Home / Curiosidades web / Nuevas políticas de Nic.ar para luchar contra la ciberocupación

Nuevas políticas de Nic.ar para luchar contra la ciberocupación

El regulador estatal de los dominios en Internet (nic ar) ampliará su rol al incorporar nuevas funciones que permitirán brindar mayor seguridad a los usuarios y agregar valor a las empresas ante los «ciberocupas».

«La idea es agregar valor en el ecosistema de Internet argentino, acompañar a diseñadores y programadores, ayudar a las empresas a mantener su marca en Internet», dijo Gabriel Brenta, titular de la dependencia oficial, conocida en el ambiente de la web como «Nic.ar».

El organismo es el responsable de administrar el dominio «.ar», además del registro de nombres de dominio de Internet de las personas físicas y jurídicas nacionales y extranjeras.

Su objetivo principal es hacer más accesible la propiedad en Internet y facilitar el acceso a los usuarios.

Durante los últimos meses el ente estableció nuevas prioridades que incluye la colaboración con otras áreas del Estado.

Entre ellas, la creación de dominios diferenciados como «Tur.ar», orientado a contar con una herramienta destinada a verificar la seriedad de una agencia de viajes mediante su sitio web, iniciativa que se desarrolla con la colaboración con el Ministerio de Turismo de la Nación.

Además, la dirección se propone combatir la «ciberocupación», que es el nombre que denomina la proliferación del registro especulativo de dominios para su posterior venta, lo que da lugar a conflictos legales.

Brenta señaló ante la agencia Télam que Nic.ar toma reclamos originados en este tipo de conflictos e inicia un proceso administrativo que puede derivar en el otorgamiento del sitio a quien, por cuestiones de identidad o índole comercial, demuestre su legitimidad.

La extensión de la «ciberocupación» es, según el organismo, resultado de que el registro de dominios en la Argentina es gratuito, y los únicos limitantes son la disponibilidad de los mismos y el tope máximo de 200 dominios por usuario.

Los dominios de la Argentina son los segundos más usados en la región de Latinoamérica y el Caribe.

Nic.ar busca poner un tope a esta práctica y volver a los sitios registrados en la Argentina «más seguros y confiables».

El ente también impulsa otras herramientas de seguridad como la actualización permanente de la base de datos, la tramitación de denuncias por datos falsos, el reclamo de dominios mediante la llamada «Regla 11», y acciones inmediatas ante denuncias de pornografía infantil o phishing.

Otro de los aspectos que han modernizado el trabajo del área fue el incremento de la proximidad con el usuario con la apertura de nuevos canales de comunicación en redes sociales como Facebook, Twitter, Google+, LinkedIn y YouTube).

«Históricamente Nic.ar atendía por teléfono o email», explica Brenta.

«Ahora tomamos las redes sociales como mecanimos de acercamiento. Funciona muy bien y otros países de la región nos toman como referencia», concluyó.

¡Añade un comentario!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.