Ocho tecnologías que embellecen a las mujeres

A menos que tengamos un “espejito, espejito” mágico que nos devuelva el reflejo que esperamos ver, muchos debemos recurrir a los trucos necesarios para vernos bien. De la mano de la tecnología, conzcamos los widgets que se están usando en el mundo para que la belleza no sea sólo un cuento.

Desde hace unos años, los avances tecnológicos se han enfocado en diferentes sectores sociales poniedo atención a lo que cada estrato social necesita para su forma de vida. Es así como una larga e interminable lista de gadgets se acumulan en los escaparates de propuestas año a año dedicados exclusivamente a los deportistas. En este mismo sentido, la mujer también tiene un enfoque industrial propio.

Ya no se trata de creer en cuentos de hadas y suplicar porque un espejo mágico nos devuelva lo que queremos ver, tampoco de gastar un dineral en cirugías por todos lados, al punto de correr graves riesgos de salud. La belleza es un objetivo que no se logra de un día para el otro y que integra, para el caso de las mujeres, muchas aristas desde donde buscar cómo mejorar.

Una corriente femenina saludable apunta por todo tipo de recursos que busquen suplantar el objetivo de belleza por el de felicidad, mejorando la alimentación, las costumbres, el estrés y hasta la forma de organizar el día a día. Partiendo desde este planteo, veamos cómo un par de widgets pueden contribuir en un reflejo sonriente, saludable y bello.

Los widgets en la cartera

El celular es el artefacto tecnológico que todas llevamos en la cartera. Pero no sólo para manternos comunicados con nuestros familiares y amigos, como así también para ver las redes sociales, series o escuchar música. Un celular puede ser el gran aliado para que los widgets cumplan un rol fundamental en el día a día de una mujer.

Recibir alertas que nos avisen que ya es hora de tomar nuestra ingesta de agua o que es tiempo de cambiar el tampón, hasta evaluar la higiene de nuestra boca y tomar un turno con el odontólogo desde una aplicación móvil, todo es posible con un buen combo de gadgets apropiados. Conozcámoslos.

Elvie:

Muchas mujeres realizan ejercicios de Kegel, es decir, fortalecimientos del suelo pélvico, pero no todas saben cómo hacerlo y pese a que se puede googlear un guía, nada mejor que tener un entrenador en casa. Elvie es el dispositivo que hace las veces de entregador guiando y poponiendo juegos y rutinas físicas desde una aplicación móvil.

Ulla:

Todo ejercicio requiere de un consumo de agua adecuado, incluso sin practicar ningún deporte es necesario hidratarse bien. Este gadget se coloca cerca de un vaso y mediante una luz genera un reflejo que avisa que ya es momento de beber un poco más de agua. Aseguran que con Ulla se reducen los dolores, se mejora la concentración, mejora la piel y aumenta la energía diaria.

Livia:

Existe un dolor que ninguna mujer transita tranquila, los dolores de la menstruación. Solemos cambiar de humor, sentirnos físicamente mal y hasta comportarnos de peor manera. Este wearable se coloca en la ropa y conduce dos electrodos que deben estar en la zona de dolor. Mediante estos electrodos se reduce el dolor gracias a una estimulación trascutánea nerviosa que emite evitando que el estímulo doloroso llega al cerebro.

Myflow:

Otra de las cuestiones que afecta al estado óptimo de una mujer, sobre todo durante lo que dura el período menstrual, es cómo evitar las manchas. Quienes usan tampón pueden usar este gadget que se vende como un sistema de monitorización de tampones. Un pequeño dispositivo pende de la ropa íntima y es el que trasmite al celular los avisos pertinentes.

Dyson Supersonic:

En la plenitud de la era de la Inteligencia de las Cosas no podía faltar un secador de pelo smart. Lo que le da la cualidad de inteligente es un control del nivel del calor que toma la temperatura cada veinte segundos, acorde al calor del cuero cabelludo, para evitar que el pelo se dañe durante el secado.

Polar Balance:

Es una balanza que se utiliza vinculada con una pulsera inteligente y un celular. Lo que hace es tomar los datos de la balanza, como peso, medida, y generar estadísticas enviadas a la pulsera y al celular, de manera que se pueda establecer una rutina de ejercicios acorde a lo que el organismo necesita. Incluso se puede establecer un recetario para lograr un equilibrio alimenticio.

Tria:

Pero si no podés con tu tentación de pasar por un centro de estética, podés tener tu propio láser antienvejecimiento en tu casa. Tria es un dispositivo que estimula la producción de colágeno, ilumina la piel, alisa las arrugas y mejora el aspecto en general.  

Foreo ISSA:

Este es un cepillo de dientes, pero no uno cualquiera, sino uno cuyas cerdas son de silicona, y que además cepilla mediante pulsaciones sónicas cuya función es la de romper la placa bacteriana, evitar que se formen las caries y manchas y masajear las encías. Lo mejor es que protege mucho más el esmalte dental.

Estos no son productos del futuro, ya están en el mercado y son de los más utilizados en la actualidad, por lo que se puede evidenciar que alcanzar la belleza, o al menos, el bienestar con una misma está al alcance de nuestras manos y, como muchas veces decimos, a touch de lograrlo.