Samsung tendrá pantallas plegables en 2015

Como iniciativa para repuntar sus ventas, la compañía planea una producción de dispositivos con screen tan flexibles que se puedan doblar como un libro.

Aunque no es una novedad que las pantallas son cada vez más flexibles y que tanto los televisores como las tabletas y smartphones van en camino a curvar sus screens, Samsung parece haber tomado la decisión de incorporar definitivamente su proyecto de display plegables, idea que viene elaborando desde el CES 2013.

Distintos medios se han hecho eco de los resultados financieros de la firma surcorena, que delata una caída del 60% de sus puntos operativos durante el trimestre de julio a septiembre respecto al mismo período del año anterior. Esta noticia, que implica la baja más significativa desde el año 2011, inquieta en los pasillos comerciales de la empresa y los pone a trabajar en ideas innovadoras. Cuanto menos, en retomar las que tenían en carpeta.

Una de ellas es el desarrollo de pantallas plegables. Luego de que otras empresas como Xiaomi, Huawei y hasta LG llamen la atención de los usuarios con su despliegue de terminales cóncavas, a Samsung no le queda otra que buscar un batacazo para levantar sus ventas.

Según revela el sitio Xataka, el vicepresidente de Samsung Display, Lee Chang-hoon, dijo esta semana que están interesados en poner en práctica este tipo de tecnología. Claro que esto no es nuevo para la firma que habla de estas pantallas desde hace varios años. Ahora resulta que según uno de los ejecutivos estarían trabajando en una población de entre 30 y 40 mil dispositivos con estos display.

A diferencia de la “moda” curva que tuvo más repercusión con el G-Flex de LG, pero en donde Samsung también echó mano con el Galaxy Round y Note Edge, las nuevas pantallas flexibles que llegarían en el 2015 no sólo son cóncavas sino que además se pueden doblar como un libro.

¿Volverán los teléfonos con tapita? Claro que ahora la tapa también sería parte de la pantalla.