En 2020 hasta los niños de 6 años tendrán su propio smartphone

Un estudio sobre el crecimiento del mercado móvil reveló cuánto crecerá la tasa de usuarios en seis años. Lo sorprendente es que la tecnología inteligente estará al alcance de los más chicos.

Muchas veces se ha debatido en los medios de comunicación cuál es la mejor edad para obsequiar un teléfono móvil a los más chicos de la casa. Lo cierto es que los peques demuestran adaptarse muy bien a los tiempos que corren y manejan al dedillo los dispositivos. En consecuencia, un reporte anticipa que hacia el año 2020 el 90% de los infantes mayores de 6 seis años contará con un celular.

Pero esta no es la única confirmación que revela el informe Mobility Report que año a año realiza la compañía Ericcson, conocida por los informes sobre consumo tecnológico y que este año apuntó hacia las previsiones de la industria móvil. Según versa el estudio, aumentará en más de dos millones la cantidad de usuarios de telefonía móvil; muchos de ellos seguirán utilizando teléfonos sin capacidad Smart.

Según el informe, dentro de seis años la población de usuarios de telefonía móvil será de 9500 millones, de los cuales 6100 millones de ellos utilizarán smartphones. En la actualidad, existen unos 7100 millones totales y sólo 2700 tienen teléfonos inteligentes.

En esta línea, las suscripciones móviles ascenderán un 5% anual, mientras que las de smartphones crecerán un 15% anual, marcando la fuerte influencia de la tecnología inteligente, pero al mismo tiempo la existencia de los que todavía se resistentes a las facultades “Smart” de los dispositivos. ¿Los fabricantes seguirán desarrollando dispositivos sin conexión acaso?

Posiblemente el incremento de usuarios año a año esté fomentado, no solo por aquellos mercados como China e india que multiplican los suscriptores notablemente, sino porque el uso de dispositivos comienza cada vez a más temprana edad. Según dispara el informe, los mayores de 6 años tendrán un móvil en sus manos en el 2020 donde practicarán sus primeras palabras.