Chatbots: Cómo pensar el contenido según el objetivo de venta

Un chatbot es un software diseñado para que un usuario pueda mantener una conversación con éste, por medio de una app de mensajería. Para que esta herramienta tenga una utilidad en tu estrategia de marketing deberás considerar ciertas técnicas de contenido especialmente pensadas para esta función.

El ecommerce encontró una herramienta muy valiosa para atraer cada vez a más potenciales clientes a tu web: los chatbots. Estos softwares que se brindan por medio de aplicaciones o plugins han evolucionado con el paso del tiempo optimizando con este avance la posibilidad de generar interacciones más valiosas.

Si hoy implementás una estrategia de márketing digital para mejorar tus ventas online no puede faltarte un chatbot con el cual responder las inquietudes de quienes hacen consultas en tu web las 24 hs del día.

Instalar un chatbot es muy sencillo pero lo que generalmente frena la implementación es qué decir por medio de esta herramienta. Si bien las funciones están automatizadas en su mayoría y algunas respuestas clave son básicas, no requieren redacción alguna, como el saludo de bienvenida, por ejemplo, en el diseño de contenido de chatsbots se considera incluso esta instancia una momento provechoso para lograr una venta.

No es lo mismo decir “Buen día” solamente que “Hola. ¿Tienes una duda sobre alguno de nuestros productos?”. En el segundo caso estás abriéndote a la consulta y ofreciendo más comodidad para que el potencial cliente escriba su consulta.

Inclusive, una buena estrategia de remarketing considera que quien hizo una consulta al chatbot por un producto dado, luego reciba un llamado en acción para responder si está conforme con la resolución, o no.

Pero todas estas acciones no se llevan a cabo sin un análisis previo. Antes de ver qué tipo de contenido implementar en el chatbot que funcionará en tu web, entendamos las características por las cuales es importante tenerlo:

Inmediatez: El diálogo inmediato con tus clientes generará confianza y tranquilidad de que podrá concretar una compra online sin problemas.

Ubicuidad: Un chatbot permite responder a otras urgencias, mientras el software interactúa con tus clientes. De hecho, una misma app podría incluir varios bots para mantener conversaciones en simultáneo si fuera necesario.
Accesibilidad: Estas herramientas son tan fácil de instalar como de poner en funcionamiento. Suelen ofrecer una interfaz cómoda e intuitiva.

Datos: Es una fuente de información constante. El chatbot puede captar de dónde provienen las consultas y que camino hizo dentro de la web el usuario de manera de optimizar la navegabilidad del mismo.

Hay que decir, que el uso de los chatbots ha crecido con el paso del tiempo. Desde el 2016 hasta la fecha se duplicó la cantidad de softwares disponibles, pudiendo generar y asistir conversaciones por texto o por voz. Incluso, según 40defiebre.com, el uso de este tipo de aplicaciones sobrepasó el uso de redes sociales, y un 20% de las búsquedas en Internet se hacen por voz con asistentes como Siri. Esto habla de que la Inteligencia Artificial ha multiplicado los beneficios al respecto de esta usabilidad.

¿Qué escribir?

Ya hemos visto los beneficios de implementar un chatbot en la web, en el paso siguiente nos tocará ver cómo tu asistente de conversación estará en contacto con quienes la visiten. Es conveniente seguir este paso a paso para encontrar el discurso:

1- Determina qué servicio ofrece la web: Si tiene carrito de compras, galería de fotos, promociones u ofertas.

2- Diseña una conversación modelo: Tendrás que adaptarla a cada novedad. Si ofrecés una promoción semanal con información particular de cada promoción, esta conversación tendrá variables ajustadas a esos cambios.

3- Piensa en las conversaciones como un árbol: Todo inicia en la raíz con un saludo que se abre a recibir una consulta. Algunas respuestas troncales no deben faltar que sirvan para que el bot identifique el tipo de conversación y pueda tomar las respuestas indicadas y no otras. En cada rama encontrará más variables que podrás argumentar con palabras claves del producto o servicio que ofrece.

4- Define las opciones de respuesta: El bot no puede dar respuestas abiertas, sino más bien cerradas, para evitar que quien hace la consulta se vaya por las ramas y desvíe el tema.

5- General relaciones semánticas potentes: Identifica las palabras claves relacionadas con tus productos y los llamados en acción que podés implementar en cada conversación. Gestionarlos inteligentemente como para que la conversación no sea fría, sino más bien una cálida invitación a resolver su consulta y finalmente concretar su compra.

6- Implementa Inteligencia Artificial: Es importante que tu chatbot aprenda con cada conversación y genere cada vez más interacciones de valor.

Estas son las claves para llevar adelante una buena gestión de contenidos por medio de tu chatbot en una web. Contínuamente tendrás que estudiar cuáles son los pasos a seguir para que el bot sea cada vez más preciso y conecte de forma más directa con las consultas de tus potenciales clientes.