Star Wars, el despertar de la fuerza

Se estrena un nuevo capítulo de la opera espacial más importante de la historia del cine que marcara el inicio de una nueva trilogía. Que hay detrás y más allá de este Blockbuster que está a punto de marcar un hito.

A pocos días de su lanzamiento mundial,  la franquicia de Star Wars está a punto de renacer de sus cenizas, esta vez de la mano de Disney y con J. J. Abrams como conductor de dicha orquesta.

La movida comenzó con la adquisición de Lucas Films, la compañía de George Lucas, hacedora de otras recordadas franquicias como Indiana Jones y exitosos juegos de computadora por parte de Disney. La jugosa transacción de más de 4000 millones de dólares tuvo lugar en 2012 cuando todos los activos y departamentos pasaron a manos del estudio Disney que tenía como meta el relanzamiento de las sagas más emblemáticas de Lucas quien, haciendo alusión a su avanzada edad, dejo en manos experimentadas en materia de entretenimiento a sus hijos más queridos.

El despertar de la fuerza

La punta de lanza de esta movida ha sido Star Wars Episodio VII titulada El Despertar de la Fuerza, una apuesta que busca abrir nuevos arcos argumentales y exprimir al máximo la franquicia.

Episodio VII es una “película bisagra” que une, 30 años después, dos generaciones de héroes y anti héroes. Por un lado marcara a fuego el regreso de los icónicos Han Solo, Luke Skywalker, Leia Organa Skywalker, Chewbacca y los queribles droids C3PO y R2-D2. Ellos deberán convivir con toda una nueva generación de protagonistas en la que se destacan los hijos de la fuerza (Rey y Finn), un nuevo antagonista del lado oscuro Kylo Ren y el simpático BB-8 quien disputara protagonismo con R2-D2. Este pequeño robot puede girar como si fuera una pelota manteniendo erguida su cabeza, al parecer cuenta con una serie de giroscopio interno que le permite moverse en posición vertical.

Star Wars no sería nada sin sus efectos especiales. El CGI (imágenes generadas por computadora) siempre fue el soporte esencial de la saga galáctica. Ya la trilogía original pasó por varios liftings digitales añadiendo contenido extra frente a los cuales, los fanáticos no terminaron demasiados contentos.

Negocios paralelos

Episodio VII tuvo un presupuesto de U$S 200.000.000. La película no solo tendrá un recupero asegurado del dinero invertido por el film en sí mismo, sino que Disney, al igual que Lucas, cuenta con una infinidad de negocios alternativos gracias al merchandising. Quizás el gadget más atractivo del mercado alternativo sea el pequeño BB-8, un modelo a escala que puede ser controlado mediante una app instalada en un Smartphone.

Lejos de ser un juguete, el BB-8 es un completo robot con una base de carga de batería que funciona igual (con giroscopios) a su alter ego de la pantalla grande. Además de ser comandado a distancia, el robot puede patrullar una habitación por su cuenta respondiendo a movimientos predefinidos. También puede responder a órdenes por voz y brinda una autonomía de más de 3 horas con una sola carga. Para tener el BB-8 en casa habrá que desembolsar U$150.

Juegos

Otro punto fuerte del merchandising son los videojuegos. Aprovechando el empuje de El Despertar de la Fuerza, EA lanzó el 17 de noviembre su juego Battlefront basado en el universo Star Wars, solo que remitiéndose a la trilogía original.

Battlefront es un juego de nueva generación disponible para las nuevas consolas (PS4 y Xbox One) y PC. El juego fue desarrollado por el estudio DICE y se apoya, principalmente, en sus diversos modos multijugador online entre los que se destaca supremacía, walker assault y batalla de héroes, entre otras.

La primera impresión (probamos Battlefront desde su lanzamiento) es que se trata de un juego bastante simple pero que apela a la nostalgia de quienes disfrutaron de la saga original. Todo está aquí, las fanfarrias de John Williams, la alianza rebelde, el imperio y las naves que podemos comandar que van desde Tie Fighter y X-Wing pasando por los A-Wings y el Tie Interceptor hasta los gigantes de acero conocidos como AT-AT Walkers.

Donde el Battlefront se saca un diez es su apartado técnico. Tanto los gráficos como los sonidos están perfectamente recreados, mientras que la construcción de los escenarios (aunque son pocos) hace posible recrear las épicas batallas de Hoth, Endor y Tatooine.

Futuro promisorio

Lo decíamos al principio del artículo, El Despertar de la Fuerza es la responsable de relanzar toda una franquicia y también la de llevar el poder de la fuerza a toda una nueva generación de consumidores.

El año que viene la aventura seguirá con Rogue One, un spin off que servirá como antesala para esperar episodio VIII en 2017. Todo planeado y nada librado al azar.

Por otra parte EA ya anuncio que Battelfront es el primero de una seguidilla de títulos basada en esta redituable saga. Claro que primero llegaran los diversos contenidos descargables que exprimirán al máximo el nuevo título, para luego si apabullar a los fanáticos con mas títulos para consolas y PC.

Star Wars parece no tener techo, al menos a mediano plazo. Disney tiene un jugoso negocio y planea sacar el máximo provecho de la inversión realizada. Los destinatarios de dicha maquinaria fílmica tiene como objetivo al espectador, cautivos fanáticos esperando ver sables láser, escuchar fanfarrias de orquestas y quedar cautivados por la espectacular apertura que ya es un clásico.

Nos vemos en el cine. Que la fuerza los acompañe.

Fuente: DonWeb.com