Dos rosarinos preparan la primera expedición civil argentina al Polo Sur

Nota original

Link a la nota original Vea esta nota tal cual fue publicada en El Patagonico Dice haciendo click aquí.

Para cumplir su objetivo recorrerán enormes desiertos de hielo y nieve, además de soportar temperaturas de más de 50 grados bajo cero.

Un empresario y un camarógrafo de Rosario realizarán en noviembre de 2013 la primera expedición civil argentina al Polo Sur, con el objetivo de crear conciencia sobre el impacto ambiental, para lo cual recorrerán enormes desiertos de hielo y nieve, a la vez que soportarán temperaturas de más de 50 grados bajo cero.
Se trata de los rosarinos, Guillermo Tornatore (46 años), fundador en esta ciudad de una empresa de Web Hosting, y Federico Locasio (32 años), un camarógrafo que será el encargado de documentar el extraordinario periplo por el Continente blanco.
Ambos preparan la primera expedición civil argentina al Polo Sur geográfico, una empresa tan difícil, como peligrosa y apasionante, si se piensa que deberán transitar por desiertos helados.
La travesía, que iniciarán en noviembre del año que viene -aún no está confirmada la fecha precisa de la partida-, les demandará unos 15 días en total. Entre Rosario y el Polo Sur, Tornatore y Locasio recorrerán unos 14 mil kilómetros, de los cuales, 3.500 lo harán en forma terrestre por el continente blanco.
Hasta ahora, solo dos expediciones militares argentinas llegaron al Polo Sur: la llamada ‘Operación 90’, del año 1965 y encabezada por el coronel Jorge Leal, y la expedición científico-técnica del año 2000, liderada por el coronel Víctor Figueroa.
El 2 de abril último, cuando se cumplieron los 30 años de la Guerra de Malvinas, Tornatore promovió la iniciativa denominada ‘Mensaje a Malvinas’, para lo cual se trasladó hasta las islas y enterró cerca del cementerio de Darwin, una botella con un pendrive que contiene miles de mensajes de personas que ingresaron al sitio web del mismo nombre.
Igual objetivo cumplirán ahora los expedicionarios en el Polo Sur, donde enterrarán bajo la gruesa capa de hielo otra botella con un similar dispositivo de almacenamiento que alojará los mensajes de toda Latinoamérica referidos al cuidado del medio ambiente.

CONTAMINACION
Tras clavar la enseña Patria en el Polo Sur, los expedicionarios extraerán muestras de hielo que luego serán analizadas para determinar el grado de contaminación del lugar.
Tornatore contó a Télam “su amor por la Antártida” y recordó que tuvo “la suerte de estar en la Base Marambio. Soy de una generación que creció con el ejemplo y la idea de que la Patria es también el continente blanco. Adhiero a un nacionalismo bien entendido, tengo mi cuota aventurera y creo que debemos estar en esos lugares”.
“Elegimos ir a la Antártida, al Polo Sur, porque casi todos relacionamos directamente este lugar con cuestiones del medio ambiente de manera casi automática”, agregó.
Tornatore es fundador de DonWeb.com, la primera del mundo en recibir un dominio antártico .AQ, destinado solo a organizaciones gubernamentales signatarios del Tratado Antártico y todas aquellas iniciativas vinculadas a la Antártida.
“A Malvinas llevamos en abril unos 900 mensajes de gente en formato de pendrive, adentro de una botella y la enterramos, ahora vamos a hacer lo mismo en el Polo Sur; esta vez, serán mensajes de toda Latinoamérica referidas al cuidado del medio ambiente, el objetivo que nos moviliza a realizar esta travesía”, añadió.
El expedicionario contó que el derrotero de la travesía arrancará en Rosario, seguirá hasta Santiago de Chile, luego hasta Punta Arenas, en el sur de ese país, desde donde abordarán un avión ruso que los trasladará hasta la base Patriot Hillss, situada en territorio chileno.
A partir de allí se inicia la verdadera expedición. “Desde esa base iremos con motos de nieve rumbo al Polo Sur. Serán 7 días de viaje por escenarios inhóspitos, desolados, con mucho hielo y temperaturas de más de 50 grados bajo cero”, detalló Tornatore.