LG redobla su apuesta en el sector móvil con el nuevo G3

Probamos el nuevo celular de la empresa Surcoreana, un teléfono que cuenta con una amplia pantalla y filma en 4K.

Cuando LG comenzó su andar en el mundo de los Smartphones con Android, el tránsito estaba lo suficientemente congestionado como para que la compañía no se destaque demasiado. El trabajo y la estrategia que ha implementado la compañía no solo ha dado resultado, sino que ha ido ganando lugares dentro del sector, llegando incluso a equiparar en prestaciones a su eterno rival: Samsung.

El camino a la meca comenzó hace unos años con el lanzamiento del Optimus G, un celular muy bien construido, con interesantes prestaciones y lo que es más importante: con el sello distintivo de la empresa. La evolución no tardó en llegar y el G2 fue todo un éxito de ventas en la alta gama. Su principal característica fue un as bajo la manga que LG supo jugar con eximia destreza: el equipo carece de botones frontales y laterales, encontrándose los mismos detrás del equipo. Esta forma natural de utilizar el celular con el dedo índice a las espaldas del teléfono tuvo sus adeptos y detractores al momento del lanzamiento pero, luego de un tiempo, la balanza de las nuevas posibilidades y correcta disposición de controles terminó pesando más.

LG es una de las pocas empresas que se atrevió a innovar en un mundo móvil cada vez más chato; si bien no se trata de un cambio radical, consideramos que de esta apuesta la empresa podría haber salido mal parada pero como dice el dicho popular “el que no arriesga no gana”.

Herencia

Luego de la incursión con esta nueva característica de ubicar los botones físicos detrás del equipo para controlar el teléfono con el dedo índice mientras hablamos, esta nueva modalidad de uso se volvió una marca registrada en casi todos los equipos de LG. La nueva generación de móviles incluye dicha particularidad con aires renovados dado que dichos controles han sido estilizados y hoy lucen más chatos sin sobresalir demasiado de la parte posterior del equipo. Los nuevos modelos lanzados en el país son el G2 Mini, un teléfono para la gama media con pantalla de 4.7”; el G Flex algo así como una prueba piloto de la empresa para observar de cerca el impacto de las pantallas curvas en el mercado; y su nuevo buque insignia, el G3, heredero nato de la alta gama y que pretende instaurarse como uno de los referentes del sector.

El G3 hereda los botones traseros que ya incluia el G2 y el G Flex.
El G3 hereda los botones traseros que ya incluia el G2 y el G Flex.

Primer contacto

Cuando recibí el dispositivo y al observarlo de cerca supuse que encontraría el primer escollo al realizar este análisis. Soy bastante escéptico con los celulares que superan las 5”, en su mayoría me resultan incómodos a la hora de transportarlos y a la hora de disponer del mismo hay que hacer un curso para sacarlos del bolsillo. Lo bueno aquí es que esto no me sucedió con el G3. Si bien la pantalla del teléfono trepa hasta las 5.5”, LG supo aprovechar muy bien el espacio en la carcasa, reduciendo en forma considerable el espacio entre la pantalla y el lomo, aprovechando al máximo la parte frontal del celular. Otro dato importante al respecto es que el celular no es pesado, por lo que se disimula (y aprovecha) el tamaño del móvil al transportarlo, sentando muy bien en el bolsillo del pantalón. Sus medidas y peso son 146.3 x 74.6 x 8.9 mm, y 149 gramos respectivamente.

El G3 que utilicé durante una semana vino con la Circle Case incluida, una carcasa que le agrega un extra al móvil. Cuando cerramos la tapa de la carcasa esta mostrará un reloj (configurable) en un círculo que permite ver la pantalla. Desde allí también podremos activar la cámara principal, contestar llamadas y hasta leer mensajes sin necesidad de abrir el teléfono. La Circle Case además ofrece protección extra en la parte trasera y viene de diferentes colores. Según palabras de LG Argentina, las primeras 10.000 unidades que se vendan vendrán con la carcasa y el cargador inalámbrico incluido.

Con la Circle Case podremos contestar llamadas y leer mensajes sin abrir el celular.
Con la Circle Case podremos contestar llamadas y leer mensajes sin abrir el celular.

