Los hackers cumplen su amenaza contra Sony Pictures

Luego de que se retire de cartel la película “The Interview”, los ciberatacantes revelaron más detalles de la compañía como el contenido de correos internos y un nuevo modelo de smartphone.

La misiva era clara, un film de la productora presentaba un plan para asesinar a un líder surcoreano y aunque el argumento sólo se desenvolvía en la ficción, hackers de aquel país tomaron la posta para detener el estreno de la película “The Interview” con una amenaza que por estos días comenzó a tomar forma.

Al principio sólo se trató de una suspensión del sistema, pronto se supo que aquel ciberataque había logrado sustraer “secretos” de la productora muy valiosos. Mientras que buscaban al responsable, una amenaza latente ponía los ojos en Corea del Sur: “Ya les hemos advertido, y esto es sólo el comienzo. Continuaremos hasta que nuestro pedido sea cumplido”.

Finalmente la película fue cancelada en todo el mundo, sin embargo, el daño ya estaba hecho. Gran parte de la información que habrían filtrado, producto del robo de datos, ya estaba en manos de periodistas e informantes.

Las filtraciones que vieron la luz y alarmaron a los de Sony fueron conversaciones privadas con detalles de una biografía de Steve Jobs y la forma en que anunciarían el arribo del nuevo smartphone de la firma, el Xperia Z4 (que posiblemente se luciera durante la futura saga de James Bond y la que recién estaría en cartel a fines del 2015).

Por estos días, distintos periodistas usaron sus cuentas de Twitter para ser portavoces de los secretos de Sony que el golpe informático entregó en bandeja. Se trata de un buen cúmulo de emails con conversaciones sobre las misiones de los artistas de Hollywood, las retribuciones económicas que la firma les hace, entre otros jugosos datos.

Al respecto, la firma aseguró que tomará medidas contra la red social Twitter para detener el hackeo de película que está experimentando. Confía que “matando al mensajero” logrará frenar los canales de comunicación que los hackers encontraron para seguir intimidándolos.