Home / Curiosidades web / One M8: El camino hacia el nuevo insignia de HTC

De no haber una unidad de red o flash conectada veremos esta pantalla en el Historial. Luego de conectar una unidad deberemos presionar [F5] para que la reconozca.

One M8: El camino hacia el nuevo insignia de HTC

El fabricante taiwanés parió al heredero de HTC One. Como si se tratase de una novedad de Samsung o de Apple, el trayecto hasta el día de la presentación del smartphone estuvo colmado de trascendidos, muchos de los cuales fueron certeros. Una de las promesas del equipo es la presencia de un sistema de doble cámara que permite experimentar con la profundidad de campo y el enfoque. En esta nota, el antes, durante y después del nuevo HTC.

La marquesina de HTC no brilla en los listados que dan cuenta de las firmas que más smartphones venden en el mundo. Este informe de la consultora IDC correspondiente al último trimestre de 2013 ubica por sobre la taiwanesa a Samsung, Apple, Huawei, Lenovo y LG. Se comprende que en aquel recuento el desempeño de HTC encaja en la generalidad del término “others” y que en tal período la compañía ha contado con una cuota de mercado inferior a los 4 puntos porcentuales. Aunque el modelo One fue multipremiado y se convirtió en el móvil más exitoso en el catálogo de la compañía taiwanesa, no alcanzó para eludir el primer desplome en la historia de la firma, que vendió cerca de 26 millones de smartphones en 2013, frente a los 31 millones despachados en 2012.

No obstante, el nombre del fabricante taiwanés ha sido recurrente durante los primeros meses de 2014, un período crucial en la industria móvil signado por el evento anual más relevante del sector: Mobile World Congress. En tal contexto, HTC One obtuvo el galardón al mejor smartphone de 2013 en el certamen Global Mobile Awards 2014, destronando a competidores de fuste y colocando sus iniciales en el centro de las consideraciones. Tal como señaló el sitio GSM Arena, aunque de alta gama, el humilde One se impuso sobre terminales como Lumia 1020 de Nokia, iPhone 5S de Apple y LG G2. Vale recordar que Samsung había sido el ganador de las dos ediciones anteriores de la mano de Galaxy S II y Galaxy S III.

Samsung, líder del sector según se puede corroborar en el informe de HTC arriba señalado, planeó la presentación de su nuevo flagship para la jornada inaugural de MWC 2014; Galaxy S5 parecía llevarse todas las miradas antes, durante y después de la feria en Barcelona. Sin embargo, del vientre de HTC aparecía un equipo de nombre más humilde, el cual se las arregló para que hablen sobre él especialistas, blogueros, filtradores, usuarios de a pie y demás interesados en la escena móvil.

HTC One M8: el “rum rum” preliminar

En “Filtradores: El lado oscuro y luminoso de los rumores tecnológicos”, afirmé que la “generación de expectativa se ha erigido como una fortísima estrategia publicitaria” y que “las compañías convirtieron la calabaza en un bello carruaje, haciendo que sus planes secretos, revelados a cuenta gotas, se transformen en publicidad. ¡Y no solamente publicidad, sino publicidad gratuita y a gran escala!”. Esta aseveración no va en desmedro del repudio de ciertas acciones de filtración, como la que motivó el despido de un alto ejecutivo de HTC en diciembre de 2013, tal como informó en la ocasión The Wall Street Journal.

A HTC también le cabe el sayo. Por sayo me refiero a aquel tejido de rumores expuestos en vidrieras no oficiales, animosos de abultar el interés por un producto aún no aparecido. El sucesor de HTC One consiguió generar una expectativa de tal calibre que en tal sentido, me atrevo a decir, se ubicó mano a mano con Galaxy S5.

Uno de los ejes de los rumores fue la denominación final del equipo. Se habló de HTC One 2, HTC One +, y se señaló que M8, el mote que finalmente lleva, era su nombre clave. A través de su cuenta oficial en Twitter, Evleaks, uno de los de mayor renombre en el club de los filtradores, dejó entrever que el nuevo insignia de HTC llevaría un nombre ostentoso: The All New HTC One. Tal es la credibilidad que ha ganado aquel filtrador, que medios especializados en el segmento comenzaron a hablar del smartphone llamándole de este modo. Aquí un botón que sirve de muestra.

Por supuesto, sus eventuales especificaciones también fueron eje de los pronósticos. Ya en octubre de 2013 el sitio PhoneArena se hacía eco de los primeros trascendidos aquí y aquí. Sin embargo, fue hacia fines de enero de 2014 que los leaks comenzaron a acumularse unos sobre otros, tal como señaló Engadget y el caudal se intensificó luego de que HTC anunció que el equipo sería presentado el 25 de marzo en dos eventos simultáneos en Londres y Nueva York, tal como contó The Verge. Recordemos que Samsung mostró el nuevo Galaxy el 24 de febrero.

