Home / Curiosidades web / Presentan el primero neumático ideado para la conducción autónoma

Presentan el primero neumático ideado para la conducción autónoma

Goodyear mostró en el Auto Show de Ginebra 2016 un prototipo de neumático denominado Intelligrip, el cuales incluye una gran cantidad de sensores y tecnologías que se anticipan al previsto despliegue de los vehículos sin conductor.

Quien pregunte por el futuro de la movilidad, recibirá una respuesta unívoca: la conducción autónoma. Los automóviles que avanzan sin la intervención directa de un ser humano al volante ya no son una quimera imposible de imaginar. En rigor, son muchas las compañías (tanto del sector tecnológico como de la industria automotriz) que investigan, desarrollan y ya ponen a prueba a los automóviles autónomos en la vía pública.

Google ostenta unos cuantos miles de kilómetros recorridos con su self driving car, más allá del desliz de su primer accidente registrado recientemente en las calles de California, en las proximidades de Mountain View, sede central de la firma. Por su magnitud, la compañía del buscador aparece como uno de los paradigmas en este mundillo, aunque ya no está sólo allí.

Cuando mira a los lados aparecen otros interesados en la conducción autónoma, como Ford, Audi, Citroën, General Motors, e incluso Apple (se dice que el primer automóvil de los de Cupertino también contemplaría esta posibilidad), en un listado en el cual también hay que agregar a empresas de investigación y claustros académicos. Hace algunas jornadas también se supo que Uber, el célebre y polémico servicio de car sharing, habría encargado a la alemana Mercedes-Benz una flota de nada menos que 100 mil modelos Clase S dotados de conducción autónoma.

Lo cierto es que ésta ya no es una mera promesa de la ciencia ficción y, en este sentido, autoridades de tránsito en el mundo ya comienzan a evaluar las condiciones para la circulación de estos vehículos. Por caso, en California se exige, al momento, la presencia de un ser humano en la posición de conductor preparado para tomar el mando en caso que sea necesario.

¿Cuánto falta para que digamos adiós a los conductores? Quizá no sea tan drástico: un modelo conceptual (el Vision 100 Next) presentado por BMW en su centésimo aniversario contempla que dentro de un siglo muchos querrán seguir conduciendo y que, así, los vehículos ofrecerán una modalidad mixta: autónoma para aquellos que quieran viajar sin poner las manos al volante, tradicional para los más «conservadores».

¡A rodar!

Una reciente presentación de Goodyear da cuenta de la diversidad de participantes en este área. En el marco del Auto Show de Ginebra 2016, evento que se celebró en la ciudad suiza hacia fines de febrero, aquella compañía con sede central en Ohio, Estados Unidos, presentó IntelliGrip, un prototipo de neumático pensando en específico para los vehículos de conducción autónoma.

Naturalmente, la búsqueda es mejorar los niveles de seguridad, una de las mayores preocupaciones a la hora de hablar de automóviles sin piloto humano. Para hacerlo, se incorpora en el neumático una rodadura específica además de sensores que envían información al software que controla la marcha del vehículo.

De este modo, el neumático de Goodyear se adaptará a las diversas circunstancias que presente el camino. Por ejemplo, no será igual cuando el asfalto está seco o en un día lluvioso: al detectar la condición, «aconsejará» a qué velocidad máxima conviene avanzar.

Según Goodyear, este desarrollo conceptual también servirá para reducir la distancia de frenado, mejorar la estabilidad del vehículo y su respuesta en las curvas, y también ayudará a los diversos sistemas de seguridad que ya incluyen muchos vehículos de producción, como las alertas por colisión o el frenado automático (que dicho sea de paso, se espera sea un estándar en Estados Unidos hacia el año 2022).

Otro de los dones de Intelligrip es su capacidad para reconocer en forma autónoma cuán desgastado se encuentra, anticipándose a la inspección del ojo humano.

Según declaraciones de Joseph Zekoski, vicepresidente de Goodyear, «con la progresiva reducción de la intervención e interacción del conductor en los vehículos autónomos, el papel de los neumáticos será aún más importante, al tratarse del único punto de contacto con la carretera».

Además dijo que “los neumáticos prototipo de Goodyear tendrán un doble papel en el futuro, el de plataformas creativas para superar los límites del diseño convencional y como banco de pruebas para las tecnologías de próxima generación».

Si la conducción autónoma es el futuro cercano de la movilidad, también lo es la investigación para robustecer los niveles de seguridad de esta modalidad. Así, es natural que los fabricantes de diversos elementos de los vehículos ya trabajen en tecnologías que comenzarían a llegar a las calles en forma ya definitiva en la próxima década.

DonWeb.com 

¡Añade un comentario!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.