Home / Curiosidades web / The Interview: El culebrón de Sony Pictures y sus lazos con el mundo tecnológico

The Interview: El culebrón de Sony Pictures y sus lazos con el mundo tecnológico

Esta película es la protagonista estelar de uno de los escándalos más resonantes del 2014, con esquirlas alcanzan el año que comienza. La comedia motivó un ataque informático a la productora, al parecer proveniente de Corea del Norte, y derivó en la cancelación del estreno. Sin embargo, The Interview ya es un éxito en los canales online. La vulneración no afectó únicamente al film: también echó luz sobre los planes de la división móvil de Sony para mostrar el Xperia Z4 en una nueva película de James Bond, entre otras filtraciones que sonrojaron a la firma. Además, especialistas en seguridad advierten la presencia de un troyano que afecta a equipos Android, oculto en una copia pirata de esta película.

Los primeros capítulos de la saga

El gran culebrón que cerró el telón del 2014 tuvo su primer capítulo el 24 de noviembre. Aquel día nos enterábamos de una nueva vulneración en las arenas de la informática, con Sony como blanco de un ataque de dimensión. En específico, el hackeo tuvo como víctima a Sony Pictures, la productora y distribuidora de cine que suelta anclas en suelo estadounidense y que se ampara bajo el ala de Sony Corporation, la multinacional de origen japonés. Cuando los empleados de la firma que comanda Michael Lynton se sentaron frente a los monitores de sus computadoras, se toparon con una sorpresa poco agradable: un mensaje amenazante firmado por un grupo hacker denominado #GOP, siglas para “The Guardians of Peace”.

Los atacantes vulneraron los servidores de la compañía y accedieron a datos sensibles: contraseñas en redes sociales, control de cuentas en Twitter pertenecientes a diversos proyectos de la productora, emails internos, etc. Con estos ases poderosos bajo la manga, amenazaron a Sony Pictures con divulgar esta información en caso de no cumplir con sus demandas que, en primera instancia, no habían cobrado carácter público.

A poco de la divulgación del ataque, desde el sitio The Verge dejaban entrever que los autodenominados “Guardianes de la paz” habrían contado con colaboración desde los mismísimos fueros internos de Sony, de la mano de empleados o ex empleados. En jornadas pletóricas de información y desinformación, comenzaron a circular en la Web varias películas de Sony aún no estrenadas en los cines, y más tarde pudimos conocer a ciencia cierta cuál había sido el eje sobre el cual giró el ataque hacker: el inminente estreno de la película “The Interview”, una producción a cargo de Sony Pictures.

El medio británico International Business Times divulgó un mensaje que #GOP había publicado en GitHub, escrito en un rudimentario idioma inglés. A continuación anotamos una traducción pulida de aquella misiva.

“Les enviamos una nueva advertencia. Cumplan con nuestras demandas si desean librarse de nosotros. ¡Desistan de estrenar la película del terrorismo que puede romper con la paz regional y causar una guerra! Ustedes, Sony y el FBI no pueden encontrarnos. Somos así de perfectos. El destino de Sony depende exclusivamente de la sabiduría que muestre en sus reacciones”.

¿Qué es lo que cuenta “The Interview”, una película promocionada como una comedia, para levantar semejante polvareda? Dirigida y protagonizada por Evan Goldberg y Seth Rogen (en este enlace la ficha completa en iMDB http://www.imdb.com/title/tt2788710/), el argumento del film hace foco en los planes de la CIA para asesinar al líder de Corea del Norte, Kim Jong-Un. Anteriormente, desde Corea del Norte habían señalado que esta película promueve acciones terroristas. En tanto, las investigaciones emprendidas en el marco de este ataque informático apuntaron directamente a aquel país del continente asiático. Desde Corea del Norte salieron al ruedo, negando su participación en el hecho, tal como señaló la fuente arriba mencionada.

Segunda entrega: Stallone, el FBI y Obama

Lo contaba The Wall Street Journal: el ataque a los servidores de Sony Pictures puso al descubierto información confidencial de casi 50 mil empleados de esta productora, exponiendo números de seguridad social, datos sobre tarjetas de crédito, cuentas en redes sociales y las cifras de los salarios, entre otros ítems. La nota: entre las víctimas aparecen nombres de celebridades de Hollywood, quienes trabajaron para Sony Pictures, como Rebel Wilson y Sylvester Stallone.

