Home / Curiosidades web / Tips para evitar que tus correos sean tomados como SPAM

Tips para evitar que tus correos sean tomados como SPAM

Te acercamos un informe sobre cómo trabajan los filtros anti-spam, para que sepas cómo estás protegido y qué acciones podrías tomar para intentar que tus mails no sean calificados erróneamente como «no deseados».

Todos, todos los días, resultamos víctimas del envío de spam. Por más que usemos filtros para proteger nuestra casilla, sabemos que en nuestra bandeja de entrada algún correo que nos vende algo que no necesitamos o nos avisa que ganamos una rifa en la que nunca participamos, va a aparecer.

Pero el problema no termina ahí. Es tan grande el esfuerzo que se hace por reconocer el spam y frenarlo, que a veces algunos correos que no tienen nada de no deseado terminan cayendo en las redes de algún riguroso filtro anti-spam.

¿Cómo asegurarnos, entonces, que nuestros correos llegarán a destino, y no quedarán olvidados en alguna carpeta de Spam o, peor aún, rechazados o eliminados de raíz?

La mayoría de los filtros anti-spam (como el que utilizamos en los servidores de DonWeb ), se maneja con variables, patrones o reglas para identificar un correo. Cada variable tiene un valor asignado, que se va sumando (o restando), para llegar a un número final que determina si el correo es o no spam.

Cuanto mayor sea el número, mayor será la posibilidad de que el correo recibido sea spam, y el filtro actuará en consecuencia, enviando el correo a una carpeta diferenciada (frecuentemente llamada «Spam» o «Correo no deseado»), o agregando un tag al inicio del asunto, como «** SPAM **», para prevenir al lector.

Un filtro va a revisar siempre tanto la cabecera como el cuerpo del mail, y va a asignar su puntaje basándose desde la forma de la dirección de correo de la que proviene hasta en frases en el cuerpo que prometan, por ejemplo, algo «completamente gratis».

La rigurosidad de los filtros los lleva a asignarles muchos puntos a correos donde en su cuerpo se hable de farmacias online o medicamentos por prescripción médica, como viagra, valium o xanax. También detectan frases como «precio por dosis», si el asunto promete que el lector va a «perder peso», «aumentar su deseo sexual» o «ganar mucho dinero», o si la fecha de entrega es posterior a la fecha real de recepción.

Para evitar que tus mails sean tomados como spam, te acercamos una serie de tips:

– No escribir todo el asunto en mayúsculas
– No usar muchos signos de exclamación o interrogación en el asunto
– No usar el signo «$» al inicio del asunto
– No usar direcciones de e-mail en el asunto
– No incluir las palabras «gratis» o «viagra» en el cuerpo o asunto del mensaje
– No incluir más imágenes que texto en el cuerpo del mail
– No escribir el cuerpo del mensaje en HTML, usando fuentes muy grandes
– No escribir el cuerpo del mensaje en HTML, usando un color de fuente similar al color de fondo
– No mandar el correo desde una dirección de mail que empiece con muchos números
– Enviar el mail tanto en formato texto como en html

Respetando estas reglas, vas a disminuir mucho la posibilidad de que tus correos sean tomados como spam.

Si bien no vamos a poder librarnos de él definitivamente, por lo menos podemos conocer las reglas para no sumar nosotros más spam al que ya anda dando vueltas.

¡Añade un comentario!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.