¡Basta de Ubuntu! 4 Distribuciones Nuevas y Novedosas

En este artículo, les proponemos dejar Ubuntu durante algunas horas para probar otras propuestas interesantes directamente salidas del universo del software libre.

Ok debemos decirlo, Ubuntu fue, es y probablemente será la distribución Linux más utilizada por los usuarios alrededor del mundo. Para encontrar el motivo de su éxito solo hace falta hurgar un poco en su historia para darnos cuenta los principales pilares que hacen que la distribución tenga un andar firme por el mercado. Como primera medida fue el primer sistema Linux realmente fácil de usar, si bien otras propuestas como Mandriva venían trabajando sobre la misma idea, definitivamente Ubuntu fue la primera en ofrecer una excelente detección de hardware. Otra razón es su forma de instalar aplicaciones desde el Centro de Software; con solo un clic ya resolvemos dependencias e instalamos paquetes sin necesidad de convertirnos en hackers en el medio del proceso. Por último y no menos importante: Ubuntu tiene un fuerte respaldo monetario detrás. Canonical, la fundación que lo patrocina, tiene como principal referente a Mark Shuttleworth, un reconocido empresario que supo inyectar dinero para que el proyecto avance, siendo además una de las caras más reconocidas dentro del software libre. Si queremos agregar un punto más como yapa, podemos indicar que la interfaz de Ubuntu es súper amigable, poniéndose a la par de otras propuestas de nueva generación como Windows 8, un tema no menor por supuesto.

Más allá de Ubuntu

Lo interesante en este punto es que, efectivamente, hay vida más allá de Ubuntu y quiero decirles algo: probar diferentes distribuciones Linux es muy satisfactorio y gratificante. El usuario de computadoras se caracteriza por ser curioso por naturaleza, por lo que este nivel de curiosidad se verá potenciado al probar nuevos sistemas operativos completos que ofrecen una forma de trabajo diferente, un desafío que no pueden dejar pasar.
Antes de recomendarles algunas distros para probar, sería bueno disponer de un equipo de pruebas que tenga al menos 2 GB de RAM. Todas los sistemas que aquí recomendaremos pueden ser probados en forma Live, es decir sin instalar nada en el disco, aunque si deseamos realizar una instalación nativa lo podremos hacer sin inconvenientes.

Linux Mint: Linux sabor menta

En los últimos tiempos, Linux Mint ha dejado de ser una novedad para convertirse en una distribución con renombre propio dentro del universo de distribuciones Linux. Aún recuerdo cuando tuve que realizar una nota sobre la salida de una de sus primeras versiones estables; todo era nuevo y las expectativas eran muchas, sin embargo aún en los primeros pasos de Mint, ya se notaba que el sabor mentolado de Linux estaba para las grandes ligas.

A la hora de probar Linux Mint, nos encontramos con que existen dos versiones posibles que descargar. Podemos optar por la versión Cinnamon o la versión MATE.

Ambas versiones se descargan desde la página oficial y están disponibles tanto en 32 como en 64 bits. Además existen versiones en las que se incluyen todos los codecs multimedia para reproducir archivos sin problemas y, considerando que muchos de ellos son propietarios, también encontramos versiones sin codecs para los amantes de la libertad extrema.

A la hora de decidir entre Cinnamon y MATE, es importante destacar que ambos entornos de escritorio son excelentes y lo mejor es probar ambos para luego quedarse con el que les resulte más apropiado. Cinnamon es un fork de GNOME Shell, que se hizo con el objetivo de ser más conservadores respecto al entorno de escritorio clásico pero conservando Mutter y GTK de GNOME. Por otra parte MATE deriva de GNOME 2 y se desarrolló con la idea de conservar el clásico entorno de GNOME 2, ahora que ha sido discontinuado.