Paulatinamente, el ataque a Sony Pictures motivado por de “The Interview” fue cobrando, per se, el carácter de un argumento cinematográfico. En toda película de acción no puede faltar el FBI. En primera instancia, aquel departamento de investigación criminal de Estados Unidos había salido al ruedo dando cuenta de la falta de pruebas para señalar a Corea del Norte como el país en el cual se originó el ataque informático, según informaba la agencia de noticias Reuters. Además, se indicaba que esta vulneración le costaría a Sony una cifra cercana a los 100 millones de dólares, en gastos de investigación y reemplazo de dispositivos informáticos, entre otros aspector. Luego, el FBI señalaba que el 90 por ciento de las compañías estadounidenses son vulnerables a ataques similares al que tuvo como blanco a Sony Pictures . Más tarde, según contó The Verge , el FBI dijo haber encontrado pruebas para señalar a Corea del Norte como el origen del hackeo, hallando similitudes en las líneas de código del malware utilizado y la infraestructura del ataque, con ataques anteriores perpetrados en aquel país. “Estamos profundamente preocupados por la naturaleza destructiva de este ataque hacia una empresa del sector privado y los ciudadanos que allí trabajan (…) Las acciones de Corea del Norte tenían la intención de infligir un daño importante en los negocios de Estados Unidos y suprimir el derecho de los ciudadanos estadounidenses para expresarse. Tales acciones de intimidación se ubican fuera de los límites de la conducta aceptable por el Estado”, declaraban desde el FBI.

Para completar la escena, apareció la figura del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, quien no dudó en referir a este hackeo como un crimen. “No podemos tener una sociedad en la cual algún dictador en algún sitio del mundo pueda imponer censura aquí en Estados Unidos”, dijo.  Aseguró que su país emprenderá represalias proporcionales al ataque que sufrió Sony Pictures y, además, calificó como errónea la actitud de Sony, que habría cedido a las amenazas, cancelando el estreno de “The Interview”.

Tercer capítulo: Las paradojas de la censura

Lo contaba Reuters : Sony cedía a las amenazas (desde #GOP habían hecho correr el temor a un nuevo 11 de septiembre) y decidía cancelar la premiere de “The Interview” en Nueva York. Luego, The Verge  comentaba que “los hackers habían ganado la batalla”, teniendo en cuenta el siguiente hecho: las grandes salas de Estados Unidos optaban por bajar de cartel la polémica película de Sony Pictures. Desde la productora salieron a escena, indicando que la no proyección del film no había sido una decisión propia sino de las salas (rebatiendo en este punto las acusaciones de Obama) y más tarde anunciado el estreno de “The Interview” a través de canales online. En tal contexto, los atentos seguidores de este culebrón fuimos testigos de la gran paradoja de la censura: “The Interview” se convertía en la película más exitosa en la historia de Sony Pictures en plataformas online, recaudando más de 15 millones de dólares durante las primeras cuatro jornadas de disponibilidad. Aquel monto de dinero reúne ingresos por compras y alquileres en plataformas como Google Play, YouTube Movies y Xbox Movies, entre otras, con el posterior agregado de iTunes.

Cuarta entrega: Notas de color vinculadas al mundo tecnológico

Si bien el ataque a Sony Pictures hizo foco en “The Interview”, las esquirlas alcanzaron a diversas áreas y proyectos de la compañía. Una nota de color se vinculó con una película en la que trabajó Sony y que más tarde decidió abandonar, agotada por idas y venidas por parte de actores y directores Hablamos de una nueva biopic sobre la vida de Steve Jobs, iniciativa que ha sufrido dificultades para encontrar un hombre que acepte meterse en la piel del cofundador de Apple. Uno de ellos había sido Christian Bale, aunque poco después de divulgarse su nombre, el actor que interpretó a Batman decidió bajarse del proyecto. Poco se sabía acerca de las razones de Bale para alejarse de este rol: la vulneración a Sony Pictures echó luz sobre mails internos de la compañía, en los cuales ejecutivos conversaban acerca del desencanto de Bale y la posible participación de Tom Cruise, tal como contaba Phone Arena en la ocasión.

También por mails filtrados, se conocieron los planes de la compañía para mostrar su venidera línea de dispositivos Xperia Z4 en “Spectre”, una nueva película de James Bond que será estrenada en 2015.

Además del usual aprovechamiento del malware para “colgarse” de las tendencias para cometer sus acciones maliciosas (el especialista McAffe detectó copias de “The Interview” con un troyano que ataca a equipos Android ; otra nota colorida, la cual aparece como epílogo de este repaso, entrecruzó los nombres de Sony y BlackBerry. Según contó The New York Times, ejecutivos y empleados de Sony se vieron en la obligación de utilizar antiguos equipos de BlackBerry para evitar eventuales nuevas filtraciones, teniendo en cuenta que muchos de sus sistemas y cuentas de correo aún son vulnerables. Se dijo, incluso, que muchas acciones automatizadas están siendo ejecutadas en forma manual.

Por lo visto, el ataque de #GOP ha surtido efecto, aunque para poner al descubierto las falencias de seguridad de gigantes de la industria como Sony, más que para echar bajo la alfombra aquello que cuenta “The Interview”. A fin de cuentas, no es la primera vez que la censura se convierte en el mejor mecanismo publicitario.

¡Añade un comentario!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.