Home / Curiosidades web / Tabletas Android de marca vs. genéricas

Esta tableta es la Lenovo Ideapad 1 con Honeycomb de origen, presentada en septiembre de 2011 en Argentina.

Tabletas Android de marca vs. genéricas

¿Por qué existen en el mercado tantas tablets con Android 4 de marcas desconocidas que se ofrecen a un precio muy tentador? ¿En qué se diferencian de los equipos de primeras marcas? Dos palabras: Android homologado. Te explicamos en detalle qué significa en este informe.

En principio quiero avisar que este articulo no intenta responder la clásica pregunta de qué tableta me compro. Sólo está dirigido a las personas que desean tener más conocimiento a la hora de elegir tal o cual tableta, ya que en el mercado mundial hay muchas opciones y todas van a depender en mayor o en menor manera de nuestro bolsillo.

El valor de cada tableta varía, y mucho, en relación al hardware del equipo, a la marca, al tipo de soporte y, por supuesto, a si están o no homologadas por Google.

Otro punto importante a destacar es que no vamos hablar de tabletas con otro sistema operativo que no sea Android. Para ser fiel a nuestro estilo, vamos a iniciar con una breve descripción de las diferentes versiones del sistema operativo que fueron pasando en este tiempo por las clásicas tabletas.

En principio, encontrábamos tabletas que no diferían mucho de lo que era un smartphone, ya que las mismas estaban equipadas con el mismo sistema operativo que los celulares, con lo cual cada vez que teníamos que apagar una tableta nos decía si «deseábamos apagar el móvil». Luego, con el anunciado sistema Honeycomb, Android 3.0, las cosas empezaron a cambiar. Las primeras tabletas que usaron este SO fueron las Motorola Xoom; luego, de a poco, varios fabricantes fueron lanzando sus tabletas al mercado, haciendo de esa forma que los usuarios tuviéramos más opciones.

En ese momento había dos grandes divisiones: por un lado estaban las tabletas de marca y por otro las tabletas genéricas de origen chino. Estas últimas seguían viniendo con el sistema operativo Android 2.1 o 2.2; las de marca, por contraste, ya venían con Honeycomb 3.0. Claro que en principio las tabletas con Android 3.0 no eran la panacea, ya que tenían muchos problemas en cuanto al software que debían correr, algunos problemas con las apps y demás cuestiones técnicas. Hasta que por fin llegó la versión Ice Cream Sandwich 4.0. Esta provocó un boom en el segmento de las tabletas, ya que desde su lanzamiento se pudo mejorar el rendimiento de todos los equipos que habían venido con Honeycomb. Algunas de las ventajas era la mayor autonomía de energía con respecto a la versión anterior, mayores funciones, mejor rendimiento, menos cuelgues, mayor integración con las apps y mejores funciones dentro del mismo sistema operativo.

Esta tableta es la Lenovo Ideapad 1 con Honeycomb de origen, presentada en septiembre de 2011 en Argentina.

ICS

Esta versión, sin lugar a dudas, creó un gran paradigma entre las tabletas Android, ya que fue el pie para lanzar al mercado cualquier tablet, desde la más económica hasta la más cara. Es decir, hoy día podemos encontrar en el mismo mercado tabletas con ICS chinas como de marca.

Esto puede terminar siendo problemático. La versión es tan potente que permite que una tableta funcione de forma simple y rápida sin requerir en algunos casos de la homologación de Google – y así termina causando algunas complicaciones a los usuarios.

Que quiere decir «homologado»

Todos sabemos que cuando hablamos de tabletas Android hablamos del sistema operativo desarrollado por Google. Ahora, esta plataforma puede ser entregada a los fabricantes de dos maneras diferentes.

Por un lado, tenemos que el código fuente del sistema se encuentra disponible directamente para el uso y descarga de forma gratuita desde la web de desarrollo. Y, por otro lado, tenemos los que están utilizando la gran mayoría de los fabricantes, que se aseguran no sólo el código fuente sino también la posibilidad de integrar la tienda de Android.

Esta es una tableta de la empresa Banghó con excelente hardware, pero no homologada por Google.

Con la versión homologada vamos a poder interactuar con toda la suite de aplicaciones nativas y de terceros, aportadas por desarrolladores independientes, disponibles en Google Play. Entonces, gracias a ello, nos encontraremos con la posibilidad de descargar las últimas versiones de nuestras apps instaladas, como también encontrarnos bajo el paraguas de Google, con ayuda de la seguridad que ello con lleva.

