Consejos sobre privacidad en Facebook

Consejos sobre privacidad en Facebook - DonWeb Blog

Cómo proteger tu privacidad disfrutando de los servicios que ofrece la red social más popular del planeta.

Este artículo fue publicado originalmente en la edición de agosto de 2010 de DattaMagazine, la revista de tecnología de Dattatec.
Autor: Javier Richarte – javier.richarte@dattamagazine.com

Para muchos usuarios, Facebook es una fuente de entretenimiento, una forma más de interacción con sus contactos, familiares, amigos o clientes. Para otros, es un demonio que atenta contra la privacidad, sin embargo, esa bestia es configurable a gusto de cada usuario. Lo que sí quizás sea discutible es el conjunto de opciones establecidas por defecto al crear una cuenta. Lo que esta red social quiere es prosperar, por lo tanto, es entendible que la configuración inicial muestre grandes cantidades de información personal (ingresada por el propio dueño de cada cuenta) al resto de los usuarios. Lo que también puede llegar a molestar a una gran cantidad de usuarios es la mutación que Facebook impone periódicamente comprometiendo nuestra información, la forma en que la publicamos y quiénes tienen acceso a ella o no. Digamos, cada tanto Facebook hace modificaciones globales que revelan determinados contenidos a determinados grupos o jerarquías de usuarios que el titular de la cuenta configuró de antemano para que queden resguardados y no puedan ser visibles públicamente. Los usuarios más sensibles a este tipo de cambios deben estar muy atentos y volver a revisar y refinar sus opciones de privacidad. Esto último es otro claro ejemplo de que Facebook crece más cuanto más descubierta esté la información y los contenidos que cada usuario incorpora a su perfil. Un cambio reciente relacionado con esto es la publicación de nuevas fotos: antes aparecía un menú emergente con la posibilidad de publicar o posponer la publicación para ordenar, filtrar o seleccionar las imágenes subidas, pero eso ya no es posible, ahora las fotografías se publican directamente.

Otro aspecto similar es con lo que se encuentran los usuarios al darse de baja de Facebook: se encontrarán con que su perfil no se elimina inmediatamente, sino que se conserva en “stand-by” durante unas semanas, por si nos arrepentimos y queremos volver a activarla (tal como hace Blogger con los blogs de sus usuarios).

SE VINIERON LOS CAMBIOS

Luego de las críticas y reclamos a la red social, Facebook reemplazó las 170 opciones originales relacionadas a la privacidad por un nuevo método de configuración más simple. Sin embargo, aún quedan aspectos pendientes referidos a la seguridad y privacidad de esta red social que hoy cuenta con más de 400 millones de usuarios. A pesar de estos mecanismos más sencillos para establecer la disposición de nuestra privacidad, la política de Facebook a la hora de generar un nuevo perfil de usuario sigue siendo la misma: por defecto estará todo activado, salvo que el interesado se tome la molestia de cambiarlo a su gusto.

Un avance notable en este ámbito es la posibilidad de publicar fotos, enlaces, videos o estados escogiendo quiénes pueden acceder a esos contenidos puntuales, al momento de divulgarlas. Las opciones son Todos (incluso aquellos que no son nuestros amigos), Amigos de amigos (no tan pública como la opción anterior, pero ese contenido será visible por una gran cantidad de usuarios), Amigos (sólo se mostrará a nuestros contactos directos), Personalizar… (permite seleccionar listas de contactos e incluir o excluir determinados contactos), Sólo yo (opción que puede servirnos como diario íntimo, anotador o para respaldar álbumes de fotos). A su vez, si utilizamos reiteradamente alguna de estas opciones, se puede establecer como predeterminada.

CONFIGURACIÓN

Como ya mencioné, Facebook es una red social con más de 400 millones de usuarios activos compartiendo material personal. En incontables ocasiones se han dado situaciones embarazosas: un ejemplo típico es el hecho de etiquetar a alguien en una foto de una fiesta o un cambio en la situación sentimental.
Y, por más que una enorme cantidad de usuarios renieguen de Facebook, éste ofrece las herramientas para personalizar nuestro perfil a gusto. El completo panel de configuración de privacidad es accesible desde el último botón de la barra superior, llamado Cuenta, que permite controlar la imagen pública, siempre y cuando nos tomemos un rato para llevarlo a cabo.