El G3 por dentro

Lo primero que llama la atención del teléfono es la amplia pantalla 4K que luce sumamente nítida y brillante con una resolución que trepa hasta los 1440×2560 (538 ppp), lo que lo hace ideal para disfrutar de contenido multimedia y disfrutar de películas y series utilizando la App de Netflix.

La calidad de la pantalla cobra aún más sentido al utilizar la cámara y la filmadora. LG incluyó un sensor principal de 13 MP con enfoque por láser. ¿Cómo es esto? El láser sirve para medir la distancia focal del objeto al que estamos apuntando con la cámara, realizando foco sobre el mismo, al cambiar de objetivo el láser repetirá el procedimiento. La cámara también incluye la posibilidad de tomar dobles capturas utilizando la cámara principal y la secundaria a la vez, ideal para no quedar fuera de ninguna toma. Lo destacable aquí es la posibilidad de capturar video en 4K y disfrutarlos en la amplia pantalla de G3. En las pruebas que realicé, un video de solo 17 segundos ocupó poco más de 60 MB, por lo que habrá que pensarlo dos veces si es que no disponemos de una TV que permita reproducir video en dicha definición.

Pantalla de alta calidad 4K.
Pantalla de alta calidad 4K.

El G3 se distribuye con espacio de almacenamiento de 16 GB o 32 GB ampliable con una tarjeta microSD, algo esencial si van a filmar en 4K.

Por otro lado, el Qualcomm Snapdragon 801, quad-core a 2,5 GHz sumado a los 2 GB de RAM incluidos, hacen que el Android 4.4.2 (KitKat) vaya como una seda sin importar los requisitos del usuario.

La batería es otro punto a destacar dado que incluye una de 3.000 mAh que permite llegar al día de uso utilizando todas las funciones del equipo sin recargas intermedias.

Como podrán apreciar hasta aquí, en líneas generales el celular me dejó muy conforme, sólo encontré un punto negativo que se ha vuelto casi una constante en la alta gama: la construcción en plástico no logra comunicar la jerarquía de estos dispositivos. Me gustaría ver algunos detalles en metal u otro elemento que pueda representar mejor la diferencia entre el esplendor de la gama alta con respecto a la gama media. El G3 cae en dicho discurso, si bien es elegante y bien construido, no hubiese estado mal algún detalle que sirva de guiño al comprador tal y como sucede con el Moto X y su cubierta de madera.

El celular posee una pantalla de 5,5 pulgadas.
El celular posee una pantalla de 5,5 pulgadas.

¿G3 o G Flex?

Me imagino que casi todos deben contar con presupuesto para comprar solo un teléfono de alta gama, no dos. Si nuestra elección recae sobre LG nos encontraremos con un inconveniente a la hora de elegir dado que, además del G3, la empresa también tiene el G Flex a la venta en el país. La pregunta aquí es ¿Cuál elegir?, tuve la posibilidad de probar durante algunas semanas el G Flex, un teléfono de pantalla curva con un amplio display de 6”. La verdad es que el G Flex me dejó poco conforme, principalmente porque la curvatura de la pantalla no supuso ningún beneficio al disfrutar de películas y videos en forma horizontal. Por otro lado el G Flex merece una pantalla de mejor calidad (posee una resolución de solo 1280 x 720 píxeles y 245ppp), no puede ni compararse con la pantalla 4K del G3. Son dos celulares de alta gama pero el G3 es muy superior en características y posibilidades que su medio hermano.

De cualquier manera si quieren comparar punto por punto estos dos modelos, pueden leer la completa Review del G Flex que realizó nuestro compañero Uriel Bederman desde el siguiente enlace: http://www.dattamagazine.com/g-flex-review-del-smartphone-mas-excentrico-de-lg/.

En conclusión

Definitivamente LG no se anda con vueltas, el G3 sale muy bien parado y es, hoy en día, uno de los celulares que se disputan el trono en la alta gama. Sus principales ventajas son la posibilidad de filmar en Ultra HD, disponer de una amplia pantalla de alta calidad y la herencia y comodidad de los botones traseros.

El G3 ya se vende en la Argentina desde $ 7699 con Movistar, Claro y Personal.