Como escribir la historia de tu emprendimiento

Contar historias puede ser una excelente forma de reflexión; también brinda la posibilidad de compartir experiencias con futuros lectores y nutrirnos de sus devoluciones. Como comenzar con un desafío de escritura y llegar a buen puerto.

Escribir es una actividad que, de por sí, fortalece el espíritu creativo; nos hace razonar y, en muchas ocasiones, permite investigar nuestros propios sentimientos y jugar con nuestras emociones. Ya sea ficción, una breve historia o una bitácora para mantener actualizada una página web, escribir puede ser un excelente cable a tierra para descargar tensiones o simplemente descubrir un nuevo hobbie.

Pero, al plantear un objetivo concreto sobre escritura, pueden surgir algunos interrogantes, sobre todo si se trata sobre nosotros: no siempre es fácil hacerlo o llegar a buen puerto. En este artículo veremos algunos tips para escribir nuestro recorrido profesional y no padecer en el intento.

El emprendimiento en formato documento

El mundo del emprendedorismo se encuentra plagado de desafíos, fracasos, tropiezos, aciertos, alegrías y tristezas. Algunas de estas palabras pueden resultar muy antagónicas, sin embargo pueden encontrar lugar en un mismo tiempo y espacio cuando nos referimos al camino de un emprendedor.

Poner en palabras el camino recorrido con aciertos y complicaciones, hace que podamos reflexionar sobre el trayecto; capitalizar experiencias y poder ver, al leerlo, de manera objetiva toda la empresa desde sus comienzos.
Escribir también suele ser la forma de cerrar etapas o potenciar nuevas ideas y desafíos; permitirnos jugar, bosquejar en nuestra mente (y en el documento), pensar y volver a emprender.

Claro que el camino compartido siempre es mucho mejor, por eso una de las ventajas que propone el escribir sobre nuestro emprendimiento es que podemos compartirlo con los demás. Ser un hacedor de emprendedores o fomentar la práctica mediante la lectura, es una buena forma de devolver y animar a otros a emprender. Hay muchos libros sobre emprendimientos y, es probable, que nos quede un poco de todos y la mayoría sume una cuota de experiencia en la formación de quienes aun son simples espectadores de este mundo pero que cuentan con ganas de hacer más.

De la idea al papel… o la web

Para encarar un proyecto de desarrollo de escritura deberemos precisar algunas cuestiones antes de comenzar.
Primero deberemos determinar el formato que elegiremos; si la idea es redactar algunos artículos aislados, realizar una especie de bitácora con cierta periodicidad o bien lanzarnos de lleno en la producción de un libro. Quizás comenzar con algo pequeño sea lo indicado.

Sorteado este paso deberemos elegir el medio de distribución y la llegada que le queremos dar a nuestro proyecto. Una forma fácil de comenzar es adquirir un dominio y crear un blog en WordPress, cuestión que resulta simple y que puede ser configurado y puesto en marcha en breves minutos. Donweb tiene un excelente servicio de sitios con WordPress que además incluye casillas de emails personalizadas e ilimitadas que serán de gran utilidad para lo que explicaremos a continuación.

Con el sitio en marcha, lo ideal es escribir al menos 2 o 3 artículos semanales: podremos dividir en temáticas y contar historias sobre nuestro emprendimiento.

Lo interesante de este tipo de proyecto es que podemos crear una comunidad alrededor de la idea y hacerla crecer ofreciendo la suscripción para recibir por mail los artículos. Si luego el proyecto crece, podemos asesorarnos sobre las posibilidades que ofrecen los servicios de e-mail marketing para aumentar el posicionamiento de nuestra marca personal, nuestras historias y nuestras ideas.

Si la idea es darle forma de libro, o bien seleccionar nuestros artículos para armar una colección, podemos encarar el proyecto de manera independiente.

Hay muchas editoriales que ofrecen servicios. Estas editoriales prestan asistencias en la edición y corrección de la obra, pautando la entrega por capítulos y apéndices del libro para que el escritor pueda organizarse con su trabajo y pueda despreocuparse de algunas cuestiones. También el diseño de portada y la diagramación general del libro puede ser contratado al igual, claro, que la impresión del mismo. Abonado estos servicios, el escritor recibirá una determinada cantidad de ejemplares terminados y tendrá que hacerse cargo de la distribución de forma personal.

Si la solución de tener una caja gigante con cientos o miles de libros acumulados en casa no es una opción, si el escritor / emprendedor no desea arriesgar capital o no puede ocuparse personalmente de la distribución y venta de los libros, hay otras soluciones interesantes a las que se puede recurrir.

Amazon nació como la librería online más importante del mundo y, aunque luego traspaso las barreras editoriales para vender otros productos, su espíritu inicial sigue vivo.

Amazon ofrece la posibilidad de subir libros en formato digital a su tienda para su lector Kindle. Estos ebooks se distribuyen en todo el mundo y, obviamente, generan regalías al autor por cada venta.

También se puede ir más allá. Amazon brinda un servicio de impresión por unidad comprada; es decir, cuando un libro se compra y se pide de forma impresa, la obra se imprime en forma individual, se encuaderna y se envía a domicilio de manera física.