Home / Curiosidades web / ¿Cómo son las nuevas consolas Android?

¿Cómo son las nuevas consolas Android?

A meses de su salida, les contamos cuáles son las posibilidades de estas nuevas propuestas.

En los meses anteriores, en Dattamagazine.com hemos dedicado buena parte de nuestras páginas virtuales a cubrir los nuevos lanzamientos en materia de nuevas consolas. En su momento, seguimos el minuto a minuto de las presentaciones de la Playstation 4 y la Xbox One, ambas consolas de octava generación que, seguramente, serán un éxito de ventas cuando estén disponibles hacia fines de año.

A diferencia de dichas propuestas, hoy nos centraremos en otro tipo de consolas, que nos permitirán jugar en la comodidad de nuestro televisor, sin necesidad de realizar un exagerado desembolso de dinero.

Estas consolas no sólo son interesantes por su propuesta, sino que se caracterizan por utilizar Android (el sistema operativo móvil de Google) como eje central de su experiencia de usuario.

OUYA en acción

OUYA

Comenzaremos por la propuesta más reconocida a nivel mundial. Hace ya bastante tiempo que se habla de este interesante proyecto, pero pocos saben cómo surgió la idea. Muchos son los emprendedores que tienen lo que, dentro de un proyecto, es de vital importancia: “la idea”; pero debido a los altos costos de producción, les es imposible afrontar los costos para llevar a cabo el emprendimiento. Para que estas ideas no queden pululando en el aire, muchos emprendedores buscan apoyo en el financiamiento colectivo, una excelente propuesta que les permite encausar la empresa y volver el sueño realidad. En la historia de Ouya, este tipo de financiamiento fue el que dio el puntapié inicial para que la consola comenzara sus andanzas gracias al sitio Kickstarter. Este tipo de financiamiento no sólo funciona sino que, a esta altura, casi 60 mil personas ya recibieron el dispositivo gracias a que participaron de la preventa realizada en el sitio Kickstarter, mientras que el resto de los mortales podrá adquirir la consola a sólo U$S99 luego de su salida a fines del mes de junio de 2013.

Un Android bajo la manga

Dejando de lado el financiamiento de Ouya, nos centraremos en su propuesta basada en el divertimento. La consola funciona con dos tipos de interfaces gráficas. En este sentido, el sistema operativo de Google ha sido totalmente modificado y adaptado a las necesidades de una consola de videojuegos mientras que a veces, para algunas tareas, se muestra en su interfaz por defecto. Navegando el menú principal encontramos cuatro opciones a las que acceder:

– Play: Nos lista los juegos disponibles para correr.
– Dicover: Abre la tienda de juegos de Ouya, permitiendo bajar e instalar una amplia gama de Apps.
– Make: Es el apartado con información para desarrolladores.
– Manage: Para ingresar a las opciones de configuración de la consola.

Consola y mando

Un Smartphone en la TV

El planteo de Ouya es simple: disfrutar juegos desarrollados para Android directamente en la pantalla del living, algo que podría traducirse como “conectar el Smartphone a nuestro LCD/LED”. En este mismo momento existen 130 títulos en el mercado de aplicaciones de OUYA de los cuales 5 son aplicaciones y otros 5 son emuladores, previéndose que este número aumente en forma considerable en los próximos meses.

La idea es que la compra de títulos se realice sólo si el usuario está conforme con el juego por lo que, en casi todos los casos, se podrán probar los juegos antes de comprarlos.

OUYA tiene disponible importantes motores de juego como Unity o el Unreal Engine 3, que permiten el desarrollo de títulos de alta complejidad, los cuales seguramente conformarán a los Gamers Hardcore, más demandantes de juegos de calidad técnica.

El Hardware

Si la observamos con detenimiento, los desarrolladores de OUYA tuvieron el más mínimo cuidado al fabricar la consola, reparando en todos los detalles. El dispositivo central es un cubo perfecto de 7,5 cm por cada lado, mostrando en una de sus caras los puertos de conexiones microUSB y USB, HDMI, puerto ethernet y el conector para el adaptador de corriente. Además de las conexiones alámbricas, OUYA dispone de conexión Wi Fi y Bluetooth, para la sincronización de dispositivos inalámbricos, y la posibilidad de conectarse a internet sin necesidad de cables.

Por dentro, la consola está potenciada por un procesador Nvidia Tegra 3 T33, 1GB de memoria RAM y 8GB de almacenamiento interno, totalmente expandible mediante un disco duro externo vía USB.

