Aquí Podemos Hacerlo

Serena es un juego completamente gratuito y en 3D desarrollado íntegramente en Argentina. Nos reunimos con Agustín Cordes, uno de sus desarrolladores, para que nos cuente los desvelos y aventuras en la creación de este juego que ya es furor en la plataforma Steam.

En los últimos años, la cantidad de estudios y empresas desarrolladoras de videojuegos se ha incrementado en forma exponencial en la región. Argentina no escapa a esta realidad y ya se proyecta como líder. Cerca de 70 estudios se dedican al desarrollo de videojuegos en el país. La escala es múltiple: desde grandes empresas hasta medianas, pequeñas y micros llamadas «De Garaje», en las que 2 o 3 amigos emprenden algún proyecto en común utilizando como disparador su pasión por los videojuegos.

Senscape es una de esas compañías que han apostado en el país para trabajar intensamente en lo que más les gusta: crear aventuras interactivas. Pero aquí el mérito es doble; en la era de los celulares y la tecnología móvil, a veces es más simple crear un juego sencillo para dichas plataformas, que apostar a lo grande realizando una importante inversión de tiempo y dinero para crear un juego completamente en 3D para PC. Este y otros proyectos son los que se idean y desarrollan en este estudio que ya tiene su primer éxito publicado en la plataforma Steam de Valve.

Como decíamos al comienzo, Serena es un juego gratuito que puede ser descargado desde internet y que sirve como punta de lanza para los próximos lanzamientos de la compañía. Para hablar de este y otros temas nos reunimos con Agustín Cordes, miembro del equipo de Senscape.

Agustin Cordes, de Senscape.
Agustin Cordes, de Senscape.

– DattaMagazine: Agustín, contanos cómo surgió la idea de apostar por el desarrollo de videojuegos en forma profesional.
Agustín Cordes: Hacer videojuegos es un sueño que tengo desde hace rato. De hecho, desde que jugué al King’s Quest por primera vez cuando tenía 7 u 8 años. Durante mucho tiempo fue un hobby que me tomaba bastante en serio: escribía artículos sobre juegos, me involucraba con la comunidad, participando en foros, etc. Eventualmente se dieron las condiciones de dar el puntapié inicial con Scratches (o Rasguños) una aventura gráfica de horror que fue muy bien recibida en el género. De alguna manera fue la culminación de años y años de jugar a aventuras, mi género predilecto. Fue un juego con sus problemas, especialmente en cuanto al diseño, pero así y todo dejó buenos recuerdos para muchos.
Scratches se desarrolló en Nucleosys, una empresa que finalmente cumplió su ciclo, y algunos años más tarde fundé Senscape con un equipo nuevo para continuar con la tradición de hacer aventuras gráficas.

– DattaMagazine: ¿Cómo ves a la Argentina con respecto a los países de la región en cuanto a desarrollo de videojuegos?
AC: Lo veo muy bien, definitivamente estamos entre los países latinoamericanos más desarrollados de la industria. Incluso podríamos llegar a decir que estamos tomando la delantera. Realmente tenemos mucho talento y, si bien el mercado interno deja mucho que desear, nuestros juegos son los más reconocidos de la región para el exterior.

– DattaMagazine: ¿Se pueden crear juegos AAA en el país?, ¿es redituable?
AC: Creo que aún no estamos en condiciones. Seguramente nos estemos aproximando, pero si se llega a dar va a depender de fuertes inversiones extranjeras. Dudo seriamente que una empresa nacional cuente con la capacidad para llevar a cabo una producción de esta índole. Por otra parte, tampoco se puede descartar que varias empresas se junten para desarrollar un mega-proyecto.

