La importancia del correo electrónico profesional

En un momento donde los medios de comunicación digitales proliferan, el e-mail vuelve al centro de la escena y se instaura como el servicio de comunicación profesional por excelencia; Ideas y tips para utilizarlo correctamente.

El correo electrónico era una de esas herramientas que los analistas auguraban un negro futuro. Con la llegada de las nuevas plataformas digitales y redes sociales que tan famosas son en la actualidad, la era del e-mail parecía ser finita.

La realidad fue otra: todas las plataformas y sistemas de comunicación han podido convivir y converger dando como resultado diversas vías de comunicación, muchas ellas adaptadas a diferentes casos particulares.

Hoy en día la proliferación de plataformas de mensajerías como WhatsApp, WeChat y Telegram en conjunto con las redes sociales como Facebook, Instagram y Snapchat y el sistema de microblooging, Twitter, hace que volvamos la mirada al e-mail como generador de oportunidades para una correcta comunicación formal.

¿Por qué el e-mail sigue entre nosotros?

Con la instantaneidad que ofrece WhatApp, parece innecesario un servicio como el e-mail. Ese justamente fue el planteo de los analistas hace algún tiempo cuando sepultaban el correo electrónico; un sistema de comunicación vetusto comparado con lo instantáneo y punto a punto de los sistemas de mensajería. Pero aquí lo tenemos, nada paso al respecto y el e-mail, con sus pros y sus contras, se apuntaló en sus fortalezas para seguir vivo en pleno siglo XXI y con un promisorio futuro para los años venideros.

Pero ¿Cuál fue el motivo por el que el e-mail sigue triunfando como herramienta de comunicación?, como primera medida está muy bien posicionada como recurso de comunicación en el mundo profesional, está muy bien utilizar WhatsApp para contactarme con amigos o familiares, pero a la hora de buscar trabajo, escribirle a un colega o enviar una carta formal de manera electrónica, el correo electrónico sigue siendo el medio elegido por casi todos los usuarios.

La formalidad del e-mail ha sido, entonces, su mayor capital a la hora de prevalecer en un mercado cargado de vías de comunicación.

El correo electrónico profesional

En este punto, es importante decir que a la hora de pensar en un correo electrónico laboral deberemos despegarnos de los malos hábitos a la hora de construir cuentas de correos. Parece una obviedad, pero una cuenta con el nombre shine19999_44569 no responde a lo que se considera una cuenta de correo profesional. Quizás sea perfectamente aceptable para utilizarla como cuenta personal, pero definitivamente no para el mundo del trabajo.

Para comenzar con el pie derecho, deberemos pensar con quienes nos estaremos comunicando: posibles clientes y/o empleadoras y colegas.

Otra buena idea es desprenderse de los servicios gratuitos y, si tenemos un emprendimiento o empresa, comenzar a utilizar una cuenta que defina la actividad.

Por solo 449 pesos al año se puede obtener el servicio de correo electrónico profesional de DonWeb , comprando, por ese pequeño monto, cuentas nombre@nombredelaempresa.com como también otras opciones como .info o .email.

El servicio de correo profesional de DonWeb dispone de varias tecnologías que vuelven interesante esta herramienta: filtros antivirus y antispam, opciones para acceder vía webmail y correo POP, conexiones seguras y una interfaz segura con hasta 25 gigas de almacenamiento.

Obteniendo una cuenta de correo profesional, aumentaremos la fiabilidad de nuestro comercio o emprendimiento adquiriendo, a su vez, mayor credibilidad entre posibles clientes.