Desmitificando el valor del fracaso: Los gigantes también tropiezan, pero saben ocultarlo

Microsoft y Apple, entre otros, también conocen el fracaso. El retiro de una decena de productos del riñón de Google nos impulsa a echar luz sobre una serie de proyectos patrocinados por compañías de renombre que no han sido beneficiados por el aplauso popular. Además, derribamos un mito divulgado por el empresariado new age.

Para sumergirme en la redacción de este artículo guglié el conjunto de términos “fracaso condición éxito” con la esperanza de encontrar, luego del mágico enter, reflexiones que adviertan en las frustraciones un camino para el triunfo, esperando que tales pensamientos resulten plausibles. Fracasé. En vez de ello encontré un interesante posteo firmado por Luis Martin en el blog de BrainSIS, una firma europea especializada en e-commerce. El autor cuestiona la glorificación del fracaso en el ámbito empresarial; la hoy divulgada percepción de las caídas como un factor positivo, elevador, una instancia de la cual se sale, indefectiblemente, fortalecido. El fracaso chic, tal como denomina Martin a esta idea impulsada por livianos gurúes, deja de lado el análisis de las consecuencias negativas para una empresa tras el tropezón: las deudas, los embargos y los compromisos no cumplidos. Entonces, ¿cuánto hay de bueno en la glorificación de los machucones en las rodillas?

El autor trae a colación una investigación científica emprendida por un especialista en neurobiología de la Universidad de Hardvard, la cual viene a contradecir la idea del fracaso como estímulo hacia el éxito. Según el estudio (que puede consultarse, en inglés, en este enlace), las células cerebrales toman mucho mayor provecho y aprenden más de los laureles que de las caídas. Volviendo a las conclusiones de Martin, la única forma de convertir el fracaso en un motor hacia el éxito (mi búsqueda inicial en Google) es recoger el feedback y avanzar; no vislumbrar el fracaso como una gloria, sino tomar de él información útil. Yo me atrevo a añadir: puertas adentro, aprender del fracaso; puertas afuera, ocultarlo.

Las más grandes compañías del sector tecnológico, entre ellas Google, Apple y Microsoft, también han fracasado y, para colmo, lo han hecho en más de una ocasión. Acaso sus respectivas dimensiones han logrado ocultar el sol con una mano y que poco hablemos de sus fracaso que, para otras firmas, acaso hubieran conducido a la ruina. Vale decirlo: muchos de los casos que se repasarán han fracasado por haberse adelantado a su tiempo y se postulan, más que yerros, como antecedentes de lo que más tarde logró instalarse. Un caso elocuente es Macintosh TV, un equipo de Apple que, sin éxito, quiso conjugar televisión e informática en la misma oferta, una propuesta que hoy es protagonista de los grandes eventos de tecnología y mete el hocico en los hogares.

A continuación, meteremos el dedo en la llaga y hurgaremos en los fracasos que las grandes compañías del sector han sabido ocultar, un tanto con poderío, otro tanto con buenos productos, otro tanto con astucia.

Los fracasos de Google

Dice la bajada de título que el impulso para esta nota fue dado por Google, una de las firmas más exitosas de la órbita tecnológica, tercera en el ranking Brandz 2012 que cada año confecciona Millard Brown destacando las empresas más valiosas del mundo. Lo hizo cuando, oficialmente, confirmó la baja de un paquete de servicios de su riñón en el marco de una limpieza que en los últimos dos años barrió más de setenta aplicaciones en total. El movimiento más reciente desechó, entre otros, Google’s Building Maker, una herramienta de diseño 3D para cartografía y la herramienta de apoyo Google Voice para BlackBerry; además de Google Reader, el motor RSS de los de Montain View lanzado en 2005, una baja que generó polémica entre los usuarios. De modo diplomático, la compañía indicó a través de su blog oficial: “Los cambios nunca son fáciles, pero al centrar nuestros esfuerzos nos podemos concentrar en construir grandes productos que ayudan realmente a nuestras vidas”. Más cierto es decir que Google Reader ya no contaba con el número de usuarios para ser un servicio rentable, por lo cual pasará a mejor vida a partir del próximo 1 de julio: Google también fracasa, pero sabe ocultarlo.

