Home / Curiosidades web / Se puede comprar una tableta con lo que se ahorran los usuarios de e-books

Se puede comprar una tableta con lo que se ahorran los usuarios de e-books

La diferencia de precios entre ebooks y libros impresos es muy marcada - DonWeb Blog

En un informe realizado por el diario Infobae se develó que la brecha de valores entre los libros digitales y los tradicionales permite una fuente de ahorro importante.

Este es sin duda el momento de los e-books: llegó a Argentina Google Books, la tienda de Apple tiene sus puertas abiertas y Amazon incorporó títulos en español, con lo cual el mercado local tiende cada vez más a la compra de libros digitales. Según el diario Infobae, esta tendencia responde a varios factores: comodidad, tecnología y economía.

Lo cierto es que leer una buena novela en un smartphone ya no es exclusivo para unos pocos. La mayoría de los usuarios han dejado los viejos equipos por los más sofisticados de gama media que permiten lectores de texto. Descargando una aplicación desde la tienda de preferencia se puede acceder a las bibliotecas más interesantes y por un costo de un 30% u 80% menos de lo que cuesta un libro tradicional.

Según el informe, la novela El héroe discreto, de Mario Vargas Llosa, cuesta $150 en una librería, mientras que de forma online se adquiere por $35,50. Pero acaso los $106 que se ahorra el lector de Los juegos del hambre cuando lo adquiere por medio de su tienda online, ¿le quitan el gusto de hojear un libro a la vieja usanza?

El caso es que no sólo se ahorra en dinero sino que, además, los store books ofrecen la opción de descargar, de forma gratuita o paga, más de un libro. De manera que el usuario puede llevarlos consigo a todas partes sin que el peso de tenerlos termine con su espalda.

Volviendo al análisis de bolsillo, un lector que lee un libro al mes podría ahorrar aproximadamente $1300 al año; por esa razón la investigación determina que este tipo de adquisiciones online permitirían comprar una tableta de las más baratas con lo que se ahorra, mientras que un lector voraz que lee 20 títulos al año, ahorraría cerca de $1900 y por tanto accedería a dispositivos más caros.

En el último informe del Programa para la Evaluación Internacional de Alumnos (PISA), donde se analizó la lectura, entre otros parámetros de conocimiento, de más de medio millón de alumnos en 64 países, se detectó que Argentina posee actualmente un muy bajo nivel de lectura. Por lo que sería un buen incentivo para retomar este importante hábito contar con un smartphone que permita leer por unos cuantos pesos menos lo mejor de la literatura que nos espera a un “touch”.

Comentarios:

¡Añade un comentario!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.