Home / Curiosidades web / Quiénes ganan y quiénes pierden con el acuerdo Google-Motorola

Quiénes ganan y quiénes pierden con el acuerdo Google-Motorola

Los partners actuales de Google podrían volcarse a Windows - DonWeb Blog

Las acciones de RIM y Nokia se dispararon apenas se conoció que Motorola pasaba a ser propiedad de Google. Microsoft queda a la espera de que más fabricantes opten por Windows, mientras Apple podría dejar de lado productos de Google.

Aunque usted no lo crea, hoy por hoy el único sistema operativo competitivo cuyo desarrollador no está atado formalmente a ningún fabricante… es Windows. ¿Google le habrá regalado a Microsoft la ventaja que necesitaba para, de una vez por todas, convertirse en un jugador importante en el mercado móvil?

Ayer, cuando Motorola pasó a ser propiedad de Google, la industria de los dispositivos móviles se sacudió frenéticamente, sufriendo todo tipo de cambios inesperados.

El más notable fue el aumento en el valor de las acciones de Nokia y RIM. La empresa finlandesa, que recientemente perdió su reinado de 15 años al frente del mercado móvil, vio subir sus papeles un 17,35% en cuestión de horas. Algo muy similar ocurrió con la empresa canadiense, que después de muchos años acaparando el mercado corporativo de soluciones móviles está siendo relegada por el iPhone de Apple y algunos smartphones con Android, experimentó una suba del 10,3% en el valor de sus acciones.

La respuesta del mercado no apunta tanto a la capacidad de fabricación de ambas compañías, sino más bien al amplio portfolio de patentes de tecnología inalámbrica, el principal valor que vio Google en Motorola cuando decidió desembolsar 12.500 millones de dólares para comprarla, en la adquisición más grande de su historia. Nokia es la empresa con el portfolio más completo del mercado, lo que la convierte en un posible blanco de venta.

Entre los potenciales compradores se habla fuerte de Microsoft, que ya cerró un acuerdo con Nokia por el uso exclusivo de su software Windows en todos los móviles de la firma finlandesa a principios de este año. Samsung, que se encamina a convertirse en el principal fabricante de móviles a nivel mundial durante 2012, gracias al éxito arrasante de su línea Galaxy, también está siendo mencionado como posible comprador de Nokia.

Como es sabido que el complicado mercado de fabricación de móviles no es un territorio conocido para una empresa como Microsoft, siempre dedicada al desarrollo de software, es posible que la gente de Redmond aproveche el momento para estudiar cómo reaccionan los cerca de 40 fabricantes que hoy trabajan con Android. Que Google sea dueño de Motorola implica una fuerte desventaja para los partners que apostaron por el sistema operativo del gigante de internet. Por más que Larry Page haya indicado que Android seguiría siendo software de código abierto y que deseaba seguir trabajando con todas las compañías a las que había cedido la licencia de uso del S.O., lo concreto es que hoy Google, a través de Motorola, es competencia directa de sus partners.

Gracias al apoyo de sus 38 partners, Android mantiene una cuota del mercado móvil del 43,4%, muy por encima del 18% de Apple. Cuando los fabricantes que tanto se sostenían en Android empiecen a buscar otras opciones, muy probablemente opten por Windows, permitiéndole así a Microsoft pelear por un porcentaje de mercado respetable, que hoy le es esquivo.

Por más que le pese, la compra de Motorola parece que sólo puede traerle beneficios a uno de sus más crueles rivales, Microsoft. Y ni hablar de que al asegurarse el control sobre la fabricación del hardware para acompañar sus desarrollos de software, Google estará siguiendo el modelo de trabajo de otro de sus grandes competidores, Apple.

¿Servirán las patentes de Motorola, recién adquiridas por Google, para frenar las demandas de Apple por uso no permitido de patentes contra Samsung y HTC? Está por verse, aunque no necesariamente. Una acción que sí podría tomar Apple como represaria es dejar de lado el uso de productos de Google, como Google Maps, en sus iPhones y iPads.

¡Añade un comentario!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.