Estas son las 10 apps más odiadas por tu jefe

MobileIron, especialista en seguridad, emprendió un estudio para determinar cuáles son las aplicaciones móviles menos aceptadas en las oficinas y en los dispositivos que proveen las empresas a sus empleados. Las razones: restan productividad, distraen a los trabajadores y propician conflictos de seguridad. El listado es encabezado por Angry Birds, aunque también figuran otras célebres como WhatsApp, Twitter y Facebook.

Más de 7,800 compañías que proveen dispositivos móviles a sus empleados fueron encuestadas por el especialista en seguridad MobileIron, que de este modo diagramó una “lista negra de aplicaciones”. Diversos estudios revelan que un alto porcentaje de trabajadores descarga e instala apps en smartphones y tablets que son provistos por sus empleadores, dando cuenta que en estos dispositivos es cada vez más estrecha la línea que separa el ámbito profesional del personal.

Lo cierto es que este hábito abre brechas que las compañías procuran sellar. Por un lado, alejar a los trabajadores de la distracción que provocan ciertas herramientas móviles y de este modo aumentar la productividad. Por el otro, proteger la seguridad corporativa siendo que muchas apps suponen vulnerabilidades.

Del puesto 10° hasta el podio, estas son las 10 apps que más odian los jefes. O, para ser más precisos, la que siguen son las 10 aplicaciones más vetadas en móviles de empresa.

Puesto 10° – Google Drive: Si bien ésta es una herramienta que amplias ventajas en términos de productividad, los servicios en la nube instalados en dispositivos móviles en evidencia generan desconfianza en las corporaciones. Robo de contraseñas, acceso a cuentas de correo y otras vulnerabilidades que las empresas quieren evitar. Como veremos, el de Google no es el único servicio cloud que figura en esta lista.

Puesto 9° – Netflix: Más allá de la preocupación por la distracción, la célebre app de streaming fue presa de ataques informáticos y ésta es una de las razones que explica su presencia en este listado.

Puesto 8° – Outlook: Al igual que ocurre con otras herramientas que figuran en esta lista y que forman parte de la suite Office 365 de Microsoft, se trata de un app valorada por sus bondades para el desarrollo profesional, aunque vista con recelo cuando el empleado la instala por cuenta propia y sin seguir los estándares de seguridad de la compañía. Sobre todo, cuando unifica la cuenta con otros clientes de correo personales.

Puesto 7° – OneDrive: Mismas explicaciones que para Outlook: los departamentos de seguridad de las empresas procuran que los trabajadores empleen esta herramienta con la cuenta corporativa y con autorización explícita en los dispositivos que ellos proveen.

Puesto 6° – Skype: ¿Por qué una de las herramienta más útiles y reconocidas en el mundo laboral forma parte de esta “lista negra”? Según se ha explica, que Skype fuera involucrada en mecanismos de espionaje ha despertado cierta desconfianza dentro de las empresas.

Puesto 5° – Twitter: Distracciones, pero sobre todo vulnerabilidades. Vale recordar que hace no mucho fueron hackeadas millones de contraseñas de esta red social.

Puesto 4° – WhatsApp: La app de mensajería que es propiedad de Facebook también aparece en el listado, incluso habiendo agregado cifrado de punto a punto.

Puesto 3° – Facebook: La red social más popular del mundo no es muy amada por los departamentos de seguridad informática de las compañías. Como es usual en esta “lista negra”, los cañones apuntan a la productividad y a la intención de reducir vulnerabilidades, puesto que la red de Zuckerberg tampoco ha estado exenta de éstas en su historia reciente.

Puesto 2° – Dropbox:  En el segundo puesto de este listado aparece este popular servicio de almacenamiento en la nube. 60 millones de cuentas hackeadas en 2016, una noticia que sin dudas ha llevado a esta herramienta a los puestos más altos en este informe.

Puesto 1° – Angry Birds: Los pájaros tienen un nuevo motivo para estar enojados, pues son parte de la aplicación que más odian los jefes de compañías, según el estudio de MobileIron. Una vez más tenemos que hablar de mermas en la productividad y sobre todo de vulnerabilidades. ¿Problemas de seguridad en un inocente juego? Pues no tan inocente. En 2014 se supo que la Agencia Nacional de Seguridad de Estados Unidos (NSA) empleó apps populares como Angry Birds para acceder a información confidencial de los usuarios, información que incluyó identidades, localizaciones, estado civil, etc.