Elon Musk: Datos que no conocías sobre la vida del innovador tecnológico

¿Sabías que el fundador de Tesla nació en Sudáfrica, que a los 12 años desarrolló un videojuego, y que a los 14 decidió que su misión en la vida sería salvar a la humanidad? Repasamos detalles poco conocidos de la vida del hombre que planea enviar seres humanos a Marte e incluso pasar sus últimos días allí.

“Quiero morir en Marte, aunque no por causa de un impacto”. El deseo de envejecer en el planeta rojo puede parecer una quimera para cualquier persona común y corriente aunque no para Elon Musk, un hombre que no solamente proyecta sueños sino que trabaja para convertirlos en realidad.

De hecho, una de las maquinarias fundadas por este hombre de 45 años es Space X, una compañía que tiene como objetivo llevar seres humanos al inexplorado Marte hacia el año 2025.

Aquel plan parece ser la frutilla del postre de una vida que inició en Sudáfrica. Fue recién a los 17 años que Musk viajó a Canadá, el país de origen de su madre, para luego llegar a Estados Unidos, “donde las grandes cosas son posibles”, Musk dixit.

Pero no nos adelantemos, pues en su infancia en África ya se detectaban luminosos gérmenes de su espíritu innovador y resulta interesante repasar algunos de estos destellos. Por ejemplo, que a sus 8 años ya había leído la Enciclopedia Británica completa, que antes de los 12 y en sólo tres días completó un curso de BASIC con duración estimada en 6 meses, y que pronto desarrollo un videojuego que logró vender por 500 dólares para “invertirlos” en cómics. Antes, a sus 10 años, había aprendido a programar por su cuenta en una Commodore VIC-20.

En su biografía, que fue “traducida” a esta interesante infografía , se destaca una chispa que hizo luz cuando Musk tenía 14 años, aún vivía en Sudáfrica y ya había leído textos de los filósofos Nietzsche y Schopenhauer.

Por entonces, el joven innovador atravesaba una crisis existencial (algo diferente a la del adolescente promedio) y según cuentan las crónicas había decidido que su misión consistía en “salvar al mundo”. En aquellos años trabajó junto a su padre, que era ingeniero. A los 17 marchó a Canadá junto a su madre, donde obtuvo la ciudadanía para eventualmente marchar luego hacia Estados Unidos.

En su currículo aparecen compañías que fundó como Zip2, que alojaba, desarrollaba y mantenía sitios web de empresas del área de la comunicación; la reconocida plataforma de pagos PayPal que había nacido como X.com; la mencionada SpaceX; SolarCity, una empresa de productos fotovoltaicos, y también Tesla Motors, que hoy es paradigma del desarrollo de vehículos eléctricos y que muchas procuran emular.

Aquellas son historias más o menos conocidas, mucho más que aquella ocasión en la que chocó un McLaren que había comprado por 1 millón de dólares, o la vez que casi muere de malaria durante una vacación. En su vida familiar también hay algunos datos curiosos y algunos dolorosos, por ejemplo que es padre de 5 hijos (dos gemelos y trillizos), que su primer hijo falleció a los 10 meses de vida, que se divorció de su primera esposa en 2008, que se casó con Talulah Riley dos años más tarde, se divorció de ella en 2012 y que volvió a casarse con esta misma mujer en 2013.

“En comparación con lo que Musk está haciendo ahora -coches eléctricos, cohetes y paneles solares- sus primeros negocios eran ridículamente sencillos. Vendía piezas de computadoras en su dormitorio”, señalan en el sitio Funders and Founders y agregan que “sus pasos fueron graduales hacia una meta que Musk no tenía ni idea de cómo llegar al principio”. En vista de esto, ¿cómo amasó Elon Musk una fortuna que se calcula en unos 12 mil millones de dólares, siendo según Forbes uno de los hombres más poderosos del mundo.

Una de las claves, que tampoco es muy divulgada, es no sólo su pasión por el trabajo sino su afán por “poner el cuerpo”. Según cuenta la fuente donde se publica la infografía sobre la vida del innovador, Musk no cree que el trabajo físico sea algo que exceda a su rol. “Cuando se mudó a Canadá a los 17 años, trabajó limpiando la suciedad de una sala de calderas.

Pero incluso en la actualidad, con su ropa de diseñador, Musk se tira al suelo de su fábrica de cohetes y en muchas ocasiones se involucra físicamente en el proceso de desarrollo. Incluso muchas veces puede verse su ropa sucia con material de trabajo”, cuentan.

¿Envejecerá Musk en Marte? Comenzamos este repaso diciendo que aquello puede ser una quimera saliendo de boca de cualquier mortal. Sin embargo yo no me atrevería a definir de aquel modo uno de los sueños de Musk que, con más certeza, debemos llamar “proyecto”.