Hay más tropiezos en la historia de la gran G. Entre los más ruidosos figuran los malos pasos de Orkut y Buzz, dos intentos de tomar una porción de los beneficios sociales de la Web. Ninguno de estos servicios obtuvo el beneplácito de los usuarios y sus persianas fueron cerradas para que Google+ hiciera su aparición en escena años más tarde. Al respecto, Alejandro Suárez, autor de Desnudando a Google, sostiene en una entrevista cedida a ABC.es que “el no haber visto con tiempo y haber minimizado la llegada de las redes sociales cuando objetivamente estaban en una condición inmejorable para hacerse con ellas… es el único ‘quesito’ del Trivial Pursuit de Internet que se les resiste”. Continuamos: Dodgeball fue una herramienta de geolocalización que Google compró en 2005 y que no obtuvo el éxito esperado; Wave, una aplicación de trabajo colaborativo, se condujo hacia el mismo destino de sombras. Dos casos que, modificados aunque con una esencia similar, luego triunfaron con otros nombres y bajo el ala de otras compañías. Google Answer también fracasó: esta herramienta procuraba que los internautas consultaran a especialistas sobre diversas temáticas a cambio de una remuneración económica. Frente a alternativas gratuitas como Yahoo! Respuestas, la alternativa de Google fue sepultada bajo la tierra virtual. Incluso hubo una herramienta-mariposa, la cual vivió solamente durante 24 horas: Google X fue una página personalizada del buscador mediante la cual los de Mountain View quisieron homenajear a OS X, de Apple. Los abogados de Google aconsejaron retirarla a fin de evitar conflictos con la firma de la manzana, y así fue.

Los fracasos de Apple

La número uno en el podio diagramado por Millard Brown en 2012, con ganancias que, en tal período, superaron los 40 mil millones de dólares y un saco en cuyas solapas ya no caben condecoraciones. Incluso así, existen en el historial de Apple productos y servicios hundidos en la ignominia. Uno de los más recientes gusanos en la manzana fue cuando de la mano de la presentación del iPhone 5 corriendo con iOS 6, llegó un nuevo sistema de mapas lanzado con el ánimo de ocupar el lugar de Google Maps, aunque pronto decepcionó a usuarios y especialistas. Antes de la cruda recepción, la compañía había anticipado: “Diseñado desde cero por Apple, (el nuevo servicio de mapas) incluye funcionalidades que hacen de esta aplicación el más bello y potente servicio cartográfico de la historia”. Mientras la gacetilla festejó, las críticas llovieron: mapas incompletos e imágenes fallidas despertaron ataques e incluso burlas: un sitio en Tumblr (theamazingios6maps.tumblr.com) congregó cientos de capturas fallidas del servicio de mapas.

Apple fue otro de los que quiso participar del universo social sin alcanzar el éxito esperado. Con espíritu musical, Ping fue un site patrocinado por los de Cupertino lanzado en septiembre de 2010, con una corta vida de dos años. En hardware también erraron: algunos casos son Apple Newton, un PDA que Steve Jobs, al regresar a la compañía en 1997, decidió retirar del mercado; Hi-Fi, una base de parlantes para iPod a un precio nada módico y discontinuado con solamente un año en los comercios; Quicktake, pionera entre las cámaras digitales, también fallida; Pippin, un híbrido entre una computadora y una consola de videojuegos noventosa que no logró encontrar un resquicio entre Nintendo, Sony y SEGA; y, entre otros, Macintosh Portable, un ordenador que, como su nombre lo indica, pretendía ser una alternativa portátil aunque sus más de 7 kilos y sus 10 centímetros de grosor no jugaron a favor de su propuesta.

Los fracasos de Microsoft

En relación a Google y Apple, los yerros de Microsoft han sido más evidentes, acaso porque algunos de ellos están directamente relacionados a la nave nodriza de la compañía, Windows, el sistema operativo de escritorio que ha zanjado las últimas décadas del software; como si Google fallara con su buscador o Apple lanzara un iPhone que el público abuchee. Bajo el ala de Ballmer, sucesor de Bill Gates en el sillón de Microsoft, asistimos a un fracaso contemporáneo: los primeros brotes de la tableta Surface, animosa de tomar una cuota del mercado que iPad lidera, han emergido en sólo 1,5 millones de unidades despachadas desde su lanzamiento. Estos datos recogidos por Bloomberg representan ventas muy menores a las esperadas por los de Redmond. La esperanza de Surface –y también de Windows 8- reside en su juventud.

