Inusuales tips de productividad para los que trabajan en bares y cafés

En la era del trabajo freelance, son cada vez más las personas que pasan muchas horas de su jornada laboral en estos espacios. Comparto con ustedes algunos “salvavidas” para el emprendedor independiente, consejos poco frecuentes en este tipo de repasos.

Diseñadores, desarrolladores, programadores, periodistas y expertos en redes sociales son parte de la fuerza laboral independiente. En nuestra región y en todo el mundo son cada vez más usuales los trabajos freelance. Si bien “visto desde fuera” todo puede parecer color de rosas, los que ejercemos esta modalidad conocemos sus ventajas y también sus desventajas.

Por ejemplo, no tener que viajar hasta un lugar de trabajo físico puede ser ventajoso para muchos, ¡una gloria! Pero si has conversado con algún freelancer sabrás que trabajar en casa no siempre es la mejor opción. En este contexto, son muchos los que eligen (elegimos) trabajar en bares o confiterías durante algunas horas del día. Pero no puede ser cualquier local: debe cumplir algunas condiciones objetivas y subjetivas.

En lo que sigue repasaré algunos consejos útiles para los que trabajan en bares. Esto en base a mi experiencia personal: hace más de diez años que lo hago.

Qué observar al elegir el sitio: lo esencial

Comenzaré por aspectos tan básicos como fundamentales. El bar que escojas para trabajar (sobre todo si pasarás muchas horas allí) debe ofrecer algo más que rico café. A continuación anoto los ítems que entiendo son infaltables y que muchas veces (máxime las primeras veces) no se tienen en cuenta.

Particularmente prefiero aquellos bares que no tienen camareros. Este es un gusto subjetivo; sin embargo pronto te darás cuenta que en las confiterías con personal en salón, cuando transcurren seis horas y solamente has pagado un café chico, empezarán a mirarte con recelo. Creo que los self service son más convenientes para pasar mucho tiempo con tu computadora.

El local debe tener una buena cantidad de tomas corriente. Más adelante veremos que las baterías son enemigas del freelancer, y los enchufes son en tanto una de las claves para la supervivencia ¡Mucha atención al Wi-Fi! En mis años como trabajador en cafés sufrí horrores muchas conexiones deficientes: lentas, que se cortan, ¡o que jamás se conectan! Es una pena, pero para comprobar la calidad de las conexiones no hay más remedio que probar. Eso sí: no regreses al local en donde Internet falló.

¿Cómo son las sillas y las mesas? No es de maniático examinar este aspecto. Si un bar tiene sillas que a simple vista parecen incómodas, pues con la computadora hacia otro lado. Muchas horas en un asiento incómodo se traduce en una merma en la productividad.

Independiente pero no solitario

Durante estos años como parte de la fuerza laboral independiente muchos me han dicho: “¡Gastas mucho dinero en desayunos! Con esa cantidad de dinero puedes alquilar una oficina o un espacio de coworking!”. Yo les respondo que me gusta trabajar en bares y que incluso me agrada el murmullo de los clientes de las mesas contiguas.

En este punto quiero compartir un nuevo consejo: trabajar en un bar no es inexorablemente un sinónimo de aislamiento u ostracismo. Durante la semana concurro a dos o tres bares diferentes con mi computadora, y en cada uno de ellos tengo conocidos, colegas en esto del trabajo independiente. ¡Incluso he conseguido algún nuevo puesto laboral, el cual surgió de una conversación con un hombre que se sentaba cerca!

¿El tip? Cada tanto dejar de lado los auriculares, abrirse a conversaciones con los que te circundan. Esto es algo corriente en los espacio de coworking aunque no en los bares. ¡Te aconsejo también hacerlo allí!

Algunos consejos finales

Si escribís en la caja de Google “consejos para los trabajadores freelance” encontrarás repasos que hablan de herramientas (por cierto útiles) como Google Drive o plataformas para encontrar nuevos “curros”. Pocos hablan de los siguientes tips, esenciales aunque poco dichos.

En la mochila llevar siempre un cargador portátil. No siempre encontrarás enchufes disponibles. ¡Y a veces te olvidarás en cargador de la computadora en casa!

Por más que un bar se convierta en un espacio familiar (¡tanto has ido el último tiempo que le has tomado cariño!), éste no deja de ser un espacio público. Por eso, nunca accedas en una conexión compartida a tu cuenta bancaria online. Recuerda las medidas de seguridad fundamentales de una conexión compartida.

Todos necesitamos ir al baño. Y aunque no lo creas, en este punto vuelve a ser fundamental la sociabilidad. ¿Por qué? Cuando necesito ir, siempre tengo cerca a algún “conocido” a quien le pido que observe (y cuide) mi computadora o mi mochila. En estos años he visto muchos que no toman las precauciones básicas y que han sido víctimas de robos. Si no hay nadie que pueda cuidarla, es mejor guardarla y llevarla contigo al baño.

Por último: nunca está de más generar amistad con los responsables del local gastronómico. Cuando vean que eres respetuoso y buen cliente, en ocasiones habrá algunas cortesías. Por ejemplo el bienquerido refill (la segunda vuelta de café o té, gratis).

En ocasiones también serán tus aliados cuando se corta la conexión a Internet. Si lo no sabes, pues es bueno saberlo: los locales generalmente ofrecen un acceso para los clientes y tienen otro que utilizan en forma privada. Más de una vez logré tener la contraseña de aquella conexión, para poder utilizarla cuando la “general” se cae. Cuando tienen un amigo en el local, ese tipo de información se puede conseguir.