– DattaMagazine: ¿Cómo fue el trabajo de desarrollo de su engine gráfico propio?, ¿cuáles son sus características?
AC: Nos llevó bastante tiempo llegar a un punto donde el engine esté listo para usar. Como somos un equipo muy chico no pudimos dedicarnos de lleno a la producción del engine, que además tiene características muy ambiciosas: necesitábamos que fuera portable, que eventualmente funcione en iPad (un dispositivo que nos interesa mucho para el tipo de juegos que hacemos), y que sea fácil desarrollar con el mismo. Siempre con el foco en las aventuras gráficas, ya que no hay tantos engines dedicados para el género y los pocos que hay ni son portables ni muy modernos; incluso el lenguaje que se usa en el engine está muy orientado a las aventuras.

– DattaMagazine: A nivel desarrollo, ¿Cuáles son los beneficios de contar con él?
AC: En general, libertad absoluta en cuanto a su desarrollo y uso. Cualquier cosa que necesitemos hacer, como por ejemplo un efecto especial muy puntual, tenemos todo al alcance de la mano y no dependemos de una empresa que nos permita modificarlo o no. Es cierto que hay engines que son flexibles y cumplirían con nuestros requisitos como el Unity, pero nos parecen una solución demasiado compleja para nuestras necesidades. En última instancia, preferimos optar por la libertad, simpleza y tener algo propio.
El motor actualmente ya es de código abierto y de uso gratuito. Es decir que cualquier persona puede bajar el código y, si así lo desea, realizar modificaciones y compartirlas con la comunidad. Esto por suerte tuvo éxito ya que hemos recibido contribuciones valiosas, especialmente varias correcciones de errores muy útiles. Aún queda bastante camino por recorrer, pero estamos muy contentos de haber elegido esta modalidad, manteniendo una relación estrecha con la comunidad.

– DattaMagazine: Sé que hay algo grande cocinándose, contanos acerca del juego que próximamente lanzará Senscape.
AC: Nuestro principal proyecto es Asylum, una aventura gráfica de horror que ya hace cinco años que está en desarrollo. Parece una locura (y sí, lo es) pero tenemos una idea bien concreta de la clase de experiencia que queremos brindarle a los jugadores, como ser la ilusión de explorar este enorme manicomio cayéndose a pedazos y aparentemente abandonado que esconde siniestros secretos por doquier. La historia es compleja y estamos determinados a llenar cada habitación de este manicomio con muchos detalles e información para aquellos que quieran profundizar en la historia. El juego en sí vendría a ser una suerte de sucesor espiritual de Scratches.

Este año también hicimos una pequeña pausa para desarrollar Serena, una especie de “regalo” para los fanáticos del género en el que participaron otros desarrolladores.

– DattaMagazine: ¿Cómo surgió la idea de regalar a la comunidad este nuevo juego?
AC: 2013 fue un año muy bueno en general para el género de las aventuras, pero llegando a fin de año hubo una serie de sucesos desagradables en la comunidad, puntualmente el CEO de una empresa (Replay Games) que comenzó a atacar a otros desarrolladores e incluso a fans. Naturalmente surgió la idea de “contrarrestar” este trago amargo para muchos y así fue como poco a poco fue creciendo el equipo de Serena. Si bien era una idea que estaba dando vueltas en mi cabeza hace tiempo y la tenía pensada para otros fines, decidí aprovecharla para esta ocasión. El juego causó bastante furor durante algunas semanas y nos dejó muy contentos ya que Asylum continúa la misma línea.

Serena, una aventura de terror

Antes de terminar con la nota, ¿Qué les parece agregar algo de suspenso?.

Serena es un juego que dura poco más de una hora y que, como nos comentaba Agustín, puede ser descargado gratuitamente y sin costo alguno desde internet. El juego se encuentra disponible en la plataforma Steam y puede instalarse desde el siguiente enlace: http://store.steampowered.com/news/12309/?l=spanish; puede jugarse en Microsoft Windows, Mac y Linux.

La aventura comienza en una desolada cabaña en donde asumiremos el rol del protagonista: un escritor que aguarda la llegada de su esposa. Luego de esperar un buen tiempo, deberemos disponer de las pistas regadas por toda la casa para saber que sucedió con ella. A medida que avanzamos en la aventura, la carga psicológica no nos dará tregua y nos sumergirá en un mundo de penumbras, misterio y suspenso.