Motorola presenta su modelo de madera

Moto X se venderá con carcasa de madera en Argentina - DonWeb Blog

El mercado argentino recibe una variante del Moto X con carcasa plástica y tapas de madera. Se comercializará en dos tonalidades diferentes.

Aunque hace mucho hablamos de teléfonos inteligentes, hace un año tenemos la posibilidad de interactuar con ellos con un “ok, Google Now”. Con todo ese tiempo encima y todos los equipos que salieron al mercado entretanto, Moto X es de los smartphones que sigue dando que hablar. Ahora llegó al país una versión de este modelo con una parte de su carcasa de madera.

Se trata del mismo Moto X que ya conocemos pero que solo cambia en su diseño exterior, incluyendo en el cuerpo plástico una tapa de la batería de madera en dos variantes de color de este mismo material. Una opción la denominaron bambú claro, con el resto de la carcasa blanca; y la otra opción es oscura, o como Motorola prefirió llamar: ébano, con frente negro.

Al parecer, para la compañía estadounidense que está en manos de la firma China Lenovo, el “tuneo” de los equipos es una premisa a seguir de aquí en adelante. Sobre todo con este smartphone insignia que sigue dando buenos frutos, junto con su hermano menor Moto G, aún más en el mercado latinoamericano.

Al respecto de la elección del material, el jefe de diseño de Motorola, Jim Wicks dijo en una entrevista que dio a La Nación “Hace años que estamos investigando el tema de la madera, pero no es sencillo. Tuvimos que encontrar el proveedor adecuado y la forma de industrializar la provisión de madera. Pero nos gustaba porque ofrece una textura cálida. Nos gustan los materiales naturales, y es algo que seguiremos usando. Además, cuando usás madera, aunque tengan la misma calidad, hace que cada teléfono sea único, porque nunca tenés dos texturas idénticas.”

Para Wicks, “no es necesario tener sí o sí el último procesador o hardware. El teléfono tiene que tener los componentes adecuados, pero para lo que necesita el usuario”. Con esta frase se jacta frente a un teléfono que no se luce por el procesador, y ahora menos por la pantalla que quedó reducida a los 4,7 pulgadas, frente a las de la competencia que superan las 5”.

El modelo que por el momento solo lo venderá una operadora a 3699 pesos con abono, estará equipado con una cámara de 10 megapíxeles, sensor de reconocimiento de voz en uso permanente, cámara de 10 megapíxeles y 16 GB de almacenamiento interno.