Home / Curiosidades web / Ingeniero de Google despedido por espiar a cuatro usuarios

Ingeniero de Google despedido por espiar a cuatro usuarios

David Barksdale fue despedido de Google en julio por espiar a cuatro menores - DonWeb Blog

Accedió a información personal de cuatro adolescentes, que luego usó para acosarlos. La empresa confirmó el despido.

Mi estimado lector, si alguna vez te llegara una solicitud de amistad de David Barksdale, te recomiendo ignorarla. Este joven de 27 años es el tipo de «amigo» que no hay que tener ni en Facebook.

Hasta julio de este año trabajó como ingeniero en Google. Su trabajo le brindaba acceso a las bases de datos de servicios como Gmail, Google Voice y Gtalk. Porque, claro, todos lo sabemos: cada cosa que hacemos en los servicios de Google, ya sea mandar un mail, chatear con un amigo, editar un documento, etc., queda guardado en los servidores del gigante de internet. Confiamos en que los contados empleados de la empresa con acceso a nuestra información personal tienen mejores cosas que hacer – y la ética profesional suficiente – para no ponerse a husmear en nuestras intimidades.

David no es, precisamente, así. Gawker.com reportó que el ingeniero conoció a cuatro adolescentes (todos ellos menores de edad), que formaban parte de un grupo de tecnología. Al poco tiempo, empezó a investigarlos, accediendo a información privada de cada uno de ellos. Por ejemplo, cuando uno de ellos no le quiso contar cómo se llamaba su novia nueva, Barksdale entró a su historial de llamadas de Google Voice para averiguar el nombre y el número de teléfono de la chica. Con esa información empezó a acosarlo, amenazando con llamar a su novia.

En ninguno de los casos se detectó algún intento de acoso sexual hacia los menores, aunque a Barksdale le gustaba pasar tiempo con ellos – llevándolos al cine, por ejemplo. La única motivación que parecía tener se relacionaba con demostrarle a los menores su poder para acceder a su información más privada. Para Google, fue más que suficiente para señalarle la puerta de salida.

«Despedimos a David Barksdale por incumplir con políticas de privacidad interna muy estrictas. Controlamos detalladamente la cantidad de empleados que tienen acceso a nuestros sistemas, y regularmente mejoramos nuestros controles de seguridad – por ejemplo, estamos aumentando considerablemente la cantidad de tiempo que dedicamos a auditar nuestros logs para asegurarnos que esos controles sean efectivos. Dicho eso, un número limitado de gente siempre va a verse obligada a tener acceso a esos sistemas si queremos operarlos como corresponde – por eso nos tomamos cualquier brecha tan seriamente,» explicó por mail Bill Coughran, Vicepresidente Senior de Ingeniería de Google.

Barksdale empezó a despedirse de Google después que los padres de uno de los chicos, alertados de la situación, intentaran impedir que el ingeniero mantuviera contacto con su hijo. Cuando entendieron que el joven parecía «obsesionado» con el adolescente, decidieron alertar a la empresa. Eric Grosse, Director de Ingeniería en el sector de seguridad de las oficinas centrales de Mountain View rápidamente les respondió por mail: «Muchas gracias por la información. Vamos a investigar discretamente y los volveremos a contactar si necesitáramos mayores detalles.»

Ya comprobada la mala conducta de Barksdale, Google se limitó a ofrecer a la prensa sólo el e-mail citado más arriba. La compañía se niega a dar a conocer mayor información sobre las acciones específicas que llevaron al despido del joven ingeniero. Aunque los datos que aportaron los familiares de los chicos, que optaron por el anonimato para proteger a los menores, sobran para entender la preocupación del gigante de internet.

¡Añade un comentario!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.