Home / Curiosidades web / Dura pelea entre las editoriales y Amazon

Dura pelea entre las editoriales y Amazon

La editorial Hachette, detrás de la saga de Harry Potter, se plantó contra Amazon - DonWeb Blog

Una de las editoriales más importantes de Estados Unidos le dijo que “no” al pago de extras que pide la compañía de Seattle. En respuesta, Amazon boicoteó la venta de sus últimos títulos.

Aunque todavía se debate si dejará de existir el libro físico frente al crecido comercio de ebooks, la editorial francesa Hachette, responsable de la saga de libros de Harry Potter, le puso los puntos a Amazon, la compañía de comercio electrónico líder en la venta de títulos digitales. La disputa que recién comienza expone a dos industrias del mismo segmento con todas sus armas para demostrar quién maneja la batuta.

Aunque todavía hay que ver cómo prospera la causa, haremos un repaso de lo sucedido por entonces apoyándonos en el recuento de hechos que publicó recientemente el diario The New York Times.

El problema cobró relevancia cuando Amazon comenzó a cobrar unos “extras” a las editoriales por servicios como: botón de preventa, recomendaciones personalizadas y un empleado in-house, asegurando que con estas herramientas se lograrían mayores ventas. La francesa Hachette se negó a pagar esos cargos y pronto recibió la respuesta de Amazon con una bajada de pulgar.

Es que justamente en ese momento salía a la venta “The Silkworm”, de la misma autora de Harry Potter pero usando un apodo. Este libro es la continuación de “The Cuckoo’s Calling” que fue récord de ventas en 2013. Todo haría suponer que Amazon no se perdería este suceso editorial, sin embargo, tras la negativa de Hachette la firma de ecommerce lo puso en venta a un valor poco promocional de 25,20 dólares y con el aviso de que el envío a domicilio podría demorar hasta dos semanas.

Mientras que Amazon sigue siendo el mayor comercializador de libros en la actualidad, la editorial francesa comenzó una campaña para no dar brazo a torcer en la que se sumaron las editoriales independientes de Estados Unidos y la American Booksellers Association, quienes plagaron las redes de banners que dicen “Gracias Amazon, las indies (independientes) nos encargaremos a partir de ahora”.

De esta manera el libro comenzó a venderse en valores con descuento en otros espacios como la librería Third Place Books, que lo ofreció con una rebaja del 20% en su web y con envío a domicilio en el día; también Walmart lo promocionó con un 40% de descuento en su sitio y su fan page de Facebook, mientras que Barnes and Noble lo ofreció de forma física en 19,60 dólares y digital a 11,99 dólares.

Desde distintos lados, la editorial Hachette recibió el apoyo para hacerle frente a las presiones de Amazon. El comediante y escritor Stephen Colbert hizo un sticker que dice “No lo compré en Amazon” para poner en la portada de los libros, y la autora del título en disputa, The Silkworm, publicó en su cuenta de Twitter: “@ThirdPlaceBook Las librerías fueron el secreto del éxito de Harry Potter, ahora #CormoranStrike les deberá también sus buenos tiempos. #ComprenEnLibrerías”.

Con todo, el enfrentamiento está poniendo sobre relieve que si bien Amazon lidera el mercado de ventas del sector, el destino de las editoriales no está escrito, al menos no en formato digital.

¡Añade un comentario!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.