Home / Curiosidades web / El último celular de la dupla “Google – Motorola”

El atardecer en los Esteros del Iberá

El último celular de la dupla “Google – Motorola”

Testeamos a fondo el Moto G, un celular económico de gama media que incluye una amplia pantalla y un procesador de cuatro núcleos.

Motorola es una de las tantas empresas que ha sufrido serios vaivenes en las últimas décadas. Siendo una compañía de antaño, fue una de las empresas que pisó fuerte cuando la telefonía estaba a punto de reinventarse con la llegada de los celulares.

La firma brilló incluso lanzando algunos celulares memorables que van desde el reconocido Startac, el clamshell (con tapita) emblemático de mediados de los 90´; hasta el fabuloso V3, un celular revolucionario para su época.

Luego de transitar algunos problemas, y siendo opacada por otras empresas como Nokia, Apple, LG y Samsung, Motorola empieza a asomar nuevamente con algunos lanzamientos interesantes como el Defy y los nuevos Razr.

Después de estos síntomas de vida, la empresa fue comprada por Google. El gigante de las búsquedas (hoy metido en otros negocios fructíferos como la realidad aumentada y la robótica) realizó una importante movida comercial en la cual se quedó con importantes patentes de Motorola y, por supuesto, todo el negocio de celulares. De la compra de Motorola por parte de Google nacieron interesantes propuestas y celulares que marcaron la cancha para el gran regreso del gigante de las comunicaciones. Pero Google tenía en mente una nueva jugada estratégica y hace pocas semanas abrió el partido vendiendo todo el sector móvil de Motorola a Lenovo.

Para Lenovo esta fue una movida muy importante dado que, si bien es el fabricante número uno de computadoras en el mundo, no tiene una fuerte presencia en el mercado móvil y con esta compra entraría de lleno a un mercado con mucho potencial.

Luego de esta pequeña historia, volvemos a nuestro laboratorio para contarles que desde hace dos semanas estamos probando uno de los últimos modelos de los teléfonos lanzados por la Motorola de Google. A continuación compartimos con ustedes nuestras impresiones del nuevo Moto G.

De gama media

Actualmente, en la gama media de celulares se encuentra una amplia oferta de teléfonos, muchos de ellos con grandes ambiciones. Dentro de este rubro se destaca el Moto G, un Smartphone económico que, luego de observar con detenimiento sus características, parece jugar en las grandes ligas.

El Moto G es el hermano menor del Moto X, el celular de alta gama que la empresa (recientemente adquirida por Lenovo) lanzó hace sólo tres meses. El Moto X incluye el promocionado sistema de reconocimiento de voz Google Now, que permite controlar diversas funciones del dispositivo, contando para esto con un microchip dedicado.

Al desarrollar el Moto G, se eliminaron algunas características que permitieron abaratar costos y así construir un celular que pisa fuerte en la gama media gracias a un acomodado precio que va desde los $2000 hasta los $2600, según el plan de abono y la operadora.

Pantalla, fotografías y almacenamiento

Repasando sus características se destaca la amplia pantalla de 4.5” HD con protección Gorilla Glass y un procesador Qualcomm Snapdragon 400 de 4 núcleos que, acompañado con un módulo de 1 giga de RAM, hace que el Android 4.3 incluido se desenvuelva con total fluidez.

A la hora de tomar fotografías el Moto G se comporta correctamente pero tampoco se destaca. Aquí es donde se han reducido algunos costos, incluyendo una cámara principal con un sensor de 5MP que además permite filmar en HD (720p) y una cámara frontal de 1.3MP.

Haciendo referencia al espacio de almacenamiento, el Moto G está disponible en dos versiones. La más económica incluye 8 gigas de memoria interna, dejando solo 5 gigas disponibles para el usuario, algo que puede resultar escaso ante la imposibilidad de ampliar la memoria con una MicroSD. Por otra parte, la versión de 16 gigas resulta una opción más acertada para aquellos usuarios que dispongan de un amplio catálogo musical y no utilicen los servicios de almacenamiento en la nube.

Diseño y Android

Estéticamente hablando, el teléfono se destaca por no poseer el clásico botón “Home” de manera física. Para interactuar con el sistema operativo, Motorola incluyó tres botones virtuales en la pantalla que permiten dirigirse al escritorio, retroceder y ver las apps que se encuentran abiertas. Los únicos botones físicos incluidos se encuentran dispuestos en uno de los laterales y permiten encender y bloquear el dispositivo y otro se utiliza para controlar el volumen.

En la parte superior se encuentra dispuesto un Jack de 3.5mm para auriculares y justo debajo de éste y en la parte frontal, una luz que anunciará cuando se recibe un mensaje clásico (SMS) o proveniente de alguna red social. Por otro lado, en la parte inferior se destaca el clásico conector mini USB para datos y carga del dispositivo.

La parte posterior tiene una cobertura plástica muy ligera que logra reducir el peso del dispositivo que ronda los 140 gramos, aunque también se marca mucho de huellas al contacto con la mano del usuario. Si bien en el packaging se incluye una sola carcasa posterior, se puede optar por adquirir la versión Color Edition con una colección de carcasas en diversos colores que en poco tiempo será lanzada en forma oficial en Argentina.

Un detalle no menor son los faltantes en el packaging. El Moto G no incluye accesorios clásicos y de importante utilidad como el cable de datos y los auriculares; ambos productos deben ser adquiridos aparte.

Para terminar y hablando del software incluido, el Moto G corre Android 4.3 que puede ser actualizado fácilmente a la última versión 4.4 (KitKat). El sistema operativo luce limpio y tradicional sin incluir molestos agregados en el escritorio, dejando este punto de personalización en las manos del usuario.

También se incluyen algunas apps de Motorola, muchas de ellas útiles como Assist que permite configurar horas de descanso y de oficina para que el teléfono quede en silencio tanto en momentos de relax como durante la jornada laboral.

En Conclusión

Motorola logró construir un celular económico y con importantes características como para jugar en primera. El teléfono se queda en la gama media sólo por el hecho de incluir una cámara de 5MP que no se destaca de la media en dicho sector, pero si obviamos este punto, estamos frente a un teléfono que supone una compra muy interesante para aquellos usuarios que busquen potencia, una pantalla amplia y un Android a un precio muy acomodado.

¡Añade un comentario!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.