Curso básico de PHP

Curso básico de PHP - DattaMagazine Enero 2009

A lo largo de este pequeño curso introductorio intentaremos aportar los conocimientos básicos necesarios para poder desarrollar una aplicación Web sencilla basada en PHP. De ninguna manera intentaremos reemplazar a un curso formal, ni siquiera a un libro. Nuestro objetivo es acercar al usuario los elementos necesarios para que pueda comenzar a trabajar con este cada vez más popular lenguaje de programación. ¿Comenzamos?

Este artículo, dividido en cuatro entregas, formó parte de las ediciones de enero, febrero, marzo y abril de 2009 de DattaMagazine.
Autor: Ariel Palazzesi – ariel.palazzesi@dattamagazine.com

¿Qué es PHP?
PHP es un lenguaje de alto nivel, interpretado, cuyo código puede ser embebido en páginas HTML comunes y corrientes. Lo que distingue a PHP de Javascript es que mientras que el primero se ejecuta en el navegador del usuario, el código PHP es ejecutado en el servidor. Esta pequeña diferencia hace que el usuario que visita un sitio Web realizado con PHP nunca “vea” el código que genera las páginas que le muestra su navegador, sino los resultados que PHP produce. Esto es a menudo deseable, y hace posible la creación foros, wikis, juegos, libros de visita, álbumes de fotos o incluso juegos cuyo código fuente permanece seguro en el servidor ya que, insistimos, de ninguna manera el navegador del visitante accede al código fuente en PHP sino sólo a su resultado en HTML.

¿Qué necesito para empezar?
Como explicamos antes, PHP es un lenguaje que se ejecuta en un servidor Web, así que para seguir este pequeño curso necesitamos tener acceso a uno. La manera más cómoda de aprender PHP es instalar un Web Server de código libre en nuestro propio ordenador. El lector puede descargar la última versión del WampServer y seguir el instructivo de instalación para disponer, en sólo unos minutos, de su propio servidor Web para hacer las pruebas que crea necesarias. WampServer instala Apache, PHP5, MySQL y PHPmyAdmin de forma automática.

También necesitaremos un editor con el que crear nuestros ficheros PHP. En realidad, con un editor de texto plano cualquiera, como por ejemplo el Block de Notas de Windows (o su equivalente en Linux) podremos tranquilamente escribir nuestros scripts. Sin embargo, existen editores especialmente orientados a la escritura de programas en diferentes lenguajes de programación, que son capaces de resaltar con colores las palabras claves, las variables, etc., muchos de los cuales pueden lidiar con PHP. Y por supuesto, existen también algunos creados especialmente para la confección de scripts PHP. El lector puede utilizar aquel con el que más cómodo se sienta.

Escribiendo código PHP
El código PHP se incluye entre etiquetas especiales que marcan su comienzo y final, y que de alguna manera permiten al programador entrar y salir del “modo PHP”. PHP puede hacer cualquier cosa que se pueda hacer con un script CGI, como procesar la información de formularios, generar páginas con contenidos dinámicos, o mandar y recibir cookies

Un archivo .PHP no es más que un HTML con unos caracteres especiales empotrados en la sección del código que queremos que interprete el motor de PHP. Las expresiones o etiquetas que permiten al motor reconocer el código que va a ejecutar son algunas de las siguientes:

<?php ?>

<script language=»php»> </script>

<? ?>

En general, y a pesar de que pueden utilizarse otros, se emplea mayormente la primera alternativa.

Hola Mundo
La mejor forma de comprender como funciona PHP es mediante un ejemplo. ¿Y que mejor que echar mano del más conocido de los ejemplos, aquel que ve cada estudiante de cualquier lenguaje de programación? Efectivamente, hablamos del código que permite escribir la frase “Hola mundo”. Utilizando el editor de texto que haya elegido, escriba el código fuente que se ve a continuación:

<html>

<head>

<title>Prueba</title>

</head>

<body>

<?php

echo = «Hola mundo»;

?>

</body>

</html>

Una vez ingresado, guárdalo en la carpeta adecuada del servidor Web (por ejemplo, en C:wampwww) con el nombre “holamundo.php”. Ejecuta tu navegador favorito, y en el cuadro Dirección escribe http://localhost/holamundo.php. Si el servidor Web esta correctamente instalado y funcionado, la pantalla debería mostrar algo muy parecido a lo que vemos en la figura1.

Analicemos un poco el código fuente que hemos creado. Todo lo que aparece en color verde es el código fuente HTML que contiene una pagina Web cualquiera, así que concentrémonos en el script PHP que hemos coloreado en rojo. La primera de las tres líneas es la etiqueta que le indica al servidor que todo lo que viene a continuación es código PHP, y debe ser interpretado en lugar de visualizado en el navegador. La segunda es la que, mediante el comando “echo” escribe la cadena de texto “Hola mundo”. Como puedes ver, tal como ocurre en los programas escritos en C, en PHP las sentencias se terminan con un “;”. Y por ultimo, la tercera línea en rojo es la etiqueta que le indica al servidor que el script PHP ha terminado, y que las líneas siguientes, si las hay, son HTML.

Cuando el navegador solicita esta página, el servidor lee el archivo y basándose en las sentencias PHP que encuentra en su interior genera otro, con contenido HTML común y corriente, que le envía al navegador.

Si hacemos clic con el botón derecho sobre la página mostrada por el navegador, veremos el código que se ha generado:

<html>

<head>

<title>Prueba</title>

</head>

<body>

Hola Mundo

</body>

</html>

Como puede verse, no han quedado indicios de cual es el script que generó la página mostrada. Por supuesto, rara vez vamos a usar PHP para algo tan simple como esto, que de hecho puede hacerse (y más fácil) con HTML puro, pero se trata de un ejemplo que seguramente nos ayudó a comprender el funcionamiento de este lenguaje.

