Todo lo que necesitas saber sobre dominios

¿Te han contado que para estar en internet necesitas un dominio pero nadie te ha dicho qué es, dónde comprarlo o cómo registrarlo? ¡No desesperes! 

Desde que haces la búsqueda de disponibilidad de un dominio, el proceso de registro no demora más de 2 minutos, sin trámites ni presentación de ninguna documentación más que procesar el pago. Hoy te contamos todo lo que necesitas saber sobre dominios para dar el primer paso en el camino de tu presencia online.

El mundo online tiene tantos conceptos y elementos que es normal que a veces nos sintamos un poco mareados con respecto al significado de cada uno. Sin embargo, es necesario conocer algunos de ellos para poder empezar con el pie derecho.

Empezando por el principio: ¿Qué es un dominio?

Imaginemos por un momento que estamos hablando de una tienda física…¿pensarías abrirla sin tener todavía un nombre y una dirección para ella? Esperamos que hayas respondido que no. Con el dominio sucede algo parecido, ya que dicho de manera simple, es el nombre y la dirección que las personas usarán para encontrar tu sitio web en internet. 

Un dominio de internet se forma a partir de dos elementos principales. Por ejemplo, el nombre de dominio donweb.com consiste del nombre del sitio web (DonWeb) y la extensión del dominio (.com). Cuando una empresa o una persona compra un dominio web, puede especificar a qué servidor apunta el nombre de dominio.

Los registros de nombres de dominios son supervisados ​​por una organización llamada ICANN (Corporación de Internet para Nombres y Números Asignados, por sus siglas en inglés). ICANN especifica qué extensiones de dominios están disponibles y mantiene una base de datos centralizada de dónde apuntan los dominios web.

Dependiendo del tipo de proyecto que tengas en mente, serán más recomendables algunos aspectos u otros, pero ya sea que quieres tener un blog personal, una web corporativa o una tienda online siempre es recomendable tener un dominio propio.

Por eso, es de las primeras decisiones que tendrás que tomar a la hora de comenzar en internet. Debes pensarla bien ya que una buena elección de nombre en la web puede marcar la diferencia desde el momento cero.

¿Cómo funcionan los dominios?

Todos los sitios web que visitas constan de dos elementos principales: un dominio web y un servidor web.

Un servidor web es una máquina física que aloja los archivos y las bases de datos que conforman tu sitio web y los envía a las personas a través de Internet cuando visitan tu sitio desde su computadora.

El dominio web o dominio de internet es lo que las personas escriben para acceder a tu sitio, y apunta el navegador web hacia el servidor que almacena esos recursos. Sin un dominio web, las personas no podrán encontrar tu sitio web. Existen diferentes tipos de dominios que se adaptan a las necesidades de tu sitio.

¿Se puede tener más de un dominio?

La respuesta es, definitivamente, sí. De hecho, registrar más de un dominio tiene muchas ventajas. Puede ser muy  útil para campañas y micrositios o para proteger tu marca y evitar que registren un dominio similar con otra extensión . También pueden ser útiles para evitar confusión con el deletreo. Por ejemplo, si visitas www.gogle.com, serás reenviado a www.google.com.

Además, los dominios pueden usarse para redireccionamientos, esto te permite especificar que hacer que todas las personas que visiten tu dominio, sean enviadas automáticamente a otro. 

¿Cómo saber cuál extensión de dominio es la ideal?

Una vez tengas el nombre de tu sitio definido tendrás que seleccionar la extensión. Si no sabes de qué estamos hablando, no pasa nada, acá te contamos. 

Las extensiones son “el final” de la dirección de tu web como, por ejemplo, .com. Son muchos los factores que pueden influir a la hora de elegirlo, uno de ellos puede ser el país al que vaya dirigida la web o los productos o contenidos que se publiquen en ella. 

Además para ayudarnos y poder personalizar aún más el nombre de tu sitio web existen nuevas extensiones que seguro que no te dejan indiferente ofreciendo una gran variedad de oportunidades y que te ayudará a diferenciarte de la competencia. 

Lo cierto es que si aún no estás seguro de cuál elegir, te recomendamos que comiences por el clásico .com, que cumple tres puntos clave: es internacional, de confianza y fácil de recordar. Sin embargo, también te sugerimos que también registres otros adicionales que estén enfocados a tu nicho y que te permitirán hacer campañas exclusivas, ya que tienen mayor disponibilidad que el .com. Algunos ejemplos de esto son el .online, .site, .store y .uno.

¿Cómo registrar un dominio?

Los diferentes proveedores de nombres de dominios utilizan diferentes sistemas, así que aunque esta respuesta cubre el proceso en general, puede variar ligeramente según el proveedor. Para más detalles, puedes chequear nuestra guía sobre cómo comprar un dominio.

Una duda muy frecuente es dónde se puede comprobar si el dominio que elegimos está libre. Bueno, esa parte es muy simple. Ingresas aquí y escribes el dominio que pensaste para tu sitio. Si está libre, ¡adelante! nadie ha pensado tu idea aún y puedes registrarla. Pero… ¿qué pasa si ya existe? Ese será el momento de dar rienda suelta a tu imaginación. Seguro encontrarás uno que encaje perfecto y haga tu sitio único. 

Puedes adquirir tu dominio personalizado al mejor precio del mercado y pagando en tu moneda local desde nuestro Mercado de Dominios. Allí podrás registrarlo de forma rápida y sencilla, en solo unos minutos podrás empezar a disfrutar de tu dominio y a aprovechar nuestro servicio personalizado.

A partir de ahí, solo es cuestión de completar el proceso de ordenar y pagar tu nuevo dominio. Una vez que se haya registrado, tendrás acceso a un panel de control con todas las herramientas de administración esenciales.

Recuerda que si registras tu nombre, nadie más podrá tenerlo en Internet. Por lo tanto, si aún no tienes tu sitio pero ya ves tu futuro en internet, te recomendamos que registres tu dominio antes de que otra persona lo haga.

¿Cómo transferir un dominio web?

Los dominios web también se pueden transferir entre registradores. Aunque hay algunas condiciones especiales que deben cumplirse:

– Deben transcurrir 60 días o más desde el registro o la última transferencia.

– El dominio no debe estar en estado de Redención, plazo en el que un dominio caducado puede ser recuperado por el titular del mismo antes de poder ser registrado por un tercero o Pendiente de eliminación.

– Debes tener el código de autorización de tu dominio (también conocido como código EPP).

– Los detalles de propiedad del dominio deben ser válidos y los servicios de protección de la privacidad deben estar deshabilitados.

Si bien no es obligatorio transferir tu dominio, tener todos los servicios en un solo lugar puede simplificar enormemente el proceso de administración. En DonWeb, puedes realizar una transferencia de dominio desde cualquier registrador. Nuestros expertos están disponibles para guiarte en todo el proceso y tendrás la seguridad de dejarlo en manos de la empresa líder en registros de dominios de Hispanoamérica.