Pantallas sensibles a la presión, el nuevo fetiche de la industria móvil

Se trata de paneles que reconocen la fuerza que ejerce el dedo para dar paso a funcionalidades que mejoran y estiran la experiencia de uso. Apple impulsó la tendencia con Force Touch, incluyéndolo en MacBook y Watch, y también en sus nuevos smartphones iPhone 6S y iPhone 6S Plus; Huawei le siguió los pasos incorporando un sistema similar en el modelo Mate S. Ahora la firma Synaptics promete que en 2016 las pantallas sensibles a la presión también llegarán a los dispositivos Android, con el aún no anunciado Galaxy S7 de Samsung como gran abanderado.

En gran medida, Apple es la gran responsable de que esta tecnología sea uno de los horizontes hacia el cual rema con ahínco la gran embarcación de los smartphones. Bajo la denominación “3D Touch”, los de Cupertino incluyeron esta característica en iPhone 6S y iPhone 6S Plus, sus flamantes teléfonos inteligentes. Se trata en verdad de una herencia (en tanto, una evolución) de una tecnología presente en otros productos del catálogo Apple: “Force Touch”, así se llamó, es parte de la oferta de la nueva MacBook 2015 y también de Apple Watch.

Mientras que la laptop y el reloj inteligente se las arreglan para reconocer un sólo modo de pulsación (es lo mismo presionar fuerte, más fuerte o fuerte y prolongado), 3D Touch permite al dispositivo reconocer dos niveles extra de presión sobre el screen: peek y pop, siendo esta última una presión fuerte y prolongada, la más profunda de las tres.

En conjunción con iOS 9, el más reciente sistema operativo móvil de la firma de la manzana, estos nuevos gestos táctiles abren paso a múltiples funcionalidades y a nuevos modos de interactuar con la interfaz de usuario. Por ejemplo, acceder a atajos a aplicaciones o ir a la vista multitarea, entre muchas otras alternativas. Una suerte de clic con el botón derecho del mouse. Más detalles sobre 3D Touch pueden ser consultados en este video.

Antes de la promesa de alcanzar el vastísimo universo Android, en la línea de tiempo aparece Huawei. La firma china, cuyo nombre aparece entre los cinco mayores vendedores de smartphones a nivel mundial, presentó el modelo Mate S en IFA 2015 (septiembre, en Berlín).

El equipo cuenta con una pantalla de 5.5 pulgadas, un bello acabado metálico, sensor de huellas digitales y cámaras de 13 y 8 megapíxeles, entre otros ítems. A pesar de una dignísima ficha técnica, aquello que ha llamado la atención de Mate S es la inclusión de un sistema similar al “3D Touch” de los nuevos iPhones.

Huawei Mate S está basado en la interacción humana, sobre todo en lo que respecta al tacto, una acción natural que empleamos para entender nuestro mundo. El nuevo smartphone redefine la forma en la que incorporamos la tecnología táctil a nuestros smartphones, rompiendo la forma convencional de control de pantalla táctil y marcando el inicio de una nueva forma de entender la interacción usuario-dispositivo”, dijo en la presentación un ejecutivo de la compañía de origen chino. Vale mencionar que esta característica sólo se ofrece en el modelo más costoso del producto, que estará disponible en mercados seleccionados.

Para los interesados, el sitio Gizmodo emprendió un análisis profundo en torno a la utilidad del simil Force Touch en el Huawei Mate S.

A la caza de los androides

Si esta tecnología procura convertirse en un estándar dentro de la industria móvil deberá seducir a los fabricantes de dispositivos Android, el sistema operativo que acapara cerca del 80 por ciento de la cuota en el sector móvil. Y la firma Synaptics aparece como la abanderada de esta búsqueda.

Recientemente, 9to5Google se hizo eco de los planes de esta compañía animosa de inyectar su desarrollo, denominado “ClearForce”, en los smartphones Android en general, y particularmente en los equipos de alta gama que corren con aquel software.

Según mencionó Synaptics, las series 3600 y 3700 de “ClearForce” propician, mediante diversos niveles de presión sobre la pantalla, acceder a menúes contextuales, navegar galerías, hacer zoom o scroll durante la navegación, y ofrecer nuevos modos de jugar en entornos gamer, entre otras opciones. ¿Cuál es la promesa?: que diversos fabricantes incluyan esta característica en los productos que verán la luz durante el primer trimestre de 2016.

En este video es posible conocer más detalles en torno a las tecnologías que desarrolla Synaptics.

Una fresca filtración robustece la idea de que las pantallas sensibles serán uno de los gestos novedosos que veremos en los smartphones el próximo año. Phone Arena divulgó una patente presentada por Samsung, la cual detalla un sistema que permite a una pantalla reconocer los grados de presión ejercidos. Anteriormente había circulado un rumor el cual señaló que el Galaxy S7 (el cual sería presentado en MWC 2016) llegaría con una tecnología similar a ForceTouch. En tanto, la patente divulgada pronto se asoció al venidero teléfono insignia de la surcoreana.