Otro de los grandes fiascos de Microsoft fue Windows Vista, un sistema operativo que quiso ser el sucesor en el trono antes ocupado por XP: sus requerimientos de hardware eran muy altos y resultó ser sumamente inestable tanto que, incluso ante el arribo de actualizaciones más fiables, muchos usuarios prefirieron seguir trabajando de la mano del viejo y querido Windows XP. Anteriormente, hacia el año 2000, Windows ME también había dejado de triste huella. En otro orden de cosas, dos yerros fueron pequeños aunque de simpática mención: Microsoft Bob fue una interfaz de usuario lanzada en un lejano 1995 para correr en Windows 3.1, en la cual un perro era el fiel y pixelado auxiliar. Su recepción fue casi nula, mismo destino que corrió Clipo, aquel ganchito que entregaba consejos a los usuarios de la suite Office y que, supongo que en un porcentaje cercano al cien, era eliminado antes de la tercera recomendación. En el terreno del hardware, uno de los fracasos más recordados de Microsoft fue Zune, un reproductor multimedia que no pudo pisarle los talones al iPod. Robbie Bach, ex ejecutivo de Microsoft y encargado del producto lanzado al mercado en 2006, dijo en una conferencia de empresarios en 2012 que la compañía de Redmond “terminó haciéndole el juego a Apple, sin darle a los consumidores una verdadera razón para que eligiera su producto”, y añadió: “No fuimos lo suficientemente valientes”.

Los fracasos no son tan simpáticos: que conducen al éxito es un concepto de moda, poco ajustado a la verdad; bonito para decir aunque poco recomendable para sufrir en carne propia (he oído decir que los errores son la mejor fuente de aprendizaje, siempre y cuando los cometan otros). Acaso para que aquella lógica new age tenga efecto, habrá que fracasar sabiendo ocultarlo con otros productos que sí triunfen. Entonces, el éxito será de éstos últimos.

DESDE FACEBOOK
DESDE GOOGLE+
DESDE DONWEB BLOG

42 comentarios en “Desmitificando el valor del fracaso: Los gigantes también tropiezan, pero saben ocultarlo

  1. Muy bueno Uriel.

    Aunque encontré algún error de tipeo «…esta idea impulsas por livianos gurúes…» y otro más que no recuerdo dónde está. El link de Tumblr está mal escrito y mal linkeado. De los fracasos quizá no, pero de los errores sí se aprende!

    La idea del artículo es muy buena! y buena también la investigación. A mí me vino a la memoria otro producto de Google discontinuado, que en su momento me resultó muy útil: Google Desktop: http://googledesktop.blogspot.com.ar/

    Saludos!

  2. Muy bueno Uriel.

    Aunque encontré algún error de tipeo «…esta idea impulsas por livianos gurúes…» y otro más que no recuerdo dónde está. El link de Tumblr está mal escrito y mal linkeado. De los fracasos quizá no, pero de los errores sí se aprende!

    La idea del artículo es muy buena! y buena también la investigación. A mí me vino a la memoria otro producto de Google discontinuado, que en su momento me resultó muy útil: Google Desktop: http://googledesktop.blogspot.com.ar/

    Saludos!

  3. Muy bueno Uriel.

    Aunque encontré algún error de tipeo «…esta idea impulsas por livianos gurúes…» y otro más que no recuerdo dónde está. El link de Tumblr está mal escrito y mal linkeado. De los fracasos quizá no, pero de los errores sí se aprende!

    La idea del artículo es muy buena! y buena también la investigación. A mí me vino a la memoria otro producto de Google discontinuado, que en su momento me resultó muy útil: Google Desktop: http://googledesktop.blogspot.com.ar/

    Saludos!

  4. Muy bueno Uriel.

    Aunque encontré algún error de tipeo «…esta idea impulsas por livianos gurúes…» y otro más que no recuerdo dónde está. El link de Tumblr está mal escrito y mal linkeado. De los fracasos quizá no, pero de los errores sí se aprende!

    La idea del artículo es muy buena! y buena también la investigación. A mí me vino a la memoria otro producto de Google discontinuado, que en su momento me resultó muy útil: Google Desktop: http://googledesktop.blogspot.com.ar/

    Saludos!

  5. Muy bueno Uriel.

    Aunque encontré algún error de tipeo «…esta idea impulsas por livianos gurúes…» y otro más que no recuerdo dónde está. El link de Tumblr está mal escrito y mal linkeado. De los fracasos quizá no, pero de los errores sí se aprende!

    La idea del artículo es muy buena! y buena también la investigación. A mí me vino a la memoria otro producto de Google discontinuado, que en su momento me resultó muy útil: Google Desktop: http://googledesktop.blogspot.com.ar/

    Saludos!

  6. Muy bueno Uriel.

    Aunque encontré algún error de tipeo «…esta idea impulsas por livianos gurúes…» y otro más que no recuerdo dónde está. El link de Tumblr está mal escrito y mal linkeado. De los fracasos quizá no, pero de los errores sí se aprende!

    La idea del artículo es muy buena! y buena también la investigación. A mí me vino a la memoria otro producto de Google discontinuado, que en su momento me resultó muy útil: Google Desktop: http://googledesktop.blogspot.com.ar/

    Saludos!

  7. Muy bueno Uriel.

    Aunque encontré algún error de tipeo «…esta idea impulsas por livianos gurúes…» y otro más que no recuerdo dónde está. El link de Tumblr está mal escrito y mal linkeado. De los fracasos quizá no, pero de los errores sí se aprende!

    La idea del artículo es muy buena! y buena también la investigación. A mí me vino a la memoria otro producto de Google discontinuado, que en su momento me resultó muy útil: Google Desktop: http://googledesktop.blogspot.com.ar/

    Saludos!

  8. Muy bueno Uriel.

    Aunque encontré algún error de tipeo «…esta idea impulsas por livianos gurúes…» y otro más que no recuerdo dónde está. El link de Tumblr está mal escrito y mal linkeado. De los fracasos quizá no, pero de los errores sí se aprende!

    La idea del artículo es muy buena! y buena también la investigación. A mí me vino a la memoria otro producto de Google discontinuado, que en su momento me resultó muy útil: Google Desktop: http://googledesktop.blogspot.com.ar/

    Saludos!

  9. Muy bueno Uriel.

    Aunque encontré algún error de tipeo «…esta idea impulsas por livianos gurúes…» y otro más que no recuerdo dónde está. El link de Tumblr está mal escrito y mal linkeado. De los fracasos quizá no, pero de los errores sí se aprende!

    La idea del artículo es muy buena! y buena también la investigación. A mí me vino a la memoria otro producto de Google discontinuado, que en su momento me resultó muy útil: Google Desktop: http://googledesktop.blogspot.com.ar/

    Saludos!

  10. Muy bueno Uriel.

    Aunque encontré algún error de tipeo «…esta idea impulsas por livianos gurúes…» y otro más que no recuerdo dónde está. El link de Tumblr está mal escrito y mal linkeado. De los fracasos quizá no, pero de los errores sí se aprende!

    La idea del artículo es muy buena! y buena también la investigación. A mí me vino a la memoria otro producto de Google discontinuado, que en su momento me resultó muy útil: Google Desktop: http://googledesktop.blogspot.com.ar/

    Saludos!

  11. Muy bueno Uriel.

    Aunque encontré algún error de tipeo «…esta idea impulsas por livianos gurúes…» y otro más que no recuerdo dónde está. El link de Tumblr está mal escrito y mal linkeado. De los fracasos quizá no, pero de los errores sí se aprende!

    La idea del artículo es muy buena! y buena también la investigación. A mí me vino a la memoria otro producto de Google discontinuado, que en su momento me resultó muy útil: Google Desktop: http://googledesktop.blogspot.com.ar/

    Saludos!

  12. Muy bueno Uriel.

    Aunque encontré algún error de tipeo «…esta idea impulsas por livianos gurúes…» y otro más que no recuerdo dónde está. El link de Tumblr está mal escrito y mal linkeado. De los fracasos quizá no, pero de los errores sí se aprende!