Al ingresar en Cuenta y luego en Configuración de privacidad, en la parte superior se puede modificar la configuración sobre la Información básica del directorio, ingresando al link con ese mismo nombre. Un panel aparecerá, desde donde se ofrece la posibilidad de personalizar nuestra posición frente al buscador integrado en Facebook, es decir, en referencia a los contactos de la red que no son nuestros amigos, estas opciones incluyen por quién seremos visibles en las búsquedas, quiénes pueden enviarnos mensajes o solicitudes de amistad, ver nuestra lista de amigos, entre otra información personal, como ubicación geográfica, laboral y académica.

Una vez establecida esta configuración a nuestro gusto, podemos volver al menú anterior. Allí aparecerá un panel con los diferentes niveles preestablecidos de privacidad (Todos, Amigos de amigos, Amigos, Recomendado y Personalizada) que afectan a la publicación de estados, fotos, videos, enlaces (y también quiénes pueden realizar comentarios sobre esas publicaciones), fecha de cumpleaños, direcciones de correo electrónico y mensajería instantánea, números de teléfono y domicilio, etc.

Dentro de la opción Personalizar configuración, tenemos un completo y detallado panel que nos permitirá qué mostrar y a quiénes, incluyendo la privacidad de cada álbum de fotos.
En la parte inferior del panel de las opciones de Privacidad, figuran las dos últimas opciones referidas a este asunto: Aplicaciones y sitios web y Listas de bloqueados.

En la primera de ellas, podremos configurar las aplicaciones instaladas en nuestro perfil y el acceso a qué información de nuestra cuenta tendrán.

La opción Listas de bloqueados permite bloquear usuarios (léase ex parejas problemáticas, ex compañeros cargosos y entre otros indeseables), es decir, seremos totalmente invisibles a ellos, incluso en el buscador y en los perfiles de amigos en común. No es necesario que la persona a bloquear esté en nuestra lista de amigos.

CONSEJOS PUNTUALES

Lo más aconsejable para evitar problemas de privacidad es evitar todo tipo de actividad pública, ya sea en Facebook o en cualquier otra red social. Pero a esta altura manejarse sólo con el correo electrónico puede resultar muy escueto para los tiempos que corren y no aprovechar las nuevas tecnologías que brinda la web 2.0.

Volviendo a Facebook, por más sólida que parezca la personalización de la privacidad, puede ocurrir que algo se nos escape. A continuación, una serie de consejos para implementar o, al menos, tener en cuenta:

* Desactivar la posibilidad que tienen nuestros contactos de publicar en nuestro Muro.
* Agregar únicamente contactos conocidos (en caso de que un desconocido nos envíe una solicitud de amistad, enviarle un mensaje consultándole quién es y cuáles son sus pretensiones).
* Para comunicar algo a algún contacto no usar su muro. Para eso existen los mensajes privados.
* No instalar juegos y aplicaciones a diestra y siniestra: tendrán acceso a nuestra información y no sabemos quiénes están detrás.
* Como no se puede evitar ser etiquetado en publicaciones de nuestros contactos (generalmente con fines publicitarios o de promoción), pedirles expresamente que eviten esa fastidiosa modalidad.
* No etiquetar a contactos en fotografías o videos donde éstos no aparecen. Además de ser absolutamente molesto para los demás, compromete su privacidad.
* Si deseamos borrar definitivamente nuestra cuenta, por los métodos convencionales es un tanto complicado. El proceso demora semanas, poniendo nuestro perfil en reposo, por si nos arrepentimos y queremos volver. Para hacerlo de forma efectiva e inmediata, debemos ingresar en este enlace y confirmar: http://www.facebook.com/help/contact.php?show_form=delete_account

COMPROBAR PRIVACIDAD

Dada la sensibilidad y constantes cambios en los mecanismos de Facebook relacionados a la privacidad, existen numerosos servicios web gratuitos para comprobar la privacidad de nuestro perfil, con tan solo ingresar la URL de nuestra cuenta. Uno de ellos, para mantener un control estricto de la privacidad en Facebook, es ProfileWatch (http://www.profilewatch.org/). Por su parte, existen aplicaciones de Facebook destinadas a analizar la privacidad de las cuentas: ReclaimPrivacy (http://www.reclaimprivacy.org/) y PrivacyDefender. Cumplen con los mismos fines que los dos servicios anteriores, además de permitir configurar la privacidad por niveles.

ProfileWatch permite comprobar el nivel de privacidad de nuestro perfil y detectar aspectos que puedan afectarnos y corregirlos desde el panel de Facebook.

PrivacyCheck lleva a cabo un análisis de nuestra cuenta y, dependiendo de la información pública que recolecte y los grupos de contactos que puedan acceder a ella, arrojará un valor comprendido entre 1 y 21 (1 es el valor de privacidad mínima y 21 el de máxima privacidad).