Mira por primera vez la explosión de una supernova

El supertelescopio espacial Kepler ha obtenido logros importantes a lo largo de su trayectoria de operaciones, pero nada se compara con esto: la captura de imágenes en secuencia de la explosión de una supernova. Durante décadas se vivía bajo una idea ficticia y aproximada de la magnitud de este fenómeno, pero la evidencia recabada por Kepler nos demuestra que la imaginación se había quedado corta.

La NASA fue la propia encargada de revelar al mundo el impresionante video en donde se captura, a través de una animación que simula con precisión el fenómeno, la evolución de la primera onda de choque que se genera justo al inicio de la explosión de una supernova tipo II tras el colapso de su núcleo. El fenómeno de luz duró aproximadamente 20 minutos, pero el audiovisual simulado lo resume en flashforward.

Es así como la estrella KSN2011d, una gigante roja ubicada a más de 1.200 millones de años luz y con un tamaño 500 veces más grande que el Sol de nuestro Sistema, ha pasado a la historia, inmortalizando su extinción. Steve Howell, uno de los científicos involucrados en el proyecto que produjo este descubrimiento resalta la importancia de las supernovas:

Todos los elementos pesados en el universo provienen de las explosiones de supernovas. Por ejemplo, toda la plata, níquel y cobre en la tierra e incluso en nuestros cuerpos proceden de este fenómeno. La vida existe debido a las supernovas.
La publicación de la Agencia Espacial no sólo se centra en la secuencia de imágenes, sino también en los fenómenos de luz generados por la explosión, que en su punto climático logra un brillo 130.000.000 de veces más incandescente que el Sol.

La investigación completa se publicará en la nueva edición de Astrophysical Journal.