Home / Curiosidades web / Ocelote, el jugador profesional que gana 700 mil euros por año

Ocelote, el jugador profesional que gana 700 mil euros por año

Carlos Rodriguez Santiago es un ciudadano español que tiene el trabajo más envidiado por los gamers. Cobra, y muy bien, por jugar al League of Legends.

Ocelote es el nombre de su avatar en el mundo virtual, donde se mueve por los videojuegos como un oficinista lo hace por los pasillos de una empresa. Carlos, como otros tantos gamers, aprovechó el tiempo de juego en línea para monetizarlo y hacer de esta modalidad una forma divertida de insertarse al mundo laboral.

Tiene 23 años y desde los 15 participa de juegos como World of Warcraft, título con el que llegó a Hanóver, Alemania, tras convertirse en un jugador pro. Luego incursionó en los escenarios de League of Legends, donde actualmente lucha por mantener un lugar.

El trabajo parece tan sencillo como jugar solamente, pero tiene la contrapartida de que debe posicionarse bien para mantener el estándar de ingresos, puesto que nadie lo emplea sólo por jugar sino por lograr un ranking, inclusive por ganar.

Desde el punto de vista de Carlos, Ocelote es más bien un “deportista”, ya que gracias a su posicionamiento es como logra tener un ingreso de 600 a 700 mil euros por año. Su participación en los juegos hace que sume fanáticos que hasta piden sus fotos y autógrafos; esto a la vista de ciertas empresas se convierte en miel para las abejas.

Con su marca oficial OceloteWorld, Carlos genera su salario con sponsors, marchandising y premios que obtiene de diferentes torneos. Según él, con un poco de entrenamiento, «cualquiera puede llegar a ser jugador profesional y cobrar por ello». Es por esto que se siente un deportista.

El secreto de su éxito es mantenerse en estado, en este sentido asegura que «Una cosa es estar jugando todo el día y otra muy diferente es entrenar. Jugar partidas y verlas para saber en qué te equivocaste y en qué podes mejorar es la mejor técnica». Además aconseja que se puede entrenar en equipo o individualmente: «Es como un arquero: es mejor que entrene con su equipo, pero tiene que tener una base que la puede aprender solo”.

“Se trata de un verdadero deporte. Incluso en muchos países, como en Estados Unidos o la mayor parte de Asia, cuando viajo me dan un visado de atleta». Para Ocelote los jugadores latinos todavía no lo entienden como un deporte y es por eso que no alcanzan un nivel alto. Aún así, en Argentina ya se ha conformado una Liga que ha sumado sponsors para participar de la primera final de League of Legends, que tuvo lugar ayer en el Teatro Metropolitan de Buenos Aires.

¡Añade un comentario!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.