GamePop

Si bien OUYA fue la primera consola Android en darse a conocer y quizás la más popular del momento, la realidad es que otras propuestas no tardaron en llegar.

GAMEPOP también se basa en Android

GamePop mantiene ciertas similitudes generales con OUYA desde su diseño. El diseño general de la consola se presenta como un cubo brillante que mantiene una estética por demás minimalista. Además, corre un Android 4.2, aunque aún no se han develado las especificaciones y características técnicas de hardware.

La principal diferencia con nuestra primera propuesta radica en que la GamePop tendrá un valor de U$S129, un costo sensiblemente más caro, pero no sólo eso: para jugar deberemos abonar una suscripción de U$S6.99 por mes. Con ese abono podremos acceder sin límites a una selección de más de 200 juegos, pudiendo incluso disfrutar de contenidos multimedia ofrecidos por la consola.

GameStick

Nuestra última consola, al igual que OUYA, tiene sus raíces en el financiamiento colectivo de Kickstarter y está a pocas semanas de recaudar el total de fondos para llevar adelante el proyecto. Al momento de escribir estas líneas, el proyecto llevaba recaudado más de U$S600.000 del total necesario para dar cauce a la fabricación de la consola, algo que da muestra del gran éxito de recaudación que el grupo de desarrolladores está experimentando.

GAMESTICK también se ofrece a un precio muy económico

Técnicamente hablando, la GameStick estará potenciada por un procesador Amlogic 8726-MX apoyado sobre 1 GB de memoria RAM DDR3, más 8 GB de almacenamiento interno y conexiones Wi-Fi y Bluetooth que permitirán conectar todo tipo de mandos y teclados inalámbricos.

El centro de experiencia de GameStick es su mando inalámbrico, que recuerda al Gamepad de la Nintendo Wii aunque aquí lo novedoso es que el CPU de la consola está dentro del mismo mando.

La GameStick está constituida sólo por el control gamepad y un pequeño “pendrive” que en vez de conectarse al puerto USB, se conecta al puerto HDMI de cualquier televisor o monitor. Al realizar esta acción, el mando se comunicará directamente con la TV, sin cables de por medio, y sin necesidad de conectar el mando a la corriente eléctrica ya que funciona por medio de baterías. Esta completa libertad hace que el “pendrive” de sincronización pueda guardarse dentro del mando, convirtiendo a la GameStick en la consola hogareña más portátil de todos los tiempos.

La CPU de GAMESTICK está incluida en su mando

Para hacernos con la consola deberemos abonar un mínimo de 79 dólares, más 15 dólares como gastos de envío si estás fuera de los Estados Unidos. Un precio más que interesante por una consola Android súper completa y de altas prestaciones.

Las Tablets: Consolas portátiles Android

Este no es un dato que debamos pasar por alto: nuestra Tablet Android es una consola de videojuegos en potencia, por lo que califica plenamente para estar en los párrafos de este artículo. Sin entrar en el detalle obvio de los juegos para el sistema operativo de Google, que son de público conocimiento, lo cierto es que estos camaleónicos dispositivos son ideales para jugar cómodamente desde la misma pantalla o conectados a la TV mediante el puerto HDMI incluido.

Para que la transformación de Tablet a consola sea completa, les recomendamos hacerse con algún control tipo Gamepad que se adapte a la tableta que utilicen. En tal sentido, en Dattamagazine hemos probado el control IPEGA PG-9017 conectado vía Bluetooth a una Tablet Motorola Xoom y la experiencia fue muy grata. Este interesante Gamepad para Tablets y celulares se consigue a sólo U$S 27 en Deal Extreme (www.dx.com) con envío incluido.

En conclusión

Es interesante ver que para jugar ya no debemos gastar cientos de dólares en consolas súper potentes. Las propuestas aquí descritas tienen la capacidad de brindar horas y horas de entretenimiento, con una inversión mínima de dinero. El hecho de que las consolas cuenten con el sistema operativo Android no es un dato menor; al ser un sistema operativo abierto y adaptable, de seguro no pasará mucho tiempo hasta que la comunidad de desarrolladores eche sus manos sobre las consolas. Este panorama no puede ser más rico; ya imagino la cantidad de tareas que pueden desarrollar estas pequeñas consolas con un Android adaptado: desde ser nuestro centro multimedia, hasta diferentes posibilidades que trae aparejada la conectividad ofrecida por estos Gadgets.

Amigos, las consolas Android ya están aquí, sólo resta comparar y quedarse con la alternativa que les resulte más tentadora.

¡Añade un comentario!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.