Windows 7 va a desconfiar de los pendrives

Microsoft informó que Windows 7 no va a ejecutar programas automáticamente usando el AutoRun cuando se inserte un dispositivo de almacenamiento USB.

Que no se diga que en Microsoft no están atentos a los errores del pasado: la gente de Redmond avisó que Windows 7 va a manejar distinto el uso de dispositivos USB.

En una respuesta clara al pánico que generó el virus Conficker, que aprovechaba una característica de Windows conocida como AutoRun para reproducirse desde cualquier dispositivo de almacenamiento USB, Microsoft informó desde su blog de Investigación y Defensa contra la Inseguridad, que va a hacer hincapié en ese tema cuando lance la nueva versión de su sistema operativo.

AutoRun es, según se describe en el blog de Microsoft, «una tecnología usada para iniciar automáticamente algunos programas cuando se inserta un CD u otro tipo de dispositivo de almacenamiento. La función principal de AutoRun es proveer una respuesta en software a las acciones de hardware que un usuario realiza delante de una computadora.»

En Windows 7, si un pendrive se conecta a la PC, AutoRun directamente no va a aparecer.

Eso no implica que se elimine esa característica. Lo que van a hacer es limitar su uso. Cuando se lance Windows 7, AutoRun sólo va a funcionar con CDs y DVDs. Es decir, se lo va a excluir de los dispositivos no ópticos removibles.

Cuando se inserte un dispositivo de este tipo, una ventana de AutoPlay va a aparecer para advertir que el programa que se está por ejecutar proviene de un disco externo.

Aunque no es 100% efectivo: algunos pendrives USB diferenciados, como los que traen soft U3, van a seguir siendo interpretados como DVDs, así que el AutoRun va a correr igual. Esto ocurre porque «el tipo de dispositivo está determinado a nivel hardware», explican en el blog.

Como es una solución de seguridad importante (Conficker no es el único virus que se aprovechó del AutoRun), Microsoft piensa introducir el cambio en el próximo release candidate de Windows 7, que sale para desarrolladores esta semana y al público el 5 de mayo.

Microsoft anunció que el cambio también va a estar disponible en Windows Vista y Windows XP. Aunque, por el momento, no confirmó la fecha de lanzamiento de la actualización.