Quieren causar una explosión en el espacio

Parece que algún villano de James Bond ha tomado control sobre la NASA. La agencia acaba de anunciar sus nuevos proyectos de misiones para la Estación Espacial Internacional (ISS, por sus siglas en inglés), revelando que contemplan la posibilidad de provocar un incendio controlado allá arriba, sólo para ver cómo se comporta este peculiar fenómeno en el espacio.

El experimento, que se desarrollará bajo el nombre clave de Saffire-1, buscará emular las escenas que hemos visto en películas como Interstellar o The Martian, en razón de que las condiciones de las instalaciones espaciales son muy controladas, pero cualquier fallo interno puede derivar en una explosión masiva difícil de controlar. Gary Ruff, el encargado de presentar el proyecto resalta el punto medular de su prueba:

“Una de las grandes cuestiones de la seguridad contra incendios, ya sea terrestre o en el espacio, es la rapidez con la que las condiciones del entorno pueden afectar a los habitantes. Para comprender realmente el fuego, es necesario lograr un acercamiento de un tamaño más realista”.

De modo que la NASA piensa darle un funeral vikingo al carguero Cygnus, detonando una explosión intencional al interior de sus compartimentos para evaluar la evolución del fenómeno y descubrir lo que sucede exactamente en una situación de este tipo, con el objetivo de prevenir futuros incidentes similares en instalaciones como la ISS, desarrollando mejores sistemas de detección de incendios.

El próximo 23 de marzo será el último viaje de la cápsula Cygnus. El experimento de Saffire-1 durará un poco de más de 20 minutos, y le resultado final es una verdadera incógnita.