Comentarios
Es una buena idea comentar nuestros scripts, de forma que las futuras revisiones del código, efectuadas por nosotros mismos o terceros, sean más sencillas. PHP soporta comentarios al estilo de C y C++ , por lo que podemos usar // y /* */ para comentarios y comentarios multilínea respectivamente:

<?
echo ‘abcdefghijklmnopqrstuvwxyz’;
// Este es un comentario de una sola línea
echo  ‘ABCDEFGHIJKLMNOPQRSTUVWXYZ’;

/* Este es un comentario

que ocupa en total
tres líneas */

?>

¿Sencillo, verdad? También podemos usar # (en lugar de //) como en los comentarios del shell de Unix:

<?
# Este es un comentario de una sola línea
?>

Como habrás notado, los comentarios no necesitan terminar con “;”.

Variables, constantes y operadores

La programación sería prácticamente imposible sin el uso de variables. Podemos hacernos una imagen mental de las variables si imaginamos una caja en la que podemos guardar algo. Esa caja es una de las muchas que disponemos, y tiene en su frente pegada una etiqueta con su nombre. Estas cajas tienen ciertas particularidades, que hace que sólo se puedan guardar en ellas determinados tipos de objetos.

En esta analogía, cada caja es una variable, su contenido es el valor que adopta, y la etiqueta es el nombre de la variable. Como su nombre lo indica, y como veremos más adelante, el contenido de una variable puede ser modificado a lo largo del programa.

Afortunadamente, el uso de variables es muy fácil en PHP, ya que no es necesario definirlas antes de usarlas y pueden contener indistintamente texto o valores numéricos. Veamos un ejemplo del uso de variables:

<?
$miVariable1 = ‘Hola ‘;
$miVariable2 = ‘mundo’;
// Mostramos las dos cadenas concatenadas
echo $miVariable1.$miVariable2;
?>

Como vemos, las variables en PHP se declaran con un símbolo dólar delante de su nombre. No hace falta definir el tipo de variable como en otros lenguajes (C, Pascal, etc.), sino que simplemente se declaran y, mediante el operador “=” se le asigna un valor. Las cadenas de texto pueden ir delimitadas por comillas simples o dobles.

La ultima línea del script utiliza la función “echo” para mostrar la concatenación de ambas cadenas. Esto se logra mediante el operador “.”.

Si queremos que una variable sea accesible desde cualquier parte de nuestro script PHP, la definiremos como global de la siguiente manera:

<?
global $miVariableGlobal = ‘Hola’;
?>

En la misma linea, hemos declarado a miVaribleGlobal como global y le asignamos el valor “Hola”.

PHP soporta varios tipos de variables. A lo largo de este pequeño curso introductorio, y a medida que sea necesario, iremos profundizando en los detalles de cada una de ellas. Por ahora, nos limitamos a presentar los más utilizados:

* boolean : puede contener valores lógicos, ideales para situaciones en las que se debe almacenar un valor que pueda ser solamente verdadero o falso, sí o no, 0 o 1, etc.

* integer : permite guardar números enteros, como 4, 9065, -128, etc. El rango de números permitidos depende del sistema operativo, pero suele ser desde -2^32 a -2^32.

* float : número de coma flotante, también conocido como “double” en otros lenguajes de programación. Permite guardar números como -32.25, 0.033, 25369.3, etc.

* string : almacena cadenas de texto, como “Hola Mundo”, “una cadena” o “$ 138.50”

Un detalle muy importante a tener en cuenta es que nuestras variables (y constantes) no pueden tener el mismo nombre que ninguno de los comandos PHP, listados en la figura 3.

Al igual que en otros lenguajes de programación, PHP permite definir constantes. Podemos pensar en una constante como si fuese una variable especial, cuyo valor no cambia nunca a lo largo del programa. Justamente, ese es el motivo por el cual se las denomina de esa manera.

Para declarar una constante utilizamos la orden “define”, y a continuación, entre paréntesis, el nombre de la constante entre comillas y el valor que contiene:

define («saludo_inicial», «Buenas tardes.»);

La línea de código anterior declara la constante saludo_inicial, y le asigna la cadena de texto “Buenas tardes.”. saludo_inicial no lleva el símbolo $ utilizado en las variables. Recordemos que a lo largo de todo el script la constante va a valer lo mismo: no puede cambiar su valor. Esto es útil para almacenar cierta información estática, pero modificable, tales como las rutas a archivos, cadenas de conexión a bases de datos, o información sobre el número de versión del script.

El siguiente ejemplo muestra cómo declarar una constante que contenga la fecha de creación del script, y cómo mostrar su contenido:

<?

define («fecha_creacion», «13 de enero de 2008»);

echo “Script creado el ”, fecha_creacion;

?>

El resultado de la ejecución del código anterior seria “Script creado el 13 de enero de 2008”.

PHP provee además una serie de constantes predefinidas, que contienen información útil que podemos utilizar al crear nuestros scripts. PHP_VERSION, por ejemplo, contendrá en número de versión de PHP sobre el que está siendo ejecutado nuestro código. En http://www.php-es.com/reserved.constants.html puedes ver una lista completa de las constantes predefinidas.

En las entregas siguientes iremos incorporando más instrucciones a nuestro pequeño repertorio de sentencias PHP. Aunque parezca poco, lo visto en esta entrega nos proporcionará material suficiente como para hacer decenas de pruebas, que servirán para ir ganando confianza en el uso de estos scripts. ¡Hasta la próxima!

¿Querés aprender más PHP? Leé la continuación de este artículo en las ediciones 5, 6 y 7 de DattaMagazine.com, la revista de tecnología de DonWeb .