Pero claro que no todo es tan simple, teniendo en cuenta que la homologación debe ser regida por Google y, para ello, el fabricante deberá cumplir con determinados requisitos que certifiquen que la tableta correrá su sistema operativo de forma digna. Con esto ya tenemos el primer filtro a la hora de pensar en nuestra próxima tableta.

Si tiene homologación es una tableta de características superiores, y si no la tiene puede que la misma tenga una vida limitada. Pero, claro, esto solo no hace que una tableta sea buena o mala; existen también otros factores.

Sin dudas una de las mejores tabletas con Android 4.x homologada y con perspectivas a futuro en cuanto a las actualizaciones.

Google Play

En otras palabras: la tienda de Google para Android. Como se imaginarán, tiene apps aprobadas por Google; allí se publica cada actualización o mejora de una determinada app. Es decir, si por alguna razón una tableta no cuenta con Google Play, esto significa que no está homologada.

Con ello tenemos un grave problema, ya que al no tener la tienda no tenemos repositorio de aplicaciones para instalar, por lo tanto vamos a tener que realizar una búsqueda por toda la red para encontrar, por ejemplo, un «apk» (extensión de las aplicaciones de Android) de Facebook para instalar en nuestra tableta.

Y, además, hay otro punto importante a tener en cuenta: si encontramos la apk de nuestra aplicación, luego vamos a encontrarnos con otro problema y el mismo es que jamás se va a actualizar, ya que el desarrollador sólo va a dar la prioridad de actualizar a los equipos homologados.

Entonces, vamos a tener que buscar nuevamente la versión actualizada en la red para acceder a determinada nueva función que el desarrollador haya integrado. Y así de forma constante.

En esta imagen pueden ver una tableta económica de la firma Coby, de 7 pulgadas, sin homologación de Google.

¿Por que el desarrollador no brinda los apk?

Esta pregunta es muy fácil de responder, y es que no le reditúa económicamente estar fuera de la tienda de Google, ya que la misma le garantiza el flujo de clientes que jamás podría tener si lo mantuviera fuera de la plataforma.

Ecosistema de desarrollo

El ecosistema de desarrollo es lo más importante para un desarrollador y debe ser igualmente de importante para el usuario, ya que el mismo hace que nuestro equipo continúe vivo durante determinado tiempo. Y, además, mientras más voluntad de los desarrolladores haya para determinada plataforma, más va a rendir la misma. De nada sirve un excelente hardware sin ecosistema de desarrollo, ya que estamos hablando de lo más importante: las aplicaciones que el usuario busca para utilizar – y que si por alguna razón no encontrara es posible que pensara en mudarse de sistema operativo y, por lo tanto, de tableta.

Tabletas genéricas vs tabletas de marca

Esta de más hablar de las principales diferencias que puede tener comprar una tableta de marca ante una de las genéricas, pero si por alguna razón conseguimos alguna que sea genérica y que tenga la tienda de Google, puede que el problema radique luego en las características del hardware. Dicho de otra manera, por lo general tienen pantallas de menor resolución, cámaras de menos megapixeles, menos memoria RAM para utilizar con el equipo, poca expectativa en cuanto a la actualización hacia, por ejemplo, Jelly Bean (Android actual 4.2.x). Sin dejar de lado un tema muy importante que es la autonomía de la batería, ya que la misma deberá, mínimamente en lo que a tabletas se refiera, durar más de 12 horas continuadas (sin mucha exigencia). Y, por último, todo lo relacionado al soporte técnico que pueda requerir en un futuro.

Conclusión

El mercado de tabletas es muy grande. La mejor elección es siempre optar por tabletas de marca que, además, garanticen su actualización hacia versiones posteriores y obviamente que estén dentro de nuestro presupuesto económico. Sería muy simple decirles compren la más cara y con más características, pero es claro que el presupuesto no es para todos el mismo, como tampoco las necesidades para utilizarla. Como última recomendación, vean revisiones en los canales de YouTube, busquen en Google el modelo de la tableta a la que están aspirando, lean los comentarios de los usuarios y, luego de eso, si todo los convence, cómprenla.

¡Añade un comentario!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.