie las ventas por esta vía el resultado puede ser nulo. Cierto es que a muchas nos gustan ver vidrieras, pero eso no significa que podamos o queramos comprar.

En este sentido, las empresas han tenido que encontrar la veta del márketing online y no sólo para promocionarse y posicionarse como marca en el infinito shopping web, sino además para concretar ventas por este canal que cada vez cuenta con más herramientas que lo hacen posible.

El diario El Cronista publicó recientemente un artículo que da cuenta de la encuesta llevada a cabo por la Cámara Argentina de Comercio Electrónico (CACE) y que identifica que “el 43% de los usuarios argentinos consumieron moda por internet en los primeros seis meses del año”, y por tanto el calzado y la indumentaria se registran como los productos más vendidos en el ecommerce nacional.

¿Cómo sumarse en esta ola de la fortuna online? Según Netshoes, firma que actualmente se encarga del comercio electrónico de más de 140 marcas, el secreto del éxito se basa en la “experiencia de compra”. Aseguran que “La clave en moda es mostrar una buena fotografía, con distintos ángulos, información de las medidas precisas y características del modelo. Pero sobre todo también alternativas de cambio o envíos gratuitos, y atención al cliente”, dijo al matutino  Santiago Revello, gerente de Marketing de Netshoes.

Este caso, como el de Dafiti y otros más se suma al mundo de sitios de venta de indumentaria multimarca engrosando un nuevo estilo de comercializar ropa y calzado por medio de la web. En el mundo, los sitios más resonantes son Fotter, Shenshina, Deluxebuys y Primeriti, entre otros.

Otros nichos web potencian la posibilidad de que tanto primeras marcas como empresas que recién empiezan se hagan conocidas y vendan sus productos en sus propios carritos online, esto es utilizando potenciadores de venta grupal como eBay, MercadoLibre o similares. Incluso existen muchos sitios donde se pueden vender hasta prendas usadas por medio de precios fijos o subastas, como Chicfy, Secretos de armario, Segunda mano, iwarda, etc.

La otra “presencia online”

Habrán escuchado mucho sobre la importancia de estar presentes en la web y las diferentes estrategias sobre cómo posicionarse en los motores de búsqueda. Pues bien, si todo este trabajo ya está en manos de terceros (que es lo que recomendamos, salvo que sepas mucho de SEO) ahora las marcas que quieren vender en internet deben mejorar la otra “presencia online”, la del cliente.

Si bien es convocante decir que hacer compras online es más cómodo porque no tenés que hacer filas, no te cansas recorriendo shoppings y tampoco dependés del momento en que tengas dinero encima, una buena plataforma de comercio electrónico de indumentaria debe contemplar ciertos parámetros de venta que hacen la diferencia que al cliente le importa.

¿Cómo hacer para que el cliente se sienta como en el probador de ropa, pero sin estar allí? Es decir, que esté tan seguro de comprar algo como si se lo hubiera visto puesto, pudiera comprobar que le calza bien y que el color elegido es realmente tal. Pues, no se puede eludir que el cliente está detrás de una pantalla pero sí darle el mayor número de herramientas para que se sienta confiable.

En el sitio de Dafiti, el sitio sostiene tres pilares: los envíos gratuitos (con compras por arriba de una cifra dada), un período de devolución sin costo y seguridad para la transacción con datos sensibles. Está comprobado que estas tres cuestiones son tan y más importantes que cómo queda la ropa a la hora de decidirse por la concreción de una compra.

Otros aspectos fundamentales son que la plataforma de venta sea dinámica, que ofrezca una fotografía que se pueda ampliar y ver en detalle, que tenga datos actualizados como cantidad de talles y colores disponibles, que ofrezca medidas de espalda y de largo para el caso de vestidos o sacos.

Aún con todo esto, lo que hasta el momento da muy buenos resultados para los negocios que se lanzan al comercio electrónico son las ventas con descuentos. En este sentido, María Luis Multitaskers, dueña de Deluxebuys junto a Horacio Estevez, dijo que “Cuando empezamos a trabajar sobre la idea, en 2010, en Argentina no había nada y vimos que ofrecer descuentos de hasta un 70 u 80%, con una inmensa diversidad de productos de las marcas más reconocidas, era una excelente oportunidad”.

DonWeb.com