Si nuestra elección recae en la versión MATE de Mint, es importante destacar que las aplicaciones Gnome han sido convenientemente renombradas, por lo que encontraremos muchos de los utilitarios del sistema con nuevos nombres:
Caja – Administrador de archivos (a partir de Nautilus).
Pluma – Editor de texto (a partir de Gedit).
Eye of Mate – Visor de imágenes (a partir de Eye of GNOME).
Atril – Visor de documentos (a partir de Evince).
Engrampa – Herramienta de compresión (a partir de File Roller).
MATE Terminal – Emulador de terminal (a partir de Gnome Terminal).
Una de las ventajas más destacadas de Linux Mint es su gran cantidad de asistentes que nos hacen nuestra vida fácil en Linux:
– MintUpdate: Es un asistente que mantendrá totalmente actualizado nuestro sistema operativo. El mismo estará siempre corriendo en segundo plano y nos mostrará las últimas actualizaciones que podremos realizar en forma ordenada mediante números según su importancia.
– MintInstall: Es una aplicación que nos permite realizar búsqueda e instalación de software que se encuentren directamente alojados en servidores de LinuxMint, así las aplicaciones .mint se descargan y se proceden a instalar sin ningún problema ni intermediarios.
– MintNanny: Una herramienta esencial para la navegación segura de los más pequeños, nos permite controlar qué sitios se bloquearán cuando ellos estén navegando
– MintUpload: Esto es realmente sorprendente, una gran idea, ¿de qué se trata?, LinuxMint incorpora un cliente FTP integrado al menú de Nautilus, genial ¿verdad?
– MintDesktop: Es un asistente que nos permite configurar de forma simple los accesorios y accesos directos que tendremos disponible en nuestro escritorio.

Huayra: Un Linux nacional para la educación

Huayra es un sistema operativo Linux basado en Debian, desarrollado por el Centro Nacional de Investigación y Desarrollo de Tecnologías Libres (CENITAL). Si bien el programa Conectar Igualdad con el que el Gobierno Argentino impulsa la entrega de Netbooks data de varios años, la primera versión de Huayra vio la luz en agosto de 2012 cuando se planteó el desarrollo de un sistema operativo propio para la iniciativa. Las ventajas de contar con una distribución Linux adaptada son muchas. Claramente, la más importante, es el uso de tecnologías libres en el ámbito educativo y por supuesto la posibilidad de adaptar todo el ambiente operativo de las Netbooks a las necesidades sociales y educativas de la región.

Si bien Huayra viene preinstalado en las Netbooks del programa Conectar Igualdad, eso no impide que podamos utilizar el sistema operativo fuera del ámbito educativo. Huayra es de libre descarga y puede ser instalado en cualquier computadora, ya sea portátil o de escritorio. Lo primero que debemos hacer es bajar el archivo ISO de la versión 2.1 desde http://huayra.conectarigualdad.gob.ar/descargas. Desde allí podemos seleccionar diferentes mirrors de descarga y también hacernos con el archivo Torrent para realizar la descarga utilizando la famosa red P2P.

Al presentarse el sistema operativo en pantalla, vemos inmediatamente la propuesta: toda la interfaz gráfica de usuario está adaptada para ser utilizada por niños. Aunque la disposición de las opciones y menús está más que bien, el diseño general de iconos no se encuentra del todo pulido y parece que provienen directamente de la década de los 90. El problema del primer impacto visual continúa con la selección de colores en el tema de escritorio elegido. Todo se destaca por estar diseñado en negro violeta y verde, algo que en un primer momento no molesta, pero que después de unas horas de trabajo comienza a pesar sobre los ojos. En mi caso particular, la solución inmediata fue reemplazar la selección de colores por algunos con tonos más apacibles desde el menú de configuración del escritorio. Nada complicado.

Dentro del software especializado y orientado a la educación, encontramos interesantes opciones:
– CDpedia: Una aplicación que permite acceder a los contenidos de Wikipedia sin necesidad de estar conectados a internet.
– GCompris: Una suite completa con diversas actividades para los pequeños de la escuela.
– Celestia y Stellarium: Dos programas que permiten observar estrellas y constelaciones y realizar viajes por todo el sistema solar.
– Dr. Geo y GeoGebra: El dúo dinámico de las matemáticas y la geometría.

Además de esta interesante selección, se destacan el lenguaje de programación de código abierto Arduino IDE que permite escribir instrucciones para aprender a programar Robots con base Arduino y Mi Escritorio, un asistente que permite descargar todos los recursos del Portal educ.ar y utilizarlos sin conexión a Internet. El menú de Mi Escritorio está discriminado por espacios curriculares, cubriendo diferentes materias como artística, matemáticas, historia, ciencias sociales y ciencias naturales.

