¿Instagram tiene derecho a vender tus fotos?

Facebook actualizó los términos de servicio de Instagram - DonWeb Blog

Una modificación a su Política de Privacidad y Términos de Uso establece que la firma propiedad de Facebook puede lucrar con el contenido subido por sus usuarios. Entra en vigencia el 16 de enero.

La notificación, publicada en el blog de Instagram, parece hasta inocente. «Nuestra comunidad creció mucho desde que escribimos nuestros términos de uso originales. Para actualizar todo para las millones de personas que están usando Instagram, les ofrecemos nuevas versiones de nuestra Política de Privacidad y Términos de Servicio», se lee en el blog.

En un intento por ayudar a sus usuarios a comprender los cambios principales, Instagram resume los tres puntos que considera fundamentales:

– «Nada cambió sobre tu titularidad sobre tus fotos o quién las puede ver».

– «Nuestra política de privacidad actualizada ayuda a que Instagram funcione más fácilmente como parte de Facebook al facilitar que se pueda compartir información entre los dos grupos. Esto significa que podemos hacer cosas como combatir el spam con mayor efectividad, detectar problemas de sistema y confiabilidad más rápidamente, y construir mejores funcionalidades para todos al entender cómo se usa Instagram».

– «Nuestros términos de servicio actualizados ayudan a protegerte, y prevenir spam y abuso a medida que crecemos».

Sin embargo, Instagram dejó afuera del resumen el detalle más importante sobre los cambios en los términos de uso: la firma se reserva el derecho de lucrar con las fotos que sus usuarios suben a la red social.

Lo que antes era una «licencia limitada» para promocionar el propio servicio, en el nuevo documento es una licencia «transferible».

Los nuevos derechos de la popular aplicación para móviles adquirida este año por Facebook están claramente explicados en el texto revisado: «un comercio u otra entidad puede pagarnos para publicar tus (…) fotos (…) en conexión con contenido o promociones pagos o esponsoreados, sin compensación alguna para vos».

Dicho de otra manera, Instagram puede tomar la foto que subiste de tus hijos jugando en la playa en Mar del Plata y vendérsela a una agencia de turismo para que haga afiches, folletos, ilustre su sitio web o la use en un comercial para televisión. Vos no sólo no se lo vas a poder impedir, sino que además no te van a pagar por haber sacado la foto.

Tampoco los vas a poder demandar: «Instagram no será penalmente responsable por el uso o divulgación de cualquier contenido que proveas».

Si bien existe la posibilidad de que el documento sea responsabilidad de un abogado que quiere prevenir a la compañía de posibles batallas legales innecesarias y elige trazar líneas exageradamente extensas y preventivas, el texto lleva a recordar cuando Yahoo!, allá por 1999, actualizó los términos de uso de Geocities, declarándose dueña y señora de todo el contenido escrito y visual que sus usuarios subieran a sus servidores.

En aquella oportunidad, el reclamo popular llevó a que la firma se echara atrás una semana más tarde. Los usuarios de Instagram ya están poniendo el grito en la Nube. ¿Alcanzará para que Facebook revea su primer gran cambio en Instagram?

Si todo sigue igual, los nuevos términos de servicio entrarán en vigencia el 16 de enero.