Además de especulaciones en torno a su hardware (se habló de las pulgadas en las cuales se fijaría su pantalla, de la potencia de su procesador, de la versión de Android que correría, etc.), gran parte de los rumores y filtraciones giraron en torno a un prometido sistema de doble cámara: aquí otra muestra a cargo de Evleaks. Poco se conocía acerca de la verdadera funcionalidad de esta tecnología y, en las vísperas, GSM Arena divulgó una imagen “robada” que echó luz sobre el enigma, incluso antes de la presentación oficial del smartphone y ante la ausencia de voces oficiales. Como se puede vislumbrar allí, se trata de una fotografía de un anuncio en un medio gráfico a cargo de un operador de telefonía australiano. El mismo reveló la posibilidad de cambiar el enfoque en la instancia posterior a la toma, además de la adición de efectos tridimensionales.

Otro buen signo

“Hay solamente una cosa en el mundo peor que hablen de ti, y es que no hablen de ti”. En tal sentido, hay buenas noticias para HTC, firma que apareció en la mira de uno de los actores más relevantes del sector. Nokia se abalanzó sobre el fabricante taiwanés pocos minutos después de la presentación de One M8. La finlandesa, ahora en manos de Microsoft, envió invitaciones para un evento a celebrarse el 2 de abril y no fue indiferente al nuevo integrante del segmento. Siguiendo al sitio Gotta Be Mobile, la finlandesa se burló de HTC diciendo “¿por qué ir por “uno” (en referencia a “One”), cuando se puede ir por más?”. Tal como se advierte en la invitación, aparece el término “more”; Nokia promete novedades para su gama de teléfonos Lumia. Este tipo de estrategias en las que aparece la burla y el descrédito a la competencia son moneda corriente en la industria tecnológica; imposible dejar de mencionar en este punto el cruce de ironías entre Microsoft y Apple. Ser elegido como contrincante es, a fin de cuentas, un signo de vitalidad. Por lo que HTC puede decir: “Ahora compito”.

La voz oficial

HTC One M8. No fue One 2 ni tampoco el rimbombante The All New HTC One, desacreditando en este ítem al generalmente acertado Evleaks. Más allá de su mote, las filtraciones dieron en el blanco. O casi.

En lo que refiere a diseño exterior, el equipo extiende la filosofía de su antecesor con un cuerpo de una única pieza en metal pulido, aunque apostando por bordes más redondeados. Además, es levemente más grande que One: sus dimensiones se establecen en 146,3 x 70,6 x 9,35 milímetros, y su peso es de 160 gramos. También creció brevemente su pantalla: de las 4,7 pulgadas del modelo original, el nuevo equipo se fija en las 5 pulgadas. Su pantalla es SuperLCD3, con resolución Full HD y protección a cargo de Gorilla Glass 3. Siguiendo los consejos de Google (desarrollador de Android) incluye botones on screen, en desmedro de los físicos. Los pronósticos también dieron en la tecla en cuanto a la disponibilidad de colores: plateado claro, plateado oscuro y dorado.

En términos de hardware, se potencia con un procesador Qualcomm Snapdragon 801 de cuatro núcleos a 2,3GHz; cuenta con 2GB de RAM; y 32GB para almacenamiento interno expandible vía microSD. Su batería mejora respecto al modelo anterior, con 2600mAH. En cuanto a conectividad, inclye 3G, LTE, WiFi y Bluetooth, además de GPS, NFC y puerto infrarrojo.

Su sistema dedicado a la fotografía no cumplió con las amplias expectativas que había generado. Además de la frontal de 5 megapixeles ideada para videollamadas (y también para selfies), cuenta con dos cámaras en su cara posterior, tal como se había divulgado mucho antes de la presentación oficial. Una principal es de 4 megapíxeles, a la que se añade una segunda que aparece como un asistente para su compañera. Entre sus funciones, tal como se había anticipado, permite cambiar el foco, el brillo y demás parámetros en la instancia posterior a la toma. HTC anunció un SDK para que desarrolladores exploren y entreguen nuevas alternativas para este sistema dual. El sitio PoderPDA publica un interesante análisis en donde estudian si el sistema de fotos de M8 supone un avance o un retroceso respecto a la versión anterior del móvil.

Puestos a hablar de software, corre con Android 4.2.2, sobre el cual HTC aplica su interfaz Sense 6. Al respecto, la firma anunció asimismo el pronto arribo de una versión “Google Play Edition”, lo que se traduce en la ausencia de las capas de personalización propias de HTC, con un “Android limpio”. Por otra parte, al igual que ocurre en LG G2 (nuestro review de aquel smartphone en este enlace) admite gestos que facilitan su uso, como hacer dos toques en la pantalla para desbloquearla.

En Estados Unidos ya se vende, desbloqueado, por 649 dólares. Según indicó La Nación, al momento no hay noticias sobre la llegada al mercado argentino de este nuevo actor que supo ser eje de rumores y que, una vez que ha iniciado su camino, deberá demostrar lo que prometió.

¡Añade un comentario!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.