Mageia: el heredero de Mandriva

Muchos de ustedes de seguro conocen el sistema operativo Mandriva.
La estancada distribución, luego fue sucedida por Ubuntu, sucumbiendo bajo las nuevas directrices y estándares ofrecidos por el popular sistema operativo de Canonical, que ofrecía estabilidad y facilidad de uso para los recién llegados.

Luego de muchos intentos por recuperar algo de la popularidad perdida, comenzaron los disturbios internos en Mandriva, dando como resultado numerosas partidas de personal súper capacitado que decidieron emprender una nueva empresa: realizar un fork de Mandriva y que el mismo esté en manos de la comunidad del software libre. Tiempo después el proyecto ya tenía un nombre: Mageia.

En la página oficial del proyecto nos encontramos con diferentes versiones para descargar, todas ubicadas en el enlace: http://www.mageia.org/es/downloads/. Dichas versiones se diferencian entre sí por los paquetes incorporados; por ejemplo en las versiones DVD (32 y 64 bits), encontraremos más aplicaciones para utilizar, mientras que en la versión CD que pesa solo 700 MB, dispondremos de un pequeño abanico de aplicaciones y debiendo descargar luego las aplicaciones extras de internet.

Además, en el sector de descargas, encontraremos también diversos mirrors para descargar la versión Live CD, la cual nos permitirá probar todo el sistema sin necesidad de pasar por el proceso de instalación.

Lo recomendado por el momento, es utilizar la versión 4.0 estable; la misma que utilizamos para realizar este laboratorio y que tan buenos resultados nos ha dado.

OpenSuse siempre presente

Luego de un par de años OpenSuse vuelve a cobrar notoriedad en aquellos usuarios que quieren probar algo nuevo, y buscan despegarse de la interfaz Unity de la distribución de Canonical que no ha contentado a todos los usuarios. En este completo informe veremos por qué OpenSuse podría convertirse en nuestro próximo sistema operativo y una gran opción para volver a las huestes de KDE.

Luego de terminada la instalación, procederemos con el primer reinicio, para terminar de configurar nuestra nueva distribución. El paso más importante es en la elección de la contraseña de administrador (root), todas las otras cuestiones serán realizadas de manera automática.

Luego de este último paso, se nos presentará la ventana de logueo, donde deberemos ingresar nuestro nombre de usuario y la contraseña. El primer vistazo al escritorio nos resultó bastante sorprendente. OpenSuse luce de maravillas, con un lujoso escritorio minimalista y con los tonos verdes que ya son un clásico en la distribución. Arriba a la izquierda veremos un Applet con gran integración al escritorio que guarda los accesos a las herramientas más utilizadas por casi cualquier usuario (navegador, oficina y Mi PC). Debajo encontramos la remozada barra de KDE, la cual luce de maravillas con un gran apego a las transparencias, mostrando algunos efectos disimulados y muy bien cuidados. El botón de inicio se encuentra dividido en diferentes categorías como: favoritos, aplicaciones (dividida a su vez en rubros), recientemente usados, computadora (desde donde podremos ingresar a diversas unidades de almacenamiento) y el clásico botón rojo de apagado.

Volviendo al escritorio, en la esquina superior derecha encontraremos el famoso botón “desktop” de KDE que nos permite agregar nuevos Widgets en el escritorio, ideal para aquellos que les gusta llenar de color y mini aplicaciones el espacio de trabajo.

Como podrán sospechar, al tratarse de un completo DVD de puro software, OpenSuse 13.1 viene súper cargado de aplicaciones de todo tipo. Entre las clásicas incorporaciones encontramos a Firefox, LibreOffice (con una excelente integración al escritorio verde), Amarok, Dolphin como administrador de archivos, Gimp para editar fotografías, y muchos utilitarios de la familia KDE.

Es innegable que la estrella de OpenSuse vuelve a ser Yast, el inefable asistente de configuración del sistema que cada vez se torna más simple y amigable. Desde allí podremos agregar e instalar más software y configurar todo nuestro equipo y dispositivos de manera súper fácil.