Los videojuegos son positivos para los chicos

Un estudio realizado por la universidad de Oxford confirma que jugar menos de una hora por día puede colaborar con el desarrollo emocional y psicológico.

Se viene el Día del Niño y antes que los tradicionales autitos o muñecas, muchos pequeños tienden a pedir los títulos más renombrados de los videojuegos de consola. Tradicionalmente, algunos padres tratan de no poner esa arma de distracción en sus manos, sin embargo les sorprendería saber que esos videojuegos no son tan perjudiciales como parece.

Según un estudio de la universidad de Oxford que recientemente fue publicado en la revista Pediatrics, jugar menos de una hora por día no sólo no es negativo para los chicos, sino que además puede contribuir en el desarrollo emocional y psicológico.

En contraposición, si los pequeños estuvieran expuestos más de una hora el resultado ya no sería tan optimista y, como también aplica el estudio, si los chicos pasaran tres horas o más con sus videojuegos, entonces el impacto sí sería del todo negativo.

El estudio se llevó a cabo consultando a un total de 5000 jóvenes de entre 10 y 15 años. En primera instancia se les preguntó cuánto tiempo dedicaban a los videojuegos y luego se indagó sobre sus vínculos sociales y familiares, cuán satisfechos estaban con sus vidas y cuánto ayudaban a las personas con dificultades.

Como resultado, percibieron que aquellos niños que podían controlar cuánto tiempo usaban sus videojuegos son más equilibrados que, incluso, los que no usan ningún tipo de tecnología, además de que logran un alto nivel de interacciones sociales positivas. Mientras los que están expuestos muchas horas, suelen tener niveles más bajos de satisfacción.

Al parecer, el control del tiempo de juego ayuda a entenderlos como un espacio de entretenimiento y esto les permite tener menos problemas emocionales y menores registros de hiperactividad.

En este sentido, el psicólogo Andrew Przybylski, a cargo de la investigación, dice que “Luego de haber trabajado con casos bien polarizados entre aquellos que creen que los juegos tienen un papel muy beneficioso para los niños y los que creen que existe un vínculo con actos de violencia, este estudio provee de una nueva y diferente posición al respecto”.

Asegura que “Jugar con los videojuegos les daría a los niños la posibilidad de tener un idioma común. Y para alguien que no es parte de esa conversación, podría dejarlo aislado”.

Hace poco comentábamos en la nota Las tabletas, el juguete ideal para el Día del Niño, cómo los dispositivos móviles se convierten en el juguete elegido por los chicos. Seguramente lo ideal es que los adultos acompañemos el regalo con una buena conversación acerca de cómo dedicarle un tiempo especial a cada cosa.