    La idea del artículo es muy buena! y buena también la investigación. A mí me vino a la memoria otro producto de Google discontinuado, que en su momento me resultó muy útil: Google Desktop: http://googledesktop.blogspot.com.ar/

    Saludos!

  13. Muy bueno Uriel.

    Aunque encontré algún error de tipeo «…esta idea impulsas por livianos gurúes…» y otro más que no recuerdo dónde está. El link de Tumblr está mal escrito y mal linkeado. De los fracasos quizá no, pero de los errores sí se aprende!

    La idea del artículo es muy buena! y buena también la investigación. A mí me vino a la memoria otro producto de Google discontinuado, que en su momento me resultó muy útil: Google Desktop: http://googledesktop.blogspot.com.ar/

    Saludos!

  14. Muy bueno Uriel.

    Aunque encontré algún error de tipeo «…esta idea impulsas por livianos gurúes…» y otro más que no recuerdo dónde está. El link de Tumblr está mal escrito y mal linkeado. De los fracasos quizá no, pero de los errores sí se aprende!

    La idea del artículo es muy buena! y buena también la investigación. A mí me vino a la memoria otro producto de Google discontinuado, que en su momento me resultó muy útil: Google Desktop: http://googledesktop.blogspot.com.ar/

    Saludos!

  15. Sergio,
    Gracias por pasar, leer y, como dice Débora, estar atento y contarnos aquellos detalles que en conjunto hacen mejor a una nota.
    Saludos,
    Uriel.

  16. Sergio,
    Gracias por pasar, leer y, como dice Débora, estar atento y contarnos aquellos detalles que en conjunto hacen mejor a una nota.
    Saludos,
    Uriel.

  17. Sergio,
    Gracias por pasar, leer y, como dice Débora, estar atento y contarnos aquellos detalles que en conjunto hacen mejor a una nota.
    Saludos,
    Uriel.

  18. Sergio,
    Gracias por pasar, leer y, como dice Débora, estar atento y contarnos aquellos detalles que en conjunto hacen mejor a una nota.
    Saludos,
    Uriel.

  19. Sergio,
    Gracias por pasar, leer y, como dice Débora, estar atento y contarnos aquellos detalles que en conjunto hacen mejor a una nota.
    Saludos,
    Uriel.

  20. Sergio,
    Gracias por pasar, leer y, como dice Débora, estar atento y contarnos aquellos detalles que en conjunto hacen mejor a una nota.
    Saludos,
    Uriel.

  21. Sergio,
    Gracias por pasar, leer y, como dice Débora, estar atento y contarnos aquellos detalles que en conjunto hacen mejor a una nota.
    Saludos,
    Uriel.

  22. Sergio,
    Gracias por pasar, leer y, como dice Débora, estar atento y contarnos aquellos detalles que en conjunto hacen mejor a una nota.
    Saludos,
    Uriel.

  23. Sergio,
    Gracias por pasar, leer y, como dice Débora, estar atento y contarnos aquellos detalles que en conjunto hacen mejor a una nota.
    Saludos,
    Uriel.

  24. Sergio,
    Gracias por pasar, leer y, como dice Débora, estar atento y contarnos aquellos detalles que en conjunto hacen mejor a una nota.
    Saludos,
    Uriel.

  25. Sergio,
    Gracias por pasar, leer y, como dice Débora, estar atento y contarnos aquellos detalles que en conjunto hacen mejor a una nota.
    Saludos,
    Uriel.

  26. Sergio,
    Gracias por pasar, leer y, como dice Débora, estar atento y contarnos aquellos detalles que en conjunto hacen mejor a una nota.
    Saludos,
    Uriel.

  27. Sergio,
    Gracias por pasar, leer y, como dice Débora, estar atento y contarnos aquellos detalles que en conjunto hacen mejor a una nota.
    Saludos,
    Uriel.

  28. Sergio,
    Gracias por pasar, leer y, como dice Débora, estar atento y contarnos aquellos detalles que en conjunto hacen mejor a una nota.
    Saludos,
    Uriel.

Responder a urielbederman@gmail.com Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *