Home / DonWeb Selección / Aprende 4 buenos hábitos para ser más productivo en el trabajo remoto

Aprende 4 buenos hábitos para ser más productivo en el trabajo remoto

El trabajo remoto es una excelente modalidad, siempre y cuando tengas autodisciplina para ser eficiente y productivo.

Más de 23 millones de personas en América Latina y el Caribe, desde la pandemia, han migrado a esta modalidad de trabajo que les permite estar más cerca de sus familias y ahorrar dinero en transporte. Esto según la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Sin embargo, como nos cuenta Melissa Carrasco Villa, especialista en Desarrollo Organizacional, algunas personas prefieren la presencialidad porque consideran que tienen un límite del trabajo que en lo virtual no logran.

“Es importante tener hábitos definidos porque a veces se piensa que no hay un tope o un momento final del teletrabajo y confundimos que estar en el teletrabajo es estar activo 24/7 y no es así”, nos detalla Melissa.

La especialista además recomienda tener una metodología de trabajo como la que se emplea en la oficina para no afectar la productividad laboral.

Es por ello que desde DonWeb te dejaremos unos tips para tener buenos hábitos y puedas disfrutar del trabajo remoto sin problemas:

1. Comienza a trabajar temprano

Este hábito te ayudará a tener un sentido de compromiso y responsabilidad. Cuando ibas a la oficina, tenías todo el viaje para procesar que al llegar puntual a tu escritorio tenías que empezar a ser productivo.

Sin embargo, en el trabajo remoto, la transición de la almohada al ordenador puede ser muy abrupta y difícil. Pero, solo necesitarás tener fuerza de voluntad y dar ese paso.

Pues, comenzar tus pendientes apenas despiertas puede ser la clave para que avances más rápido y organices mejor tu día. Eso sí, no olvides parar para tomar un buen desayuno y así cuidar de tu salud y seguir trabajando motivado.

2. Crea un buen ambiente de trabajo

Trabajar desde la cama o en el sofá, por más cómodo que parezca, no es una buena opción. La postura podría afectar a tu eficiencia laboral y bienestar.

Es importante designar un espacio de tu hogar donde puedas trabajar sin distracciones, cómodo y tranquilo. Asegúrate de encontrar ese rinconcito con buena iluminación para disminuir la fatiga visual, y poco ruidoso para que puedas concentrarte mejor.

Además, el mobiliario también es un factor esencial. Una silla correctamente regulada a tu escritorio y una pantalla alineada a la altura de los ojos, te ayudarán a crear un entorno más confortable para mejorar tu rendimiento.

Ojo, esto no quiere decir que siempre debas estar en casa para el trabajo remoto. Porque esto podría llegar a cansarte afectando a tu productividad.

Disfruta de uno de los mejores beneficios del teletrabajo y haz de cualquier lugar, tu oficina. Eso sí, asegúrate de seguir las recomendaciones antes mencionadas para crear ese espacio ideal.

3. Organiza bien tus actividades diarias (incluso las que no son laborales)

Encontrar el equilibrio entre las responsabilidades laborales y del hogar es posible. El único paso a seguir es organizar todo en horarios, fechas y según prioridad.

Asimismo, establecer un límite de tareas diarias, ya que la finalidad tampoco es sofocarte con tantas responsabilidades.

Por ejemplo, en cuanto al hogar, podrías hacer una lista semanal de las tareas que necesitas hacer como ir a comprar, cocinar, limpiar, etc. Ordénalas de manera que puedas alternarlas con tu día laboral.

Sin embargo, en el trabajo remoto es necesario tener en claro qué pendientes son prioritarios.

“Es importante tener definido con el jefe directo cuáles son los objetivos laborales para así trabajar en orden de urgencia o importancia” recomienda la especialista en Desarrollo Organizacional.

De esta manera sabrás cuánto tiempo dedicarle a cada tarea y en qué orden hacerlas para que cumplas con todos tus objetivos en el plazo necesario. Esto último, sobre todo, es imprescindible.

Es que, si no pones fechas límite a tus pendientes harás que se expandan en el tiempo. Recuerda: trabajar desde casa no significa vivir en el trabajo.

4. Evita las distracciones pero tómate un descanso

Parece contradictorio, pero no lo es si hablamos de productividad laboral. Si bien hemos hablado de evitar distracciones en el trabajo remoto, las pausas son necesarias para volver a conectar.

Pero, ¿a qué nos referimos con pausas? no, no estamos hablando de utilizar tu celular para pasar tiempo en las redes sociales, ya que esto puede generar que abarques más tiempo de lo debido. Además, la idea es que puedas desconectarte totalmente de las pantallas.

Las pausas son momentos establecidos en el día para hacer algo que disfrutes como salir a pasear con tu mascota, jugar con tus hijos, conversar con tu familia, hacer ejercicio, etc.

Lo importante es que estas actividades no afecten a tu productividad laboral ni al cumplimiento de objetivos.

Es que nadie puede estar totalmente concentrado durante las ocho horas laborales, ni siquiera en las oficinas era así. Siempre es necesario un tiempo de ocio que te recuerde que luego tienes que regresar a esa responsabilidad. Esto aumentará tu motivación y rendimiento.

Para terminar, ahora qué conoces estos buenos hábitos, enfócate en mejorar tu eficacia y eficiencia laboral. Verás como irá aumentando tu productividad en el trabajo remoto.

“Para las personas que trabajan desde casa, les recomiendo que tengan una metodología laboral, que tengan una agenda, que prioricen, que se pongan fechas límite, que determinen con su equipo quién es el responsable de cada proyecto porque es la única forma de que todos sean productivos”, finaliza Melissa Carrasco Villa para DonWeb News.

¡